World Council of Churches

Una comunidad mundial de iglesias que buscan la unidad, el testimonio común y el servicio

Usted está aquí: Inicio / Documentación / Fondo documental / Comisiones del CMI / Fe y Constitución / XI. Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos

XI. Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos

Se trata de una versión completa en línea del folleto anual redactado, impreso, publicado y distribuido conjuntamente por Fe y Constitución (CMI) y el Pontifício Consejo para la Unidad de los Cristianos (Iglesia Católica). En este folleto figuran el esquema general de un servicio ecuménico, una reseña de la situación ecuménica en la región de donde proviene la documentación original, así como ocho series de lecturas y meditaciones bíblicas cotidianas. Tradicionalmente, esta semana se celebra del 18 al 25 de enero en el hemisferio Norte, y en otras partes del mundo antes o después de la fecha de Pentecostés. Esta documentación de referencia se propone con la esperanza de que sea debidamente adaptada a la respectiva situación local y de que se continúe utilizando a lo largo del año.
Materiales para la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos 2018
Hoy en día los cristianos del Caribe pertenecientes a distintas tradiciones ven el actuar de la diestra de Dios en el fin de la esclavitud. Esta es una experiencia unificadora de la acción salvífica de Dios que dona libertad. Por este motivo se consideró muy apropiada la elección del canto de Moisés y María (Ex 15, 1-21) como tema para la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos 2018.
2017
En el contexto del aniversario de la Reforma, el Consejo de las Iglesias de Alemania (ACK) asumió la tarea de elaborar los materiales para la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos de 2017. Enseguida se vio con claridad que los materiales para esta Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos tendrían que poner dos énfasis: por un lado, debería haber una celebración de la gracia y el amor de Dios, la «justificación de la humanidad a través de la sola gracia», reflejando la preocupación principal de las Iglesias marcadas por la Reforma de Martín Lutero. Por otro lado, también se debería reconocer el dolor por las profundas divisiones subsiguientes que afligieron a la Iglesia, hablar claramente de culpa y ofrecer una oportunidad para dar pasos hacia la reconciliación. Finalmente, fue la Exhortación Apostólica del papa Francisco de 2013 Evangelii Gaudium («La alegría del Evangelio») la que aportó el tema de este año, al utilizar la cita: «El amor de Cristo nos apremia» (número 9). Con este texto de la Escritura (2 Co 5, 14), tomado en el contexto de todo el quinto capítulo de la segunda Carta a los Corintios, el comité alemán formuló el tema para la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos 2017.
Materiales para la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos 2016
Preparados conjuntamente por el Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos y la Comisión Fe y Constitución del Consejo Mundial de Iglesias.
2015
Los dos organismos copatrocinadores de la Semana de Oración - el Consejo Pontificio para la promoción de la unidad de los cristianos, y la Comisión Fe y Constitución del CMI - invitaron al Consejo Nacional de Iglesias Cristianas de Brasil (CONIC) a que preparara los materiales para la Semana de Oración 2015. Para elaborarlos, el CONIC creó un grupo de trabajo formado por representantes de las Iglesias miembros del consejo y de organizaciones ecuménicas. Tema para el año 2015: Jesús le dice: « Dame de beber ».
2014
El trabajo inicial sobre el tema del material para la Semana de Oración de este año lo ha llevado a cabo un grupo de representantes de varias partes de Canadá, reunido por invitación del Centro Canadiense para el Ecumenismo y el Centro para el Ecumenismo La Prairie.
2013 Materiales y celebración ecuménica
Materiales para la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos y para el resto del año 2013, preparados conjuntamente por el Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos y la Comisión Fe y Constitución del Consejo Mundial de Iglesias.
2012
2011
2010
2009
2008
2006
2005
2004
2001
Materiales para la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos 2019
La Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos 2019 ha sido preparada por cristianos de Indonesia. Con una población de 265 millones, de la cual el 86 % se considera musulmana, Indonesia es bien conocido como el país con mayor población musulmana del mundo. Sin embargo, un 10 % de los habitantes de Indonesia son cristianos de distintas tradiciones. En términos tanto de población como de su vasta extensión territorial, Indonesia es el país más grande del Sudeste Asiático. Tiene más de 17 000 islas, 1340 grupos étnicos diferentes y más de 740 lenguas locales y, sin embargo, está unido en su pluralidad por una lengua nacional, el indonesio (Bahasa Indonesia). La nación se funda en cinco principios, llamados Pancasila, con el lema Bhineka Tunggal Ika (unidad en la diversidad). A través de la diversidad de grupos étnicos, lenguas y religiones, los indonesios han vivido de acuerdo con el principio de gotong royong, que es vivir en solidaridad y colaboración. Esto significa compartir en todos los ámbitos de la vida, el trabajo, el duelo y las fiestas, y considerar a todos los indonesios como hermanos y hermanas. Esta armonía siempre frágil está amenazada en la actualidad de nuevas maneras. Gran parte del crecimiento económico que Indonesia ha experimentado en las últimas décadas se ha basado en un sistema que tiene en su corazón la competitividad. Esto es directamente contrario al principio de colaboración de gotong royong. La corrupción está presente de muchas formas. Infecta la política y los negocios, frecuentemente con consecuencias devastadoras para el medio ambiente. De un modo especial la corrupción socava la justicia y la aplicación de la ley. Movidos por estas preocupaciones, los cristianos de Indonesia encontraron que las palabras del Deuteronomio «actúa siempre con toda justicia ... » (cf. Dt 16, 18- 20) hablaban poderosamente a su situación y a sus necesidades. Antes de que el pueblo de Dios entrara en la tierra que Dios le había prometido, renovó su adhesión a la alianza que Dios había hecho con él.