World Council of Churches

Una comunidad mundial de iglesias que buscan la unidad, el testimonio común y el servicio

Usted está aquí: Inicio / Documentación / Fondo documental / Comité Central / Ginebra, 2006 / Propuesta para establecer un órgano de la juventud del CMI

Propuesta para establecer un órgano de la juventud del CMI

06 de septiembre de 2006

1. Mandato

La 9ª Asamblea del CMI "apoy[ó] firmemente la promoción del liderazgo ecuménico de la juventud en la vida del CMI, especialmente la plena participación de los jóvenes en todos los programas del CMI. Las voces, las preocupaciones y la presencia de los jóvenes deben manifestarse más directamente en las decisiones y en el liderazgo y la gobernanza del Consejo" (véase COP, párrafo 15). La 9ª Asamblea del CMI "encarg[ó] al Comité Central la creación de un órgano representativo de adultos jóvenes que coordinaría las distintas funciones de los adultos jóvenes relacionados con el CMI y facilitaría la comunicación entre ellos. Dicho órgano crearía un espacio para una participación significativa de adultos jóvenes en la vida y las decisiones del CMI, y velaría por que el CMI rinda cuentas sobre el logro de sus objetivos relacionados con los adultos jóvenes" (véase el Informe del Comité de Examen, párrafo 14). Después de la Asamblea, el Comité Ejecutivo del CMI continuó con el proceso, en el espíritu de la Asamblea, y "aprobó la organización de un "órgano de la juventud" provisional que se reuniría inmediatamente antes de la reunión del próximo Comité Ejecutivo en agosto de 2006 con el cometido de preparar una propuesta de un órgano permanente para someterla al examen y aprobación del Comité Central"* (véase el punto 7.4.1.3., pág. 65, de las Actas del Comité Ejecutivo de mayo de 2006).

2. Visión

La visión del órgano de la juventud tiene dos aspectos:

En relación con el CMI: Garantizar la participación constante y activa de los jóvenes adultos a todos los niveles del CMI, desarrollando su capacidad de liderazgo y abogando por la participación más amplia de los jóvenes adultos en el CMI. Esto se puede conseguir únicamente a través de la asociación y el diálogo sincero entre generaciones.

En el contexto ecuménico más amplio: Ampliar y fortalecer el movimiento ecuménico mediante el establecimiento de redes de contacto con jóvenes adultos de organizaciones ecuménicas locales, regionales y mundiales (tanto dentro como fuera del ámbito de influencia del CMI) y facilitando un espacio para el intercambio.

3. Métodos de trabajo

En las tres áreas de interés que figuran a continuación, el órgano de la juventud tendrá estos objetivos específicos:

  1. Consulta y responsabilidad mutua dentro del CMI

  • Coordinar y apoyar a los jóvenes adultos que desempeñan distintas funciones dentro del CMI y facilitar la comunicación entre ellos (véase el Informe del Comité de Examen, pág. 14, Porto Alegre, 2006).

  • Ser un foro destinado a canalizar los asuntos y las preocupaciones de los jóvenes con un enfoque interactivo e integrado en colaboración con el CMI.

  • Abogar por la participación actual y cada vez más activa de los jóvenes adultos en el CMI, y facilitarla, colaborando con sus órganos de toma de decisiones.

  1. Establecimiento de contactos con el movimiento ecuménico más amplio

  • Ampliar y fortalecer las relaciones de colaboración entre jóvenes adultos activos en iglesias y en organizaciones ecuménicas locales, regionales y mundiales.

  • Facilitar un espacio para el intercambio entre jóvenes adultos activos que pertenecen a diferentes iglesias y a organizaciones ecuménicas de jóvenes para tomar juntos iniciativas que serán útiles para los jóvenes adultos y el movimiento ecuménico.

  1. Fortalecimiento del liderazgo ecuménico

  • Desarrollar la capacidad de liderazgo de los dirigentes ecuménicos y eclesiásticos jóvenes para la labor en curso del CMI y la sostenibilidad del movimiento ecuménico más amplio.

