World Council of Churches

Una comunidad mundial de iglesias que buscan la unidad, el testimonio común y el servicio

Usted está aquí: Inicio / Documentación / Fondo documental / Comité Central / Ginebra, 2009 / Informe del Comité sobre Cuestiones de Actualidad / Nota sobre la situación que afecta a la Iglesia Metodista de Fiji y Rotuma

Nota sobre la situación que afecta a la Iglesia Metodista de Fiji y Rotuma

02 de septiembre de 2009

"Si un miembro padece, todos los miembros se duelen con él.” (1 Corintios 12:26)

1. En diciembre de 2006, el gobierno electo de Fiji, un país insular del Pacífico de unos 920.000 habitantes, fue derrocado en un golpe de estado y se instauró un “gobierno provisional”, con el comandante de las fuerzas armadas, comodoro Frank Bainimarama, como primer ministro. En abril de 2009, el Tribunal de Apelaciones de Fiji declaró ilegal el golpe de estado. En pocos días, el gobierno provisional revocó la Constitución nacional, desmanteló el poder judicial, introdujo la censura de los medios de comunicación y anunció un reglamento público de emergencia, que, entre otras cosas, establecía el requisito de emisión de permisos gubernamentales para las reuniones que se celebrasen, incluyendo las reuniones de la iglesia.

2. La población de Fiji consiste en dos grupos principales: los fiyianos nativos, que constituyen aproximadamente 55% de la población, y los fiyianos de origen indio, que son descendientes de los trabajadores traídos de la India en el siglo diecinueve y constituyen cerca de 42% de la población. La gran mayoría de los fiyianos nativos son cristianos (más de 95%), y el cristianismo está ampliamente integrado en la cultura fiyiana, gracias especialmente a la Iglesia Metodista. Los fiyianos de origen indio son principalmente de la religión hindú (28% de la población total) o musulmanes (6%).

3. Casi dos tercios de los fiyianos nativos pertenecen a la Iglesia Metodista, una iglesia miembro del Consejo Mundial de Iglesias (CMI). En total, cerca de 35% de los fiyianos son metodistas (327.000 miembros que incluyen a algunos fiyianos de origen indio). La Iglesia Católica Romana es la segunda denominación más grande; cuenta con unos 60.000 miembros. La Iglesia Anglicana, con cerca de 8.000 miembros, es la única iglesia aparte de la metodista que es miembro del CMI en Fiji.

4. También tuvieron lugar golpes de estado en 1987 y en el año 2000. Estos primeros golpes de estado se consideraron beneficiosos para los intereses políticos de los fiyianos nativos, y la percepción general es que la Iglesia Metodista, con su significativa membresía nativa, los apoyó. No obstante, el golpe de estado de 2006 se consideró favorable a la población fiyiana de origen indio, y el gobierno provisional ha reducido significativamente el papel de la cultura fiyiana tradicional en la vida nacional de Fiji. Un ejemplo de esto es que el gobierno provisional ha puesto fin a las funciones del Consejo de Jefes, que tenía un papel de peso anteriormente.

5. Inmediatamente después del golpe de estado de 2006, la iglesia emitió declaraciones en las que deploraba el golpe y afirmaba la ilegalidad del gobierno interino. Muchas otras de las pequeñas iglesias se unieron a los metodistas en la declaración pública de este punto de vista; a pesar de esto, constatamos que, lamentablemente, existe poca comunicación entre las iglesias Metodista, Anglicana y Católica Romana en la actualidad. La Iglesia Metodista ha mantenido su posición pública con respecto a la ilegalidad del gobierno interino desde 2006. Como consecuencia, se ha negado a contribuir a los procesos iniciados por el gobierno provisional para la participación de la comunidad en la planificación del futuro de Fiji. Aunque esta política de la iglesia es comprensible y perfectamente válida, significa que, por desgracia, la iglesia se ha excluido de procesos que pueden tener un gran impacto en los elementos que conformarán al país en el futuro.

6. Desde mayo de 2009, el gobierno provisional ha iniciado las siguientes acciones contra la Iglesia Metodista:

  • prohibición de la celebración de la conferencia anual de 2009 de dicha iglesia, que es su órgano de gobierno principal (y la prohibición podría permanecer vigente hasta el retorno a la democracia que se planifica para 2014):

  • prohibición del festival anual de coros de la iglesia, que se celebra junto con la conferencia y que contribuye a la recaudación de fondos anual para la vida y la misión de la iglesia;

  • arrestación e inculpación de nueve líderes metodistas, incluido el presidente y el secretario general que han entrañado violaciones del reglamento de emergencia; los nueve han sido puestos en libertad bajo fianza, con condiciones estrictas que de lo que pueden y no hacer en las que se incluye la entrega de sus pasaportes.

