Mostrando 1 - 20 de 32

El CMI felicita al Programa Mundial de Alimentos por el Premio Nobel de la Paz

El Consejo Mundial de Iglesias (CMI) celebró la concesión del Premio Nobel de la Paz 2020 al Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas. “Queremos agradecer y felicitar a los dirigentes del Programa Mundial de Alimentos y a cada miembro de su personal”, dijo el Rev. Dr. Ioan Sauca, secretario general interino del CMI. “Esta vital organización multilateral está integrada por muchas personas que trabajan con gran dedicación en las regiones más remotas y vulnerables del mundo, afectadas por conflictos, catástrofes climáticas y crisis económicas”.

Mientras la COVID-19 deja a millones de personas al borde de la inanición, un líder de la iglesia africana afirma que el hambre es un desafío superable

Al tiempo que la ONU advierte que la pandemia del coronavirus está llevando a millones de personas al borde de la inanición en una “hambruna generalizada de proporciones bíblicas”, un alto dirigente cristiano de África ha subrayado que es posible vencer el hambre, un yugo que esclaviza a muchas personas en su continente.

El CMI condena el asesinato de campesinos en Filipinas

El Consejo Mundial de Iglesias (CMI) condenó el asesinato de 14 campesinos a manos de agentes de policía en las ciudades de Canlaón, Manjuyod y Santa Catalina en la región de Negro Oriental, en Filipinas, que tuvo lugar a principios de este mes. El CMI también reiteró su petición al gobierno de Filipinas de poner fin a la cultura de impunidad y garantizar una investigación completa y la rendición de cuentas por estos asesinatos.

El CMI promueve el Día internacional de oración para acabar con el hambre

El Consejo Mundial de Iglesias (CMI), la Alianza Evangélica Mundial y la Conferencia de Iglesias de Toda el África, junto con otras organizaciones humanitarias religiosas relacionadas y una coalición de redes y organizaciones relacionadas con las iglesias, están promoviendo el 10 de junio como segundo Día internacional de oración para acabar con el hambre, observado una vez al año por las congregaciones de todo el mundo.

Las iglesias buscan reavivar su servicio en un mundo herido

Hace setenta años, en el momento de su fundación, el Consejo Mundial de Iglesias (CMI) ya había dedicado años al trabajo diaconal, facilitando el reasentamiento de cientos de miles de refugiados después de la Segunda Guerra Mundial. Ahora, dos generaciones después, el CMI y otras organizaciones ecuménicas hermanas se han reunido para volver a imaginar y reavivar la diaconía para un contexto nuevo y radicalmente diferente.

El CMI y sus asociados planean el Día Internacional de Oración para Acabar con el Hambre

El Consejo Mundial de Iglesias, la Alianza Evangélica Mundial y la Conferencia de Iglesias de Toda el África, junto con organizaciones humanitarias vinculadas a la iglesia y una coalición de redes, organizaciones y asociados eclesiales, están planeando celebrar el 10 de junio de 2018 el segundo Día Internacional de Oración para Acabar con el Hambre, que será celebrado por congregaciones religiosas de todo el mundo.

El Foro Estratégico fortalece el compromiso ecuménico con la diaconía

Diaconía ecuménica significa complementarnos unos a otros en lo que sabemos hacer mejor: servir a nuestras comunidades, haciendo de esta manera que la unidad de la iglesia sea visible para el mundo, convinieron los participantes en el Foro Estratégico Ecuménico sobre Diaconía y Desarrollo Sostenible convocado por el Consejo Mundial de Iglesias (CMI) la semana pasada.

Cumbre del G20: llamamiento a orar por la paz en Hamburgo

El viernes por la tarde, cuando los líderes de los Estados del G20 se reúnan en Hamburgo para debatir asuntos económicos, sociales, medioambientales y políticos mundiales, las iglesias de Alemania invitan a los habitantes de Alemania y del mundo entero a una oración común por la paz.

Millones de personas unen sus corazones y sus mentes para orar por el fin del hambre

El 21 de mayo, Día internacional de oración para acabar con el hambre, millones de personas de comunidades de fe, organizaciones y vecindarios de todo el mundo oraron, tuitearon, publicaron mensajes y conversaron cara a cara sobre las medidas urgentes necesarias para ayudar a los veinte millones de personas que pasan hambre en Sudán del Sur, Somalia, Yemen y Nigeria.