World Council of Churches

Una comunidad mundial de iglesias que buscan la unidad, el testimonio común y el servicio

Usted está aquí: Inicio / Documentación / Fondo documental / Otras entidades ecuménicas / Oración conjunta Sur-Norte (Norte-Sur) de 2014 por la paz y la reunificación de la península de Corea

Oración conjunta Sur-Norte (Norte-Sur) de 2014 por la paz y la reunificación de la península de Corea

Cada año el Consejo Nacional de Iglesias de Corea y la Federación Cristiana Coreana preparan conjuntamente una oración por la paz y la reunificación de la península coreana. Esta oración se pronuncia el domingo justo antes del 15 de agosto de cada año.

01 de julio de 2014

Con el fin de impulsar el acompañamiento espiritual a la península de Corea y a sus iglesias se invita al CMI a unirse a los cristianos de Corea del Norte y Corea del Sur en un momento de oración conjunta. Cada año el Consejo Nacional de Iglesias de Corea y la Federación Cristiana Coreana preparan conjuntamente una oración por la paz y la reunificación de la península coreana. Esta oración se pronuncia el domingo justo antes del 15 de agosto de cada año, el día en que Corea fue liberada de la opresión colonial japonesa, e irónicamente, el día en que fue dividida por fuerzas externas.

¡Dios de amor!

Han pasado 25 años desde que decidimos mantener la semana del Día de la Independencia como una semana de oración conjunta albergando el deseo de la reconciliación, la paz y la reunificación de la península coreana. Fue una promesa de las profundas oraciones de las iglesias de Corea del Sur y Corea del Norte pidiendo por la paz y la reunificación y supuso un voto de amor en un momento muy difícil. No obstante, aún no hemos alcanzado la liberación total y aún somos víctimas de conflictos y de políticas hostiles. ¡Oh, Señor! Ten piedad de nosotros.

¡Dios del camino!

Tú sabes de nuestro sufrimiento y nuestro dolor ante la división de nuestro pueblo. Señor, el camino de la reconciliación y la paz, construido gracias a la vida y la devoción de muchas personas, ha sido bloqueado. Aquellos que no desean la reunificación están erigiendo de nuevo un alto muro de división. La puerta de la cooperación económica conjunta en Kaeseong se ha ido estrechando y no podemos estar seguros de cuándo volverá a abrirse la senda de la reconciliación a través de la montaña Keumkang. Se han cerrado todas las vías aéreas, navegables y ferroviarias. Señor, la realidad de hoy nos da miedo. Oh, Señor, ayúdanos a enfrentarnos a los injustos y a abrir el camino de la paz y la reunificación.

¡Dios de la verdad!

Cuando miramos atrás en esta larga y dolorosa realidad, tú nos convences de que alcanzaremos la reconciliación sincera, la paz y la reunificación a través del intercambio y la cooperación basados en la comprensión recíproca y rompiendo las barricadas militares y políticas con confianza mutua. "Porque él es nuestra paz" (Efesios 2,14). El Señor de la resurrección envió paz a todos los pueblos a través del amor de la Cruz. Señor, haz que el acuerdo de cesación del fuego, que no se hizo atendiendo a nuestra voluntad, sea descartado inmediatamente y que termine por fin la guerra mediante un tratado de paz. Quebranta la influencia de las tinieblas y la injusticia que trata de dominar el mundo con la fuerza y el poder, y haz que todos sigamos el camino del servicio, del compartir, del amor y de la verdad.

¡Dios de vida!

Queremos ser un faro para la paz en el este de Asia y en el mundo. Señor, ayúdanos a poner fin a la cultura militar del expolio, la dominación y la muerte que han creado los fuertes. Haz que construyamos la historia de la vida a través de tu vida. Que confiesen sus pecados quienes dominan injustamente, amenazando a los débiles y quitando la vida a sus prójimos, y que hagan justicia de nuevo devolviendo todo lo que se han llevado. Por ello, oremos, el Sur, el Norte y todos los cristianos del mundo: "Dios de vida, condúcenos a la justicia y la paz" y acerquémonos al Señor que nos llama a ser apóstoles de la paz.

En 2013, en la 10ª Asamblea General del CMI en Busan, 345 iglesias del mundo –que representan a 560 millones de cristianos– prometieron actuar y orar juntas por la paz y la reunificación de Corea. Sin embargo, lamentablemente, la Federación Cristiana de Corea no pudo unirse a nosotros en esa ocasión. Oh, Señor, que las iglesias de Corea del Norte y Corea de Sur hagan todo lo posible por lograr la paz y la reunificación orando juntas ahora más que nunca. Que en un futuro cercano podamos escuchar el evangelio de la reunificación, que será para nosotros una segunda liberación. Eres el amor, la verdad y la vida. Oramos en nombre de Jesucristo. Amén.

15 de agosto de 2014

Consejo Nacional de Iglesias de Corea                 Federación Cristiana Coreana

Download : JPRK_JointPrayer_FR.pdf