World Council of Churches

Una comunidad mundial de iglesias que buscan la unidad, el testimonio común y el servicio

Usted está aquí: Inicio / Documentación / Calendario de oraciones / Bolivia, Brasil, Chile, Perú

Bolivia, Brasil, Chile, Perú

Bolivia, Brasil, Chile, Perú

Encuentro interreligioso en el Santuario de los Pajés, Brasil, 2018.

22 - 28 de septiembre de 2019

Intercesiones

Damos gracias por:

  • Los ritmos, la música, las danzas, las comidas y las medicinas naturales típicos de estos países.

  • La belleza de la región, de sus bosques, montañas, ríos, lagos y costas, y en particular por la relación de los pueblos indígenas con el entorno natural y su cuidado del medio ambiente.

  • Las iglesias que dan testimonio y trabajan con personas de otras tradiciones cristianas y religiosas para construir relaciones basadas en la confianza y el compromiso en un contexto de injusticia y opresión.

  • La diversidad de idiomas y culturas que se afianzan en la región a pesar de las restricciones impuestas por la colonización y de las convulsiones políticas y económicas.

Oramos por:

  • Los cristianos que tienen el valor, la imaginación y la energía necesarios para construir puentes de paz y comprensión frente al conflicto y la división, y para intentar que se haga justicia a los pobres, los marginados y los desposeídos.

  • El fin de la corrupción a todos los niveles de la sociedad, incluida la explotación económica que empobrece e impide un crecimiento económico que beneficie a todas las personas.

  • Los inmigrantes y refugiados que buscan un nuevo hogar, y por quienes los acompañan y apoyan.

  • Los cultivadores de coca, para que encuentren ingresos sostenibles procedentes de otros cultivos, y por que se ponga fin al tráfico de drogas y se proporcione una asistencia eficaz a los adictos.

Oraciones

Bendición mapuche*

El Dios de la vida, el madre-madre que renueva la creación
nos traiga paz y justicia, ‘equilibrio’ en términos mapuches.
Equilibrio y armonía para la tierra.
Equilibrio y armonía para los pueblos.
Equilibrios y armonía para los hombres y las mujeres.
Equilibrio y armonía entre la naturaleza y nosotros y Dios.

(*mapuche, quiere decir "gente de la tierra". Este es el nombre de los aborígenes en el sur de Chile y de Argentina; Pastoral Mapuche de Santiago de Chile; From:  Red de Liturgia website, CLAI)

 

Padre Nuestro que estas en los cielos, santificado sea tu nombre.
Te doy gracias por el don de la vida
que se renueva a cada instante con toda su belleza.
Tu misericordia, Señor, confirma tu amor.
En tus manos esta nuestro destino y nuestra vida.
Dios omnipotente y misericordioso, te ruego por el destino del Perú,
por los pobres que pasan hambre,
que son victimas de los desastres.
Socorre a los que te necesitan, que te reclaman.
Te agradezco por la salvación de nuestras almas mediante la muerte de tu hijo,
pero te ruego por aquellos que viven en el abandono,
que no te conocen,
que ni siquiera saben de tu existencia.
Señor, te pido que no permitas que la maldad del hombre avance,
que no prolifere la corrupción que hasta mueve la existencia de tus iglesias.
En una manera muy especial, te pido por las autoridades del Perú,
para que les des sabiduría para saber conducir el destino de nuestro país.
Te ruego por la justicia de mi patria, pues aquí también el que tiene plata domina,
mientras que al pobre se les niega toda justicia.
Señor, te ruego por los conductores de tus iglesias,
dales valor para sobrellevar a los pobres y a su ignorancia,
pero también a aquellos que creyéndose cultos, son hipócritas y menosprecian a tu pueblo.
Concédenos, Señor ,la paz en todo el mundo,
que no hayan guerras que solo destruyen y matan.
Te ruego, Señor, para que la fuerza del Espíritu Santo more en nuestras corazones.
Permítenos vivir bajo tu amparo y protección.
Bendice a nuestras familias.
Danos tu felicidad.
Te agradezco, Señor, por estar atento tus oídos a mis ruegos.
Dame la humildad de aceptar tu voluntad.
En tus manos dejo mi destino y mi vida.
Gracias, Señor, por darme mas de los que merezco,
especialmente por darme la felicidad de tener en mi poder la Palabra.
Recibe mi adoración y mi ruego.
Gracias, Señor, por tu respuesta.

(Victor M. Ascanio Huaringa, Perú, 2005)

Canto