World Council of Churches

Una comunidad mundial de iglesias que buscan la unidad, el testimonio común y el servicio

Usted está aquí: Inicio / Sala de prensa / Noticias / El Grupo mixto de trabajo del CMI y la Iglesia Católica Romana celebra 50 años de labor ecuménica

El Grupo mixto de trabajo del CMI y la Iglesia Católica Romana celebra 50 años de labor ecuménica

El Grupo mixto de trabajo del CMI y la Iglesia Católica Romana celebra 50 años de labor ecuménica

La reunión en Roma celebró los 50 años del Grupo mixto de trabajo del CMI y la Iglesia Católica Romana. © Centro Pro Unione

25 de junio de 2015

Versión en español publicada el: 01 de julio de 2015

"El Consejo Mundial de Iglesias (CMI) está agradecido por el nuevo impulso en los esfuerzos colectivos para manifestar nuestra fe común en Dios, el creador, y en nuestro compromiso con el servicio común", dijo el Secretario General del CMI, el Dr. Olav Fykse Tveit, en la reunión celebrada con ocasión del 50 aniversario del grupo mixto del CMI y la Iglesia Católica Romana.

El Secretario General del CMI, el Rev. Dr. Olav Fykse Tveit, habló durante una ceremonia q el 23 de junio en el Centro Pro Unione, en Roma, para conmemorar los 50 años de trabajo ecuménico conjunto del CMI y la Iglesia Católica Romana a través de su Grupo mixto de trabajo.

"La unidad sigue siendo el objetivo central de nuestra labor en el testimonio común y en nuestras contribuciones para lograr más justicia y más paz para las personas y la Creación", dijo Tveit a un grupo de líderes católicos en la capital italiana.

"Estamos muy agradecidos, e incluso orgullosos, de estos 50 años como grupo de trabajo entre estos importantes instrumentos ecuménicos del mundo, el Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos y el Consejo Mundial de Iglesias", destacó.

"Al reflexionar sobre estos últimos 50 años debería motivarnos la colaboración que el Grupo mixto de trabajo ha logrado, no solo en cuestiones ecuménicas, sino también en los ámbitos del diálogo interreligioso, la paz y la justicia social, las obras de caridad y la ayuda humanitaria ", dijo el papa Francisco en su mensaje a Tveit.

"