World Council of Churches

Una comunidad mundial de iglesias que buscan la unidad, el testimonio común y el servicio

Usted está aquí: Inicio / Documentación / Fondo documental / Asamblea del CMI / Busan, 2013 / Declaraciones y otros documentos aprobados por la Asamblea / Constitución y Reglamento del Consejo Mundial de Iglesias

Constitución y Reglamento del Consejo Mundial de Iglesias

(enmiendas formuladas por la X Asamblea del CMI celebrada en Busan [República de Corea] en 2013)

29 de octubre de 2013

(enmiendas formuladas por la X Asamblea del CMI celebrada en Busan [República de Corea] en 2013)

Constitución

I.     Base

El Consejo Mundial de Iglesias es una comunidad de iglesias que confiesan al Señor Jesucristo como Dios y Salvador, según el testimonio de las Escrituras, y procuran responder juntas a su vocación común, para gloria del Dios único, Padre, Hijo y Espíritu Santo.

II.    Miembros

Podrán ser miembros de la comunidad del Consejo Mundial de Iglesias las iglesias que acepten la Base fundamento del Consejo y respondan a los criterios de admisión que establezcan la Asamblea o el Comité Central. El Comité Central examinará las solicitudes de admisión de conformidad con el artículo I del Reglamento.

III.   Objetivos y funciones

Constituido por las iglesias para servir al único movimiento ecuménico, el Consejo Mundial de Iglesias reúne la labor que realizaban los movimientos mundiales de Fe y Constitución, Vida y Acción, el Consejo Misionero Internacional y el Consejo Mundial de Educación Cristiana.

El objetivo principal de la comunidad de iglesias que forma el Consejo Mundial de Iglesias es ofrecer un espacio donde las iglesias puedan exhortarse unas a otras a alcanzar la unidad visible en una sola fe y una sola comunión eucarística, expresada en el culto y la vida común en Cristo, mediante el testimonio y el servicio al mundo, y a avanzar hacia la unidad para que el mundo crea.

Al buscar la koinonía en la fe y la vida, el testimonio y el servicio, las iglesias, por medio del Consejo:

-       favorecerán la búsqueda en la oración del perdón y la reconciliación en un espíritu de responsabilidad mutua, promoverán relaciones más profundas mediante el diálogo teológico, compartirán los recursos humanos, espirituales y materiales unas con otras;

-       facilitarán su testimonio común en cada lugar y en todos los lugares, y se apoyarán mutuamente en su labor de misión y evangelización;

-       expresarán su compromiso con la diaconía, poniéndose al servicio de las necesidades humanas, eliminando las barreras que separan a los seres humanos, promoviendo una sola familia humana en la justicia y la paz, y salvaguardando la integridad de la creación, a fin de que todos puedan alcanzar la plenitud de la vida;

-       favorecerán el desarrollo de una conciencia ecuménica mediante procesos de educación y una visión de la vida en comunidad arraigada en el contexto cultural particular;

-       se ayudarán mutuamente en sus relaciones con los creyentes de otras comunidades religiosas;

-       promoverán la renovación y el crecimiento en la unidad, el culto, la misión y el servicio.

A fin de consolidar el único movimiento ecuménico, el Consejo:

-       fomentará la comunidad viva de las iglesias miembros y la coherencia del único movimiento ecuménico;

-       promoverá las relaciones con y entre las iglesias, especialmente sus iglesias miembros;

-       entablará y mantendrá relaciones con los consejos nacionales y las conferencias regionales de iglesias, las comuniones cristianas mundiales y otras organizaciones ecuménicas;

-       apoyará las iniciativas ecuménicas tomadas a nivel regional, nacional y local;

-       favorecerá la creación de redes entre las organizaciones ecuménicas;

-       se esforzará por mantener la coherencia del único movimiento ecuménico en sus diversas manifestaciones.

IV.   Atribuciones

El Consejo Mundial de Iglesias presta asesoramiento y ofrece posibilidades de acción concertada en cuestiones de interés común.

