World Council of Churches

Una comunidad mundial de iglesias que buscan la unidad, el testimonio común y el servicio

Usted está aquí: Inicio / Documentación / Fondo documental / Programas del CMI / Vida espiritual / Día especial de oración por el proceso de paz en Sudán del Sur.

Día especial de oración por el proceso de paz en Sudán del Sur.

Cuando Sudán del Sur cumple su decimoséptimo mes sumido en un trágico conflicto, el Consejo Mundial de Iglesias (CMI) invita a sus iglesias miembros a observar un día especial de oración, el domingo 10 de mayo, por las víctimas de ese conflicto, la reactivación de unas negociaciones de paz fructíferas y nuevas formas de salir adelante.

30 de abril de 2015

Cuando Sudán del Sur cumple su decimoséptimo mes sumido en un trágico conflicto, el Consejo Mundial de Iglesias (CMI) invita a sus iglesias miembros a observar un día especial de oración, el domingo 10 de mayo, por las víctimas de ese conflicto, la reactivación de unas negociaciones de paz fructíferas y nuevas formas de salir adelante.

El CMI viene acompañando a las iglesias de Sudán de Sur desde hace más de 40 años. En abril de este año el CMI, en colaboración con el Consejo de Iglesias de Sudán del Sur, convocó en Addis Abeba a veinte líderes de iglesias y representantes de Sudán del Sur y Etiopía, y a otros organismos afines, para reflexionar sobre la trágica situación de conflicto en Sudán del Sur, el reciente colapso de las conversaciones de paz entre las partes en el conflicto y nuevas vías para salir adelante.

El CMI invita pues a las iglesias a compartir una oración común por el proceso de paz en Sudán del Sur, el domingo 10 de mayo, haciendo uso del material litúrgico publicado en el sitio web del CMI, que incluye una oración, un himno y una presentación de fotos sobre la vida en Sudán del Sur.

Oración con la Iglesia de Sudán del Sur por el pueblo de Sudán del Sur

Nuestro Señor y Buen Pastor,
te damos gracias por tu misericordia por la República de Sudán del Sur,
por el nacimiento de esta nación,
y por la libertad de determinación del futuro de este país.
Te alabamos por tu guía para el pueblo de Sudán del Sur,
por darle fuerza y resistencia en este contexto de guerra y conflictos étnicos.
Gracias por tu presencia y el papel profético de tus iglesias
y del Consejo de Iglesias de Sudán del Sur,
por el incansable esfuerzo de la comunidad regional e internacional,
y por todas las personad de buena voluntad,  
para que la paz y la justicia se consoliden en Sudán del Sur.

Señor Todopoderoso,
Deploramos que no se haya logrado una paz sostenible en Sudán del Sur.
Las vidas de las personas están en peligro,
y todo el país gime de dolor.
Oramos por los responsables de las partes beligerantes,
conmuévelos en lo más profundo de sus corazones,
para que puedan sentir tu abundante paz y amor.
Abre los ojos de sus almas
para que puedan ver el sufrimiento de los ciudadanos;
Alienta a sus corazones
a sentir compasión y confianza con respecto a sus enemigos.
Impúlsales a cambiar sus intereses personales
por un ardiente anhelo de obrar por la paz y la reconciliación.
Oramos por la Iglesia de Sudán del Sur y el Consejo de Iglesias de Sudán del Sur.
Ayúdales a ser fieles mensajeros de tu Buena Nueva,
a consolar a los que lloran,
a ser auténticos testigos de tu amor.
Confiéreles visión profética y valentía
para hacer oír las voces de aquellos sudaneses del sur que no tienen voz,
para denunciar el mal en la sociedad,
y para luchar sin tregua por la justicia y la paz. 

Nuestro Buen Pastor,
confiamos en que estás siempre con el pueblo de Sudán del Sur,
en que eres su refugio y fortaleza.
Incluso en los momentos más oscuros, avivas nuestra esperanza de resurrección. 
Creemos en que guiarás al pueblo de Sudán del Sur hacia verdes prados, 
para convertirse en un país en el que la paz y el amor sustentan la vida,
y la justicia es la base de sus acciones comunes.
Oramos para que seques las lágrimas de su pueblo y transformes sus miedos en una celebración gozosa,
para que bendigas esta tierra con tu abundancia y la hagas partícipe de la vida en plenitud para todos.
En tu misericordia, escucha nuestras oraciones por Jesucristo, nuestro Señor resucitado,
que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo,
un solo Dios, ahora y siempre.   Amén.


Himno

Presentación de fotos

Descargar la presentación (pptx): La vida en Sudán del Sur