World Council of Churches

Una comunidad mundial de iglesias que buscan la unidad, el testimonio común y el servicio

Usted está aquí: Inicio / Sala de prensa / Noticias / Día Mundial de la Traducción, una invitación a “vivir la diversidad lingüística como un enriquecimiento”

Día Mundial de la Traducción, una invitación a “vivir la diversidad lingüística como un enriquecimiento”

Día Mundial de la Traducción, una invitación a “vivir la diversidad lingüística como un enriquecimiento”

Foto: Ivars Kupcis/CMI

30 de septiembre de 2019

Versión en español publicada el: 02 de octubre de 2019

Dr Alexander M. Schweitzer es director ejecutivo del Ministerio Bíblico y director de Traducción Bíblica Mundial del Equipo de Misión Mundial de las Sociedades Bíblicas Unidas. Con motivo del Día Mundial de la Traducción, Schweitzer compartió sus reflexiones sobre los retos que plantea la traducción, así como el gran enriquecimiento que supone para nuestro mundo.

¿Cuántas traducciones de la Biblia existen hoy en el mundo?

Dr. Schweitzer: La Biblia entera ha sido traducida a 700 idiomas, el Nuevo Testamento a más de 1500 y hay más de 1100 traducciones de partes de ella (por ejemplo, de los Evangelios, salmos o algunos libros). Dado que en el mundo existen 7100 lenguas, hay más de 3700 que no tienen traducción de la Biblia. Estas cifras incluyen los lenguajes de signos.

¿Cuáles son algunas de las traducciones más recientes?

Dr. Schweitzer: A pesar de que la traducción de la Biblia entera o del Nuevo Testamento requiere varios años, hay cientos de idiomas que cada año reciben una primera traducción. Entre las lenguas a las que el año pasado se tradujo la Biblia entera, figuran, por ejemplo, el lusamia-lugwe (Uganda-Kenia, con 650 000 hablantes), el kalanga (Botsuana, con 142 000 hablantes), el rote (Indonesia, con 30 000 hablantes) y el malto (India, con 51 000 hablantes). El Nuevo Testamento fue traducido, entre otros, al waray del norte (Filipinas, con 632 000 hablantes), al blin (Eritrea, con 112 000 hablantes), al korku (India, 550 000 hablantes) o el lemi (Myanmar, 12 000 hablantes). En 2018, las Sociedades Bíblicas ayudaron a finalizar las traducciones a 66 idiomas utilizados por 440 millones de personas.

¿Cuál es el principal reto que plantean las traducciones?

La traducción de la Biblia se enfrenta a varios niveles.

Desafíos culturales: Los textos bíblicos reflejan culturas específicas del antiguo Oriente Próximo. Y como a menudo no es fácil traducir ciertas realidades culturales a otras culturas, los traductores se enfrentan a una dificultad constante a la hora de intentar preservar las especificidades culturales semíticas que forman parte del mensaje, haciendo, al mismo tiempo, que tengan sentido en la cultura del destinatario.

Desafíos lingüísticos: La Biblia contiene muchos géneros literarios diferentes. Además, muchas lenguas, en su literatura, no tienen ciertos géneros presentes en la Biblia. Otra dificultad lingüística radica en el vocabulario teológico. Términos clave, como la redención, el perdón, la culpa, el levirato, etc., no existen en muchos idiomas. ¿Cómo traducirlos cuando no hay un equivalente literario o teológico?

Las tradiciones y teologías eclesiales tienen una tremenda influencia en el proceso de traducción de la Biblia. Esto se hace más patente cuando el idioma ya cuenta con una traducción alrededor de la cual se ha desarrollado una teología. A menudo, la traducción previa se considera como un “pseudo-original”, y ello hace que sea muy difícil adoptar otros enfoques en una nueva traducción.

Entre las dificultades administrativas cabe mencionar el aspecto financiero y, especialmente, la necesidad de coordinar la solicitud, los deseos y los requisitos locales con las ideas y la voluntad de los donantes. Es posible lograr una comprensión más profunda de las complejidades y dificultades que entraña la traducción de la Biblia ofreciendo posibilidades de inmersión y exposición a los donantes, que a menudo vienen con una perspectiva del Norte, del “primer mundo”.

¿Tiene un deseo particular para la celebración del Día Mundial de la Traducción?

Dr. Schweitzer: El Año Internacional de las Lenguas Indígenas de la UNESCO nos invita a reconocer la contribución única que cada lengua y cada cultura ofrecen para mejorar la comprensión de los textos bíblicos. Mi deseo es que el Día Mundial de la Traducción nos recuerde la complejidad de la tarea de la traducción, pero que nos lo tomemos como una invitación a vivir la diversidad lingüística como un enriquecimiento y una profundización de nuestra comprensión de la palabra de Dios, que se ha querido encarnar en distintas culturas.

¿Cuál es su versículo preferido?

Dr. Schweitzer: Si intento leer la Biblia en estrecha conexión con mi vida mis versículos o pasajes “favoritos” cambian constantemente. Pero hay algunos “favoritos” recurrentes, aparte de los dos o tres de siempre, como el Sermón de la Montaña. Y a menudo los encuentro en los Salmos. Uno de ellos es el Salmo 139, sobre todo el inicio: “Señor, tú me has examinado y me conoces; ¿Cómo podría huir de tu presencia? Si subiera yo a los cielos, allí estás tú; si me tendiera en el sepulcro, también estás allí. Si levantara el vuelo hacia el sol naciente, o si habitara en los confines del mar, aun allí tu mano me sostendría”.

Sociedades Bíblicas Unidas