  • Crear recursos para los líderes ecuménicos jóvenes comprometidos con el CMI y el movimiento ecuménico más amplio.

Se alcanzarán estos objetivos mediante la consulta permanente entre el órgano de la juventud, los órganos rectores del CMI y el programa de juventud/jóvenes adultos del CMI. El órgano de la juventud estudiará un plan de acción más específico en su primera reunión, apoyándose en el impulso y las discusiones que siguieron a la 9ª Asamblea del CMI. El plan de acción formará parte integral del programa de jóvenes adultos del CMI, con las correspondientes repercusiones financieras y de recursos humanos.

4. El camino por delante

El órgano de la juventud se reunirá al menos cuatro (4) veces antes de la 10ª Asamblea. La primera reunión tendrá lugar en la primavera de 2007, junto con la de los encargados de asuntos ecuménicos. Las siguientes reuniones se celebrarán coincidiendo con las reuniones del Comité Central del CMI. El moderador (miembro del Comité Ejecutivo) del órgano de la juventud trabajará con el Programa de Juventud del CMI para preparar y convocar la primera reunión. En ésta, el órgano de la juventud decidirá cómo continuar su labor para lograr los objetivos y elegirá a un vicemoderador.

5. Composición

El órgano de la juventud está diseñado para trabajar en estrecha colaboración con las organizaciones ecuménicas de jóvenes en las regiones. El programa de juventud del CMI recibirá ideas e impulso directamente del órgano de la juventud. Este órgano ocupará una posición privilegiada para reunir a los representantes de los órganos rectores del CMI y a una representación más amplia de jóvenes que participen activamente en el movimiento ecuménico. Se fomentará una mayor interacción y responsabilidad al recoger las opiniones de los órganos rectores del CMI y de los jóvenes de una esfera más amplia.

El órgano de la juventud estará formado por veinticinco (25) jóvenes (de 18 a 30 años de edad) de acuerdo con lo siguiente:

  • Los miembros jóvenes del Comité Central elegirán a seis (6) personas de entre ellos mismos. Al menos dos tendrán que ser también miembros del Comité Ejecutivo del CMI. Los elegidos integrarán el órgano de la juventud hasta la próxima Asamblea.
  • El Comité de Candidaturas nombrará a un joven de cada uno de los siguientes órganos consultivos: Comisión Plenaria de Fe y Constitución, Comisión de Misión Mundial y Evangelización, Comisión de las Iglesias para Asuntos Internacionales, Comisión de Formación Ecuménica y Religiosa, Grupo Mixto de Trabajo de la Iglesia Católica Romana y el CMI, y Grupo Consultivo Mixto de las iglesias pentecostales y el CMI. El Comité Central elegirá para el órgano de la juventud a estos seis miembros. Los elegidos integrarán el órgano de la juventud hasta la próxima Asamblea.
  • Las posiciones restantes serán cubiertas a través de un proceso de nombramientos iniciado por el programa de juventud del CMI. En este proceso, se pedirá a las iglesias y a las organizaciones ecuménicas que propongan nombres de jóvenes que participan activamente a nivel de las bases. Esta lista será presentada en la próxima reunión de los miembros de la Mesa para su aprobación inicial, y será confirmada por el Comité Ejecutivo en febrero de 2007. Los elegidos integrarán el órgano de la juventud por un período de dos (2) años, que podrá prolongarse hasta un máximo de dos (2) períodos consecutivos.
  • A fin de ampliar la cooperación ecuménica, el programa de juventud del CMI incluirá en la propuesta de composición del órgano de la juventud a, al menos, un (1) joven de las redes de jóvenes estudiantes católicos y un (1) joven de las iglesias pentecostales/evangélicas.
  • Se tomará en consideración especialmente a los indígenas y a los que viven con una discapacidad. Se respetarán los equilibrios confesional, regional y de género, según las directrices del CMI. En el proceso de selección, el objetivo es darle participación en la labor del órgano de la juventud al mayor número posible de jóvenes que tengan en torno a los veinte años de edad.

* Traducción libre.