World Council of Churches

Una comunidad mundial de iglesias que buscan la unidad, el testimonio común y el servicio

Usted está aquí: Inicio / Sala de prensa / Eventos / Destellos de paz para la península de Corea y por un mundo libre de armas nucleares

Destellos de paz para la península de Corea y por un mundo libre de armas nucleares

En una campaña mundial, el Consejo Mundial de Iglesias invita a las personas del mundo entero a hacer brillar “una luz de la paz” para la península de Corea y por un mundo libre de armas nucleares.
Destellos de paz para la península de Corea y por un mundo libre de armas nucleares

Fotografía: Paul Jeffrey/CMI

Detalles del evento

Cuándo

03 - 10 de diciembre de 2017

Dónde

En todo el mundo

Agregar evento al calendario

En una campaña mundial, el Consejo Mundial de Iglesias invita a las personas del mundo entero a hacer brillar “una luz de la paz” para la península de Corea y por un mundo libre de armas nucleares.

El primer domingo de Adviento, el 3 de diciembre, el CMI invita a la comunidad cristiana mundial a expresar su solidaridad con el pueblo coreano y a apoyar los esfuerzos para mitigar las tensiones y fomentar la esperanza.

El segundo domingo de Adviento, el 10 de diciembre, uno de los asociados del CMI, la Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares​, recibirá el Premio Nobel de la Paz en una ceremonia de entrega de galardones que tendrá lugar en Oslo (Noruega).

Mediante el gesto de encender velas durante las oraciones y los cultos dos domingos seguidos, personas de diferentes naciones y tradiciones religiosas pueden unirse y amplificar las voces de la paz.

En el marco de esta campaña, el CMI publicará oraciones especiales, fotografías en las redes sociales, comunicados de prensa y reportajes en vídeo.

Oraciones

-----
¡Dios de vida, condúcenos a la justicia y la paz! Esta fue nuestra plegaria en Busan (Corea) hace 4 años, y sigue siendo nuestra plegaria hoy, cuando nos llegan las noticias de amenazas de guerra en la península de Corea.

¡Dios de luz, condúcenos a la justicia y la paz! Esta es nuestra oración al dar comienzo este tiempo de Adviento, expresándole nuestra esperanza a la luz del mundo que ha venido a nosotros en Jesucristo, el Príncipe de la paz.

¡Dios de esperanza, condúcenos a la justicia y la paz! Esta es nuestra oración ante la realidad de las injusticias y de los conflictos sin resolver que se extienden y se intensifican, llegando a adquirir dimensiones descomunales; cuando vemos cómo el horizonte se llena de preocupaciones para el futuro de la población de Corea.

Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo, dador de vida, salvador y consolador, concédele la paz al pueblo de Corea y a todos los pueblos del mundo.

Señor, permite que nuestra luz brille dondequiera que estemos, para que podamos compartir la vida y la esperanza que nos has dado.

Señor, en tu misericordia, escucha nuestras oraciones.

Amén
-----

Dios de gloria y misericordia, volvemos nuestros rostros y nuestros corazones hacia ti con gratitud por tu profundo amor por tu Creación. Te damos gracias por tu generosidad en los momentos de luz y por tu fidelidad en los momentos de oscuridad.

Elevamos nuestras plegarias en nombre de nuestros hermanos y hermanas de la península de Corea. Seguimos orando por que llegue el día en el que las personas vuelvan a encontrarse y puedan vivir en paz, desde la montaña más recóndita en el norte hasta la montaña más recóndita en el sur.

Fluyen las amenazas, y se cierne la amenaza nuclear, pero confiamos en tu entrega inquebrantable a todos nosotros. Tú eres nuestro refugio y nuestra fuerza. Oramos por que reinen el amor y la paz, y la vida en abundancia para todos tus hijos. Amén.