World Council of Churches

Una comunidad mundial de iglesias que buscan la unidad, el testimonio común y el servicio

Usted está aquí: Inicio / Documentación / Calendario de oraciones / Austria, Lichtenstein, Suiza

Austria, Lichtenstein, Suiza

Damos gracias por: El alto nivel de vida y la disponibilidad de una educación y servicios médicos de alta calidad que gozan las personas que viven en estos prósperos países. Los largos siglos de tradiciones y testimonio Cristiano, especialmente por los Cristianos dedicados a servir a los demás. La labor del Consejo Mundial de Iglesias y otras organizaciones ecuménicas, la YMCA y la YWCA , todas con oficinas en Ginebra. Las numerosas agencias ecuménicas e internacionales basadas en Ginebra y Viena, especialmente el Comité Internacional de la Cruz Roja y las agencias de las Naciones Unidas. La historia de acogida de refugiados. Los regalos que aportan los extranjeros a la riqueza de sus culturas. La gloriosa belleza de los Alpes. Las personas que luchan para reducir los gases de efecto invernadero para aliviar el calentamiento global que provoca que se derritan los glaciares en los Alpes.
Austria, Lichtenstein, Suiza

Ginebra, Course de l'Escalade 2016.

11 - 17 de febrero de 2018

Intercesiones

Damos gracias por:

  • La calidad de vida que disfrutan muchos ciudadanos en estos países y por su compromiso de proporcionar ayuda a las personas necesitadas en todo el mundo.
  • Las organizaciones basadas aquí que tienen por objeto mejorar el entendimiento ecuménico e interreligioso y colaborar por el bien común de todos los seres humanos y toda la creación.
  • La transparencia política y económica en estos países.
  • Las personas que tienden la mano a los migrantes y se oponen a las actitudes y prácticas negativas hacia ellos.

Oramos por:

  • Las prácticas ambientales que preservan el medio ambiente, en particular los glaciares que se están derritiendo en los Alpes.
  • La labor de justicia, reconciliación y paz que llevan a cabo las personas y las organizaciones de estos países para configurar una globalización que beneficie a todo el mundo.
  • La libertad religiosa, también por la de los creyentes de tradiciones no cristianas.
  • La superación del miedo y la acogida y aceptación de las personas que no pertenecen a las tradiciones étnicas históricas de estos países.

Oraciones

Alabar al Señor (tras el Salmo 103:1)

‘¡Bendice, alma mía, al Señor!
¡Bendiga todo mi ser su santo nombre!’

Anhelo y curiosidad,
pasión y amor,
Bendiga todo mi ser su santo nombre.

Poder y fortaleza,
audacia y entusiasmo,
Bendiga todo mi ser su santo nombre.

Libertad y deseo,
alegría y felicidad,
Bendiga todo mi ser su santo nombre.

Decepción e ira,
molestia y resentimiento,
Bendiga todo mi ser su santo nombre.

Dolor y ansiedad,
duda e inquietud,
Bendiga todo mi ser su santo nombre.

Estrés y resistencia,
fracaso y vergüenza,
Bendiga todo mi ser su santo nombre.

Cuidado y paciencia,
esperanza y confianza,
Bendiga todo mi ser su santo nombre.

(Karl Veitschegger (Austria))

Afirmación de fe

¡Escucha! El Señor, nuestro Dios, es el único Señor,
el origen creativo de todo lo que es,
el Alfa y el Omega de mi vida,
la fuente de mis recursos.

Jesucristo es el mensajero del Señor
para nosotros los humanos que salimos adelante de la mejor forma posible.
En medio de contradicciones, conflictos y de lo absurdo
nos ofrece la luz de la reconciliación
con nosotros mismos, con los demás y con Dios.

Su espíritu es mi guía
a través de la inmensa complejidad de este mundo.
El Espíritu abre sus regalos ante todos nosotros.
El espíritu del Señor vive en lo que estoy ofreciendo ahora
y es la base de lo que perdura
más allá de lo que es transitorio.

(Pastor Vincent Schmid, Ginebra)

Oración de iluminación

Oh Señor, Padre celestial,
en el cual se encuentra la plenitud de la luz y la sabiduría,
ilumina nuestras mentes con tu Espíritu Santo,
y danos gracia para recibir tu Palabra
con reverencia y humildad,
sin la cual nadie puede entender la verdad,
en el nombre de Jesucristo
con quien tú y el Espíritu Santo
sea toda la gloria.

(Juan Calvino)

Una oración para Austria

Señor,
te agradecemos por esta tierra en la que vivimos,
sus montañas, sus valles,
sus praderas, sus jardines,
sus bosques, sus lagos.
Que ninguna ceguera destruya el trabajo de tus manos.

Señor,
que las casas que construimos,
nuestros pueblos y ciudades,
sean lugares de esperanza y paz.
Que ninguna dureza de corazón cierre nuestras puertas en la cara de personas necesitadas.

Señor,
que nuestros lugares de trabajo sean lugares en los que podamos confiar los unos en los otros,
donde se valoran las personas y su trabajo.
Que el desaliento no nos frene para definir el futuro de manera responsable.

Señor,
que las calles de nuestra tierra sean formas de acercar a las personas para que se conozcan.
Que ningún miedo o prejuicio nos aparte de las personas cercanas y lejanas.

Señor,
que las Iglesias de nuestra tierra sean lugares sagrados,
donde escuchemos tu Palabra,
nos llamemos por el nombre y tu nombre sea santificado.

Señor,
vela por nuestra tierra y bendice a sus habitantes.
Amén.  

(Una oración de la Comunidad austriaca de órdenes monásticas, junto con otros cuerpos eclesiales, para marcar el 50º aniversario de la firma de  del tratado internacional a finales de la Segunda Guerra Mundial.)
(http://www.kamillianer.at/archiv/geb_oest.htm)

Canto