World Council of Churches

Una comunidad mundial de iglesias que buscan la unidad, el testimonio común y el servicio

Usted está aquí: Inicio / Documentación / Calendario de oraciones / Dinamarca, Finlandia, Islandia, Noruega, Suecia

Dinamarca, Finlandia, Islandia, Noruega, Suecia

Damos gracias por: La extraordinaria belleza de los paisajes cambiantes de los bosques, lagos, montañas y glaciares. Los cristianos que se preocupan por el cambio climático y las “iglesias verdes” que se empeñan en seguir las recomendaciones sobre el uso de la electricidad, agua y calefacción, transporte, compras y tratamiento de los desechos. Las Iglesias que han abierto sus puertas a los migrantes.
Dinamarca, Finlandia, Islandia, Noruega, Suecia

Lund, 2016.

11 - 17 de marzo de 2018

Intercesiones

Damos gracias por:

  • La extraordinaria belleza de los paisajes cambiantes de los bosques, lagos, montañas y glaciares.
  • Las iglesias que abogan y aplican medidas para mitigar el cambio climático, cuyos efectos son dramáticos aquí y en todo el mundo.
  • Las personas que han abierto sus puertas y sus corazones a quienes han inmigrado a estas tierras.
  • El apoyo de estos países a la justicia, la paz y la labor interreligiosa.

Oramos por:

  • Las personas pobres y marginadas que viven en condiciones difíciles en estos países ricos.
  • Las prácticas personales y de inversión que apoyan la sostenibilidad del medio ambiente.
  • Una creciente apertura a convertirnos en sociedades más multiétnicas y multirreligiosas.
  • Que las personas acomodadas contribuyan a que el mundo y sus sociedades sean más justas para todos.
  • Una iglesia que esté dispuesta a alzar la voz en defensa de los derechos de los pueblos indígenas.

 

Oraciones

El cielo en las plantas de mis pies

Padre, Hijo y Espíritu Santo,  
tu nombre es más que uno y tres.
Eres lo que eres
y siempre serás más  
que la suma de todos los números.
Eres un cuerpo
imposible de determinar
y al mismo tiempo te veo en las manos y ojos de mi vecino.
Sí, te siento en el viento.
Eres la paloma del bosque y el faisán,
la zarza ardiente y la caja de fruta de Gaza,
eres mi tabla de surf y la vara y el cayado de mis ancestros,
eres el cielo en las plantas de mis pies  
y el que hace que la corteza de la tierra tenga una fina capa.
Eres el chorlito dorado del paraíso.
Con tu hijo como capitán
y con los vientos del oeste  
navegamos hacia tu lago
contra Himmelbjerg*, montaña celestial.

*Himmelbjerget (la montaña del cielo) es una montaña de 147 metros y es uno de los puntos más altos en Dinamarca.  
(por el Arzobispo Elof Westergaard, Dinamarca)


Una oración para los tiempos de cambio climático

Querido Padre Celestial,
traemos ante ti nuestra desesperación por el cambio climático.  
Se siente tan mal cuando tantas formas de vida se encuentran amenazadas,  
sin embargo, las naciones no son capaces de trabajar juntas para aliviar el problema.  
¡Oh Señor, ayuda a que la humanidad escoja un mejor camino  
para que podamos encontrar la paz!
Gracias por prometer que estarás con nosotros pase lo que pase.  
Gracias por todos los regalos que ofreces a tu mundo  
a través del aire, el viento y el Espíritu Santo.  
Gracias por el alimento, la energía y la alegría.  
Deja que el Espíritu Santo fluya con fuerza dentro de nosotros y en nuestro mundo.  
En el nombre de Jesús.

(Panu Pihkala, Finlandia, de Luontokirkkovuosi (LK-kirjat, 2013))

Envío

¡Vayan!  
¡Vayan con prisa!
Nunca dejen de caminar fuera de la iglesia,
fuera de la paz y la tranquilidad, al ruido y la incomodidad,  
fuera, hacia las risas y las lágrimas.
Lleven con ustedes el pan vivo,
como un tesoro en tus manos y tu corazón.
Compártelo una y otra vez.
Será suficiente, siempre y cuando sigas cortándolo.

¡Ven!
¡Nunca dejes de venir a este lugar!
Nunca vengas con las manos vacías.
Trae contigo el llamado que se encuentra atrapado detrás de tus labios apretados.
Que toda la sala lo escuche.  
Trae contigo el hambre que nunca ha sido saciada,
la pelea que aún no se ha ganado
Trae a alguien que siempre haya estado a tu lado sin que tú lo sepas.
Este es el lugar de encuentro – a la luz del rostro de Dios.

(Hans Olav Moerk, Noruega; del culto de la misión de la iglesia de la ciudad en Oslo)

Bendiciones

Bendiciones
a la tierra
nuestro hermoso planeta azul
nuestro hogar en el cosmos.

Bendiciones  
a toda buena voluntad
cada acto
en el candor y el amor.

Bendiciones
a la luz
en los corazones humanos.

Que crezca más fuerte
abarque la oscuridad
traiga paz
y reconciliación.

(© 2012 Margareta Melin, Suecia)

Canto