World Council of Churches

Una comunidad mundial de iglesias que buscan la unidad, el testimonio común y el servicio

Usted está aquí: Inicio / Documentación / Fondo documental / Comisiones del CMI / Echos - Comisión de los jóvenes en el movimiento ecuménico / Voces de la Juventud: más fuertes y mejor oídas

Voces de la Juventud: más fuertes y mejor oídas

09 de octubre de 2008

Un mensaje de Echos, Comisión de la Juventud en el Movimiento Ecuménico

9 de octubre 2008

 

Las voces de la Juventud en el Movimiento Ecuménico: más fuertes y mejor oídas. Este es un objetivo en el cual nosotros, la Comisión Echos de la Juventud en el Movimiento Ecuménico (Consejo Mundial de Iglesias)1, estamos comprometidos para trabajar. Nuestro grupo que consiste en 25 jóvenes-adultos de varios continentes, iglesias y organizaciones, reunidos en Bangalore, India, desde el 28 de septiembre al 10 de octubre de 2008, se ha encontrado por segunda vez desde su creación. Fuimos gentilmente hospedados por el Movimiento Cristiano de Estudiantes de India y el Centro Ecuménico Cristiano en Whitefield . Echos intentó distinguir qué acciones se deberían tomar para ayudar a jóvenes-adultos a utilizar y desarrollar su sabiduría, experiencias, y talentos en el movimiento ecuménico. Después de dos semanas de adoración y rezo, estudios bíblicos, testimonios, diálogo, deliberación, y exposición de la realidad local liberamos este "sonido" a la Ecumene de nuestra reunión en Bangalore:

 

En comunidades locales alrededor del globo, los jóvenes proclaman las buenas nuevas de Jesucristo y realizan la gran comisión: ellos son estudiantes y teólogos, feligreses y pastores, activistas y organizadores de comunidad. Como Comisión Echos, somos los representantes de muchos jóvenes co-viajeros que diariamente participan en la redención de Dios de este mundo. Esperamos de esta manera hacer llegar hasta las iglesias el pulso de este movimiento.

 

Los jóvenes cada vez más experimentan y definen el ecumenismo en términos de "cuestiones". Echos se concentró temáticamente en torno a la misión, vencer a la violencia, y la justicia para comunidades marginadas como los Dalits (la gente oprimida) y los Adivasis (la gente indígena) de India. Así, la Comisión Echos resuena:

 

  • Misión. la misión de Dios continúa en el mundo hoy. Encontrándonos de común acuerdo con la Comisión del CMI sobre la Misión Mundial y el Evangelismo, la Comisión Echos reza como Jesús enseñó a sus discípulos: La voluntad de Dios sea hecha, no la nuestra, (c.f. Mateo 6:10). Aún más, afirmamos proyectos para explorar la intersección entre misión y poder, la misión y vencer la violencia, en un contexto postmoderno como las cuestiones de interés particular para la juventud; desafiamos a las iglesias a fin sean sensibles a los productos de tal estudio.

Por lo tanto, promovemos la Conferencia del Centenario de la Misión en Edimburgo, 2010, y la participación en sus procesos de estudio, como así también la pre-conferencia para los jóvenes.

 

  • Superar la Violencia. Los jóvenes se comprometen en la lucha para vencer la violencia en sus comunidades. Observando muy menudo desproporcionadamente las víctimas de actos violentos, la juventud tiene un interés particular en estos esfuerzos colectivos. Aún mientras nos reuníamos, continuaron los ataques contra Dalits y cristianos en Orissa y los estados de Karnataka de India. Esta violencia es deplorable, y pedimos paz justa que proteja la libertad de los cristianos y de todos aquellos creados a la imagen de Dios en una nación con religiosidad plural.

 

Además, animamos a la juventud a movilizarse para la participación en la Convocatoria Internacional Ecuménica por la paz en Kingston, Jamaica, 2011, y a contribuir a las Declaraciones para la Justa Paz.

 

 

  • Liberación para los Dalits y comunidades adivasi. Cristo pide la libertad y la justicia para todos los que son oprimidos (c.f. Lucas 4:18-19). Respetamos las culturas de India y hemos experimentado a Dios en este lugar. Como tal, creemos que todos los sistemas que oprimen deben ser desafiados por la gente de fe. Habiendo conversado con los miembros del Movimiento Estudiantil Cristiano de India, y habiendo encontrado pueblos Adivasi (indígenas) y comunidades Dalit (oprimidos), defendemos la humanidad de estos nuestros hermanos y hermanas. Por lo tanto, pedimos la igualdad de toda la gente, sobre todo Dalits y Adivasis, y el soporte en la solidaridad con ellos en la lucha para la justicia.

 

La Comisión Echos entiende su cargo, a partir de la 9 ª Asamblea del CMI, para facilitar la más amplia participación de los jóvenes en el movimiento ecuménico. Elogiamos al menos el 25% de la participación de los jóvenes en todos las conferencias y comisiones ecuménicas. Más allá de las estadísticas sobre la participación, nos comprometemos a aumentar las contribuciones de jóvenes en el seno del CMI y de todo el movimiento ecuménico. En especial, nos comprometemos a mejorar la colaboración, la creación de redes, y la comunicación hacia este fin.

 

Como jóvenes, nos sumamos a hermanos y hermanas cristianos de todas las edades que trabajan y oran por la curación de las naciones (cf. Apocalipsis 22:2). Rogamos especialmente para que Dios destaque a los jóvenes a fin de que se constituyan a sí mismos y sean constituidos en agentes de esta transformación. Con renovada fe, pasión y compromiso, continuaremos la colaboración intergeneracional y de trabajo mancomunado, al cual hemos sido llamados en las iglesias y en todo el movimiento ecuménico.

 

Deus te abençoe. Deus te proteja. Deus te dê a paz. Deus te dê a paz.

(Que Dios te bendiga. Que Dios te proteja. Que Dios te dé la paz. Que Dios te dé la paz)


---
En un esfuerzo por conectar los jóvenes en el movimiento ecuménico, invitamos a jóvenes líderes y organizaciones en todas las iglesias a contribuir en un Directorio Ecuménico de la Juventud. La información sobre estas entidades podrán ser presentadas a Echosyouth @ gmail.com.


1 Eco (Echos) ( del griego ἠχος "sonido") se refiere el tema Bíblico para provocar la profecía, la celebración, y la proclamación (c.f. Lc. 3:4; Jer. 4:5; Heb. 12:19). Como tal, somos llamados para responder "a los ecos" del pasado de aquellos líderes ecuménicos -jóvenes y ancianos- que nos han precedido. También debemos realizar el trabajo preliminar para la juventud que vendrá después de esta generación. Entonces esperamos enviar nuestras voces como "eco" en el futuro.