World Council of Churches

Una comunidad mundial de iglesias que buscan la unidad, el testimonio común y el servicio

Usted está aquí: Inicio / Sala de prensa / Noticias / Obispa Rosemarie Wenner: “Mantengan los ojos abiertos y defiendan la justicia”

Obispa Rosemarie Wenner: “Mantengan los ojos abiertos y defiendan la justicia”

Obispa Rosemarie Wenner: “Mantengan los ojos abiertos y defiendan la justicia”

Foto: Ivars Kupcis/CMI

10 de octubre de 2019

Versión en español publicada el: 11 de octubre de 2019

Nuestra serie de entrevistas con los embajadores de los “Jueves de negro” da visibilidad a aquellos que desempeñan un papel fundamental para aumentar el impacto de nuestro llamado colectivo por un mundo sin violaciones ni violencia.

La obispa Rosemarie Wenner es secretaria del Consejo Metodista Mundial en Ginebra.

Pregunta: ¿Cómo se involucró en los “Jueves de negro”?

Obispa Rosemarie: Fue gracias al Consejo Mundial de Iglesias, cuando supe que ustedes estaban apoyando esta importante iniciativa e instando a las iglesias miembros a que participasen en ella. No me llevó mucho tiempo comprometerme porque realmente creo que es una muestra de solidaridad muy significativa, y una manera de recordarnos a nosotros mismos internamente la importancia de la justicia de género. Tenemos que ser solidarios con las personas que sufren violaciones y otras formas de violencia.

Pregunta: ¿Cómo se lleva a cabo esto en su iglesia?

Obispa Rosemarie: Trabajo para el Consejo Metodista Mundial, del que forman parte muchas iglesias metodistas wesleyanas, unidas y en vías de unión. Cuenta con 80 iglesias miembros en total, en todo el mundo. En nuestra última reunión del consejo en el mes de julio presentamos la campaña “Jueves de negro” a todos los miembros del consejo, y les pedimos que la trasladasen a sus respectivos contextos. En ese momento, me di cuenta de que muchas de las iglesias ya estaban participando, por ejemplo, las iglesias metodistas de África Occidental, en las que había grupos de mujeres que ya se ocupaban de ello. Tenemos una organización de mujeres dentro del Consejo Metodista Mundial, la Federación Mundial de Mujeres Metodistas y de la Iglesia Unida. Estos grupos ya están comprometidos con la iniciativa; no empezaron cuando yo se la presenté. Ahora, nos enfocamos aprovechar realmente todas las posibilidades de llevar los “Jueves en negro” a las comunidades locales.

Pregunta: ¿Ha observado algún cambio en la forma en que la gente aborda los temas de género o de violencia?

Obispa Rosemarie: En primer lugar, creo que es realmente útil encontrarnos con los demás en el diálogo. Me han preguntado mucho por la campaña porque la gente solo me ve vestida de negro los jueves. Rara vez me visto de negro, así que la gente me pregunta: “¿ha muerto alguien en tu familia?” Entonces tengo la ocasión de hablarles del sufrimiento, del dolor y de las injusticias que están experimentando tantas personas en este mundo.

Por otro lado, aparte de estar más sensibilizados acerca de la campaña de los Jueves de negro, todavía no he visto muchas medidas concretas en la iglesia hasta ahora, pero creo que, con el tiempo, si se trata de algo que se hace todas las semanas, la gente reconsiderará su enfoque. Aunque todos nosotros, en las iglesias, a menudo afirmamos que nos enfrentamos abiertamente a las injusticias en el mundo, tenemos dificultades para examinar nuestros propios sistemas internamente; aquellos sistemas de las iglesias que a menudo favorecen el abuso de las mujeres y las niñas, y también de los hombres y los niños, debido a la confianza que existe entre las personas. Existen espacios para tener conversaciones íntimas sobre la fe, sobre quiénes somos, sobre nuestra vida, así que tenemos que empezar a crear lugares seguros para todos en el interior de las iglesias, y a describir mecanismos por los que las personas que sufren abusos puedan encontrar avenidas para investigar estos casos y trabajar realmente por la justicia. En este aspecto, creo que muchas de las iglesias de la comunión metodista están empezando a realizar una labor y, por supuesto, se comprometen en sus sociedades. No sé cuánto de ello depende concretamente de esta iniciativa, pero veo que están ocurriendo cosas buenas.

Además, me gustaría que pudiéramos examinar nuestra teología. Por supuesto, por las referencias bíblicas sabemos cosas como que no hay hombre ni mujer ; sin embargo, la iglesia sigue siendo un sistema patriarcal en su totalidad y no hay tantas mujeres en posiciones de alto liderazgo. No hay una representación igualitaria, y empezar por ahí también es importante. La iglesia es un signo para el mundo de un tipo diferente de relación construida sobre la justicia, la igualdad y el respeto, sin importar quiénes sean las personas, y especialmente hacia aquellos que a menudo son marginados.

Q: ¿Cuál es su mensaje sobre el primer paso que la gente debería dar?

Obispa Rosemarie: El primer paso es mantener los ojos abiertos, ver a las personas. Miren lo que sucede, estén preparados para interferir si es necesario, estén dispuestos a defender la igualdad por la justicia, y no ignoren el dolor que está teniendo lugar en este mundo. En los casos de violación, de la violencia, el dolor a menudo está escondido, así que es muy importante mantener los ojos abiertos y luchar por la justicia.

 

Para más información sobre los embajadores de los Jueves de negro, pónganse en contacto con media@wcc-coe.org.

 

Los Jueves de Negro

Embajadores de los Jueves de negro

Los “embajadores” lideran la iniciativa de solidaridad los Jueves de negro (comunicado de prensa del CMI del 5 de septiembre de 2019)