  • orden de que la iglesia no celebre la ceremonia de investidura de su presidente y su secretario general, que estaba programada para tener lugar el 23 de agosto;

  • Prohibición del programa de radio semanal de la Iglesia Metodista y del programa de radio semanal dirigido por el secretario general de la Iglesia Metodista.

7. En agosto de 2009, el CMI organizó una visita a Fiji de un equipo de tres líderes religiosos de países vecinos, con el principal cometido de expresar su solidaridad y su apoyo a la Iglesia Metodista en estos momentos. El CMI recuerda con gratitud la generosa acogida y la asistencia para la organización de la visita prodigada al equipo del CMI por la Conferencia de Iglesias del Pacífico (CIP). El equipo se reunió con los líderes de la Iglesia Metodista y participó en el culto en la Iglesia del Centenario, en Suva, el 23 de agosto. El equipo también se reunió con los líderes de la CIP, con el obispo anglicano Apimeleki Qiliho, con varias organizaciones no gubernamentales y con el primer ministro Bainimarama. El primer ministro afirma con convicción que entre los líderes de la Iglesia Metodista hay etno-nacionalistas a los que ve más como políticos que como líderes de la iglesia, y que son las aspiraciones políticas y los actos etno-nacionalistas de estos líderes las que han llevado a su gobierno a actuar en contra de la iglesia. El equipo recibió con agrado el hecho de que el primer ministro le asegurara que el gobierno provisional está abierto al diálogo con la Iglesia Metodista.

8. Existe una gran diversidad de opiniones entre los fiyianos con respecto al gobierno provisional. Los puntos de vista varían entre el firme apoyo al mismo, especialmente en lo que se refiere a sus iniciativas hacia una sociedad más justa, multirracial y plurirreligiosa, y la total oposición al gobierno provisional y todo lo que parece representar. A algunos les preocupa que, aunque el gobierno provisional haya declarado sus planes de volver a la democracia en 2014, la fecha pueda aplazarse y Fiji pueda estar gobernada a largo plazo por una dictadura militar o una junta militar. Estos diferentes puntos de vista están presentes también entre los miembros de la Iglesia Metodista.

La Iglesia Metodista ha realizado el firme compromiso de no responder a las acciones del gobierno provisional de un modo que pueda desatar manifestaciones públicas contra el gobierno y posible violencia y derramamiento de sangre. Es el encarecido deseo de la iglesia que se encuentre una solución pacífica a las dificultades a las que se enfrentan. La iglesia está abierta al diálogo con el gobierno provisional, con o sin la asistencia de un mediador, y a enmendar su política de no participación en los procesos comunitarios y gubernamentales en los que está en juego el futuro de Fiji.

Por consiguiente, el Comité Central del CMI, reunido en Ginebra, Suiza, del 26 de agosto al 2 de septiembre de 2009:

A. Expresa su preocupación por las iniciativas emprendidas por el gobierno provisional de Fiji contra la Iglesia Metodista en Fiji y Rotuma.

B. Felicita a la Iglesia Metodista de Fiji y Rotuma por su cuidadosa y comedida respuesta a las iniciativas llevadas a cabo contra la iglesia por el gobierno provisional de Fiji.

C. Anima a la Conferencia de Iglesias del Pacífico a facilitar el fomento del diálogo entre las iglesias de Fiji, especialmente entre las iglesias Metodista, Anglicana y Católica Romana.

D. Insta a la Iglesia Metodista en Fiji y Rotuma a buscar la oportunidad de entablar el diálogo con el gobierno provisional.

E. Anima a la Iglesia Metodista en Fiji y Rotuma a reconsiderar su participación en los procesos comunitarios y gubernamentales relacionados con el futuro de la vida política, económica, social e interreligiosa de Fiji, al tiempo que mantiene su posición con respecto a la ilegalidad del gobierno provisional.

F. Solicita que el secretario general del CMI responda sin demora a cualquier petición o sugerencia de las iglesias de Fiji con respecto a otras posibles iniciativas del CMI para apoyar a la iglesia en Fiji.

G. Apela a las Iglesias miembro del CMI para que oren por la nación y el pueblo de Fiji, para que se produzca tan pronto como sea posible un retorno pacífico a la democracia y al estado de derecho, y para que surja una comunidad multirracial y plurirreligiosa vibrante y en convivencia pacífica.

 

Aprobada por consenso unánime

 

La siguiente oración se propone como recurso para facilitar el compromiso de las iglesias con el tema al que se refiere la declaración:

Dios de la paz, te pedimos por la nación y el pueblo de Fiji. Acompaña a las iglesias y al gobierno en su búsqueda de nuevos caminos para construir un país comprometido con la libertad, la justicia y la paz, y el desarrollo de relaciones multirraciales y plurirreligiosas positivas. En el nombre de Cristo, Amén.