World Council of Churches

Una comunidad mundial de iglesias que buscan la unidad, el testimonio común y el servicio

Usted está aquí: Inicio / Sala de prensa / Noticias / COP 20: Iglesias refuerzan el compromiso ecuménico por la justicia climática

COP 20: Iglesias refuerzan el compromiso ecuménico por la justicia climática

COP 20: Iglesias refuerzan el compromiso ecuménico por la justicia climática

Participantes del evento organizado por la IMP, en Lima. © IMP/Annie Solis

10 de diciembre de 2014

Versión en español publicada el: 10 de diciembre de 2014

El cuidado con la creación y la afirmación de los valores de la fe frente a los efectos del cambio climático fueron destacados en una serie de iniciativas organizadas por miembros del Consejo Mundial de Iglesias (CMI) en Lima, Perú. La capital acoge la 20ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

En Lima, la incidencia ecuménica está ocurriendo en varias frentes. Desde las sesiones plenarias y eventos paralelos de la conferencia oficial hasta el desarrollo de la labor del Comité Interreligioso del Perú, las iglesias y organizaciones ecuménicas han jugado un papel activo y significativo en la búsqueda por justicia climática.

El 8 de diciembre, la Iglesia Metodista del Perú (IMP), miembro del CMI, organizó un panel titulado "Cristianos Comprometidos con el Cuidado de la Creación". El evento, celebrado en la Casa Metodista, fue la culminación de una jornada que incluyó varias actividades culturales y debates sobre temas que están en el centro de la COP 20 y de la Cumbre de los Pueblos, celebrada también en Lima, del 8 al 12 de diciembre.

En la apertura de la conferencia, al presentar los ponentes, el Obispo Samuel Aguilar, dirigente de la IMP, hizo hincapié en la importancia de la reciente decisión del liderazgo de su iglesia en incluir los temas de la justicia climática en su misión ministerio. "Este evento marca nuestra apertura para convertirnos en una iglesia totalmente comprometida a ser proactiva en el cuidado con la creación de Dios", dijo.

En su presentación durante el panel, el pastor presbiteriano de Colombia, Rev. Milton Mejía, coordinador del programa Fe, Economía, Ecología y Sociedad, del Consejo Latinoamericano de Iglesias (CLAI), destacó el contenido de tres declaraciones ecuménicas globales recientes que ofrecen contribuciones valiosas en la búsqueda de interpretaciones y soluciones a las estructuras injustas que causan la pobreza y daño a la tierra: "La Confesión de Accra", emitida por la Comunión Mundial de Iglesias Reformadas (CMIR), en 2004, la "Declaración de Sao Paulo", publicada en 2012 por CMIR, CMI, la Federación Luterana Mundial (FLM) y el Consejo Mundial de Misión (CMM), y el reciente documento del CMI "Economía de la Vida: Un Llamado a la Reflexión Teológica y la Acción", publicado el pasado 28 de noviembre a través del programa del CMI sobre pobreza, Riqueza y Ecología.

"Hemos recibido una invitación del CMI y nos unimos a la Peregrinación de Justicia y Paz, compartiendo ejemplos e iniciativas locales que pueden generar esperanza y transformar las realidades que nos rodean", dijo Mejía. "La Economía de la Vida es un concepto que también valora nuestras buenas relaciones con el medio ambiente", añadió.

También mencionó el documento "El clima, la Fe y la Esperanza: Tradiciones de Fe Juntas por un Futuro Común", que es la declaración final emitida por los representantes de las diferentes religiones y expresiones de fe que se reunieron en una consulta organizada por el CMI en Nueva York en septiembre.

El Rev. Pat Watkins, de la Junta General de Ministerios Globales (JGMG), de la Iglesia Metodista Unida en los Estados Unidos, también fue uno de los oradores del panel. El habló de la importancia del rescate de las relaciones justas con el medio ambiente. "Nuestro ministerio histórico a favor de los pobres debe extenderse a la tierra", dijo. "Necesitamos sanar nuestras relaciones con la tierra que nos ha dado Dios", continuó. "Nuestra relación con Dios debe reflejarse también en nuestra relación con el planeta entero", añadió.

Watkins es el primer misionero para el Cuidado con la Creación de Dios en la historia de la JGMG y trabaja directamente con la secretaría general.

A pesar de la enorme cantidad de actividades que se realizan en Lima durante los 12 días de la COP 20 y los 5 días de la Cumbre de los Pueblos, el panel realizado por IMP tuve un carácter inédito, ya que fue considerado por muchos representantes de la iglesia como un importante primer paso hacia mayor participación de las iglesias locales en temas relacionados con el medio ambiente.

Al final del evento, el Rev. Enrique Alva Callupe, presidente del Consejo Evangélico del Perú, expresó su gratitud hacia la iniciativa. "Esperamos que el ejemplo de la Iglesia Metodista del Perú anime a otras iglesias locales a dar el primer paso y abrazar completamente el tema de la justicia climática en su ministerio y misión", dijo Callupe.

En el día siguiente, 09 de diciembre, en la Universidad Antonio Ruiz de Montoya, el coordinador del programa del CMI para Cuidado de la Creación y Justicia Climática y jefe de la delegación del CMI en la COP 20, el Dr. Guillermo Kerber, moderó una mesa redonda sobre el tema "Eco-teología y el diálogo interreligioso para abordar las cuestiones relacionadas con el medio ambiente."

La actividad fue parte de la conferencia "COP 20 - Miradas al Sur". Dos miembros de la delegación del CMI se encontraban entre los seis oradores del debate.

La Revda. Dra. Grace Ji-Sun Kim, investigadora de la Universidad de Georgetown, EE.UU., y miembro del Grupo de Trabajo del CMI sobre el Cambio Climático, compartió cómo sus estudios de teología comparada están ayudando a identificar en otras expresiones religiosas algunos conceptos clave de la fe cristiana, como la sabiduría y el entendimiento del Espíritu Santo. "Entre los temas que nos deberían unir está también una fuerte creencia de que la sostenibilidad es un valor de la fe", añadió Kim.

Para el Rev. Dr. Henrik Grape, coordinador de la Iglesia de Suecia para cuestiones relacionadas con el tema del desarrollo sostenible, uno de los temas importantes que está en juego en Lima es como los diferentes niveles de la sociedad civil, tales como iglesias y organizaciones ecuménicas pueden participar más activamente el proceso de cambio de las estructuras que causan daños al medio ambiente.

"Esperamos que las expresiones de fe sean más proactivas en la discusión sobre las decisiones tomadas por la humanidad", reflexionó Grape.

La COP 20 va hasta el día 12 y busca allanar el camino hacia la COP 21, que se celebrará en París, Francia, en 2015, y que, a su vez, se espera que sea capaz de adoptar mecanismos jurídicos vinculantes para regular las emisiones de gases que causan el efecto invernadero y un instrumento de financiación eficaz que pueda ayudar directamente en la adaptación de las comunidades y regiones más vulnerables al cambio climático.

Al igual que en Lima, iglesias, comunidades religiosas, junto con la sociedad civil para, estarán en París pidiendo "justicia climática para todos!"

La Conferencia de Lima sobre cambio climático - Diciembre 2014

La declaración final de la Consulta interreligiosa sobre cambio climático 2014

Labor del CMI sobre el cuidado de la Creación y la justicia climática