Solo puede actuar en nombre de las iglesias miembros en las cuestiones que una o más de ellas le encomienden y solo puede hacerlo en nombre de las mismas.

El Consejo Mundial de Iglesias no puede legislar para las iglesias ni actuar de manera alguna en su nombre, salvo en el caso antes indicado, o en circunstancias ulteriormente especificadas por las iglesias miembros.

V.   Organización

El Consejo Mundial de Iglesias ejerce sus funciones por medio de una Asamblea, un Comité Central, un Comité Ejecutivo y otros órganos subordinados que puedan crearse.

1. La Asamblea

a. La Asamblea es el órgano legislativo supremo del Consejo Mundial de Iglesias y se reúne ordinariamente cada ocho años.

b. La Asamblea está compuesta de representantes oficiales de las iglesias miembros, denominados delegados, que son elegidos por las propias iglesias.

c. La Asamblea es una expresión de la comunidad viva de las iglesias miembros, consolida el único movimiento ecuménico y ejerce las siguientes funciones:

i. elegir el presidente o los presidentes del Consejo Mundial de Iglesias;
ii. elegir 145 miembros del Comité Central, como máximo, entre los delegados oficiales de las iglesias miembros en la Asamblea;
iii. elegir 5 miembros, como máximo, entre los representantes elegidos para la Asamblea por las iglesias que no respondan a los criterios de tamaño y no hayan sido admitidas como miembros por razones excepcionales;
iv. determinar la política general del Consejo Mundial de Iglesias y examinar los programas emprendidos para aplicar las directrices previamente adoptadas;
v. delegar al Comité Central funciones específicas, salvo la facultad de enmendar esta Constitución y de asignar los puestos del Comité Central que la Constitución reserva exclusivamente a la Asamblea.

2. El Comité Central

a. El Comité Central es el órgano rector del Consejo Mundial de Iglesias y tiene la responsabilidad y autoridad primordial de:

i. llevar a cabo la visión y las políticas de la Asamblea, y determinar y desarrollar las estrategias para hacerlo;
ii. profundizar la comunidad viva de las iglesias miembros e incluir oportunidades para responder juntas a la vocación común que es la base de la membrecía;
iii. tratar de proporcionar coherencia y liderazgo estratégico al único movimiento ecuménico y brindar oportunidades para que las iglesias consulten entre sí cuestiones de interés mutuo;
iv. encargarse de elaborar planes estratégicos institucionales y programáticos basados en las políticas adoptadas por la Asamblea y garantizar su aplicación;
v. ejercer las funciones de la Asamblea que le delega la propia Asamblea para el período comprendido entre las reuniones de la misma, salvo la facultad de esta de enmendar la Constitución y de asignar los puestos del Comité Central o alterar su composición.

b. El Comité Central se compone del presidente o de los presidentes del Consejo Mundial de Iglesias y de no más de 150 miembros.

i. La Asamblea elige 145 miembros, como máximo, entre los delegados que las iglesias miembros hayan elegido para la Asamblea. Estos miembros estarán distribuidos por la Asamblea entre las iglesias miembros teniendo debidamente en cuenta la importancia numérica de las iglesias y confesiones representadas en el Consejo, la cantidad de iglesias de cada confesión que son miembros del Consejo, un equilibrio geográfico y cultural racional y una representación adecuada de los principales intereses del Consejo.

ii. La Asamblea elige 5 miembros, como máximo, entre los representantes elegidos para la Asamblea por
las iglesias que no respondan a los criterios de tamaño y no hayan sido admitidas como miembros por
razones excepcionales.

iii. Cuando se produce una vacante entre los miembros del Comité Central durante el período
comprendido entre las reuniones de la Asamblea, es cubierta por el propio Comité Central, previa
consulta con la iglesia a la cual pertenece el titular del puesto.

