World Council of Churches

Una comunidad mundial de iglesias que buscan la unidad, el testimonio común y el servicio

Usted está aquí: Inicio / Sala de prensa / Noticias / La Comisión de Fe y Constitución del CMI establece las orientaciones futuras

La Comisión de Fe y Constitución del CMI establece las orientaciones futuras

La Comisión de Fe y Constitución del CMI establece las orientaciones futuras

Participantes en una reunión de la Comisión de Fe y Constitución del CMI en el Monasterio de Caraiman, en Rumanía. © Iglesia Ortodoxa Rumana

25 de junio de 2015

Versión en español publicada el: 01 de julio de 2015

En una reunión que tuvo lugar del 17 al 24 de junio, la recientemente reconstituida Comisión de Fe y Constitución del Consejo Mundial de Iglesias (CMI) empezó a definir sus principales trayectorias en los ámbitos del estudio ecuménico y la actividad común, desde 2015 hasta la próxima Asamblea del CMI en 2020.

Reunidos en el monasterio de Caraiman, en Rumanía, los 49 miembros de la Comisión decidieron centrar su labor futura en el examen de los fundamentos teológicos del aspecto central de los programas del CMI, "la peregrinación de justicia y paz"; continuar su trabajo en el diálogo y el descubrimiento de una base común entre las iglesias en lo relativo a la doctrina cristiana de la Iglesia; y coordinar las consultas y seminarios sobre las formas en que las iglesias participan en procesos de "discernimiento moral" a la hora de decidir sobre políticas orientadas a la acción en temas como el cambio climático, la esclavitud, el apartheid, la sexualidad humana y los asuntos de la vida y la muerte.

La comisión promoverá asimismo actividades a largo plazo, como la colaboración con el Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, de la Iglesia Católica Romana, por ejemplo, facilitando la preparación anual de los recursos para la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos y uniéndose a otras oficinas del CMI y organismos asociados en actividades relacionadas con el diálogo interreligioso y la cooperación. También trabaja con la Red Ecuménica de Defensa de las Personas Discapacitadas y la Red Ecuménica de Pueblos Indígenas.

La moderadora de la comisión es la Rev. Dr. Susan Durber, teóloga británica de la Iglesia Reformada Unida del Reino Unido. En su declaración de la reunión de clausura Durber dijo a los comisionados que "sentía que soplaban nuevos vientos".

Recordó a los comisionados y al personal que "la Iglesia es una creación de Dios y no nuestra" y argumentó que es inútil preocuparse por las instituciones religiosas: “¡Erradiquemos la pobreza, ahí está la verdadera crisis!"

Al referirse a la globalización económica y cultural de principios del siglo XXI, Durber planteó la siguiente pregunta: "¿Qué aporta la unidad cristiana a un mundo que trata de imponer otro tipo de unidad?" Y ofreció estas palabras de sosiego: "Podemos permitirnos estar tranquilos porque Cristo ya ha hecho lo que hay que hacer".

La peregrinación en un mundo plural

Una de las tareas principales de la reunión fue establecer los grupos de trabajo para supervisar los proyectos seleccionados por la comisión. Aunque esos grupos definirán los detalles en próximas reuniones, en la última mitad de este decenio se ha ido desvelando el panorama general de las preocupaciones de Fe y Constitución.

El grupo de trabajo que se ocupa de temas relacionados con "la peregrinación de justicia y paz" espera poder promover el debate sobre los fundamentos teológicos de la peregrinación. Se plantearán las distintas formas en que pueden experimentarse la noción y la práctica de la peregrinación en una era multicultural, multirreligiosa y laica, sin olvidar a las minorías y a las iglesias oprimidas. Otro tema que se debe abordar se describió como "la responsabilidad cristiana y la esperanza en un mundo roto". La crisis medioambiental puede abordarse en este apartado, junto con la justicia y la paz.

La Iglesia

En la teología cristiana el estudio de la doctrina de la Iglesia se denomina "eclesiología". Una serie de documentos de Fe y Constitución han abordado diferentes aspectos de la eclesiología y del diálogo ecuménico, incluidas las publicaciones Bautismo, Eucaristía y Ministerio; Naturaleza y Finalidad de la Iglesia; La Naturaleza y la Misión de la Iglesia ; y La Iglesia: hacia una visión común Se siguen recibiendo respuestas a las preguntas planteadas en el último de esos documentos, las cuales serán analizadas junto con el historial de retos y acuerdos que surgieron a raíz de las publicaciones anteriores. También continuará el diálogo permanente entre iglesias muy diversas.

El discernimiento moral y las fuentes de la ética social cristiana

Se celebrarán consultas sobre la forma en que algunas iglesias alcanzan decisiones morales, revisitando casos históricos en los que se han dado cambios de postura ante cuestiones morales. Entre algunos de los casos propuestos destacan las políticas de las iglesias sobre la esclavitud, el apartheid, el aborto, el suicidio, la eutanasia y la ordenación ministerial de las mujeres.

La semana próxima el personal de Fe y Constitución en Ginebra presentará las propuestas de presupuesto para el año fiscal 2016. Los proyectos recomendados se gestionarán en función de los recursos que proporcionen el CMI y sus asociados interesados.

Un patrimonio ecuménico

El movimiento de Fe y Constitución entre las iglesias cristianas fue creado durante los primeros años del siglo XX y se organizó a escala mundial mediante su primera conferencia internacional, celebrada en Lausanne, Suiza, en 1927. Allí los delegados de varias iglesias cristianas proclamaron que "Dios desea la unidad" y que "sea cual sea la justificación que demos al principio de la desunión, lamentamos que perdure".

El Consejo Mundial de Iglesias nació tras la Segunda Guerra Mundial, en gran medida a través de una fusión del movimiento  de Fe y Constitución, de orientación teológica, y del movimiento Vida y Acción, centrado principalmente en buscar formas prácticas en que las iglesias pudieran afrontar juntas la injusticia y actuaran al unísono en cuestiones de interés social.

Inicialmente formado por iglesias ortodoxas, anglicanas y protestantes, el movimiento de Fe y Constitución ha continuado su labor como una comisión del CMI y ahora incluye a iglesias que no son miembros formales del Consejo. La Iglesia Católica Romana se hizo participante de pleno derecho tras el Concilio Vaticano II de la década de 1960, y las Asambleas de Dios es un miembro de la comisión.

Más información sobre la Comisión de Fe y Constitución del CMI