c. Además de las atribuciones generales estipuladas en el anterior párrafo a), el Comité Central tiene las siguientes
facultades:

i. elegir a su moderador y a uno o varios vicemoderadores de entre sus miembros
ii. elegir el Comité Ejecutivo también de entre sus miembros;
iii. elegir comités, comisiones y órganos consultivos;
iv. dar comienzo y poner fin a los programas, y establecer prioridades para el trabajo del Consejo en el marco de las políticas aprobadas por la Asamblea;
v. elegir al Secretario General;
vi. elegir a uno o varios secretarios generales adjuntos y disponer el nombramiento de todos los miembros del personal ejecutivo del Consejo;
vii. decidir sobre las cuestiones relativas a la condición de miembro;
viii. aprobar los informes de las medidas del Comité Ejecutivo, y recibir el presupuesto y los informes financieros;
ix. determinar y desarrollar las estrategias para alcanzar los objetivos establecidos por la Asamblea, incluyendo las políticas institucionales en relación con los programas y las finanzas, y asegurar el apoyo financiero al Consejo;
x. preparar las reuniones de la Asamblea, tomando las disposiciones necesarias para la buena marcha de sus trabajos, los servicios de culto y los estudios que se lleven a cabo, así como su compromiso cristiano común. El Comité Central determinará el número de delegados en la Asamblea y decidirá su repartición entre las iglesias miembros teniendo debidamente en cuenta la importancia numérica de las iglesias y las confesiones representadas en el Consejo; la cantidad de iglesias de cada confesión que son miembros del Consejo; un equilibrio geográfico y cultural racional; una repartición conveniente de los puestos entre representantes de las iglesias, pastores, sacerdotes y laicos, así como entre hombres,
mujeres y jóvenes; y la participación de personas cuyos conocimientos y experiencia específicos sean necesarios;
xi. delegar funciones específicas al Comité Ejecutivo o a otros órganos o personas, y hacerles responsables de las funciones delegadas.

d. El Comité Central puede delegar al Comité Ejecutivo la autoridad necesaria para garantizar la responsabilidad fiduciaria de la gobernanza del Consejo, incluida la supervisión de los programas, las finanzas y las cuestiones de personal.

3. Reglamento

La Asamblea o el Comité Central pueden aprobar y enmendar artículos del Reglamento relativos a la marcha de los trabajos del Consejo Mundial de Iglesias, siempre que los artículos o las enmiendas propuestos no sean incompatibles con la presente Constitución.

4. Estatutos

La Asamblea o el Comité Central pueden adoptar y enmendar estatutos para facilitar el buen funcionamiento de los comités, los órganos consultivos y las comisiones, siempre que los estatutos o las enmiendas no sean incompatibles con la presente Constitución.

5. Quórum

El quórum necesario para que la Asamblea o el Comité Central lleven a cabo cualquier actividad es de la mitad de los respectivos miembros.

VI.                Otras organizaciones cristianas ecuménicas
  1. Se puede invitar a las organizaciones confesionales mundiales y a las organizaciones ecuménicas internacionales designadas por el Comité Central a que envíen representantes a la Asamblea y al Comité Central, según una proporción que determinará este último; sin embargo, estos representantes no tendrán derecho a participar en la toma de decisiones.
  2. Se puede invitar a los consejos nacionales y a las conferencias regionales de iglesias, así como a otros consejos cristianos y consejos misioneros designados por el Comité Central a que envíen representantes a la Asamblea y al Comité Central, según una proporción que determinará este último; sin embargo, estos representantes no tendrán derecho a participar en la toma de decisiones.
VII.              Enmiendas

La Constitución puede ser enmendada por mayoría de dos tercios de los delegados ante la Asamblea presentes y votantes, siempre y cuando la enmienda propuesta haya sido examinada por el Comité Central y se haya informado al respecto a las iglesias miembros, como mínimo, seis meses antes de la reunión de la Asamblea. El propio Comité Central, así como las iglesias miembros, tienen derecho a proponer esas enmiendas.

Reglamento

Para leer el texto completo del reglamento del CMI, descargue el documento siguiente.

Download : Constitución y Reglamento del Consejo Mundial de Iglesias (Busan 2013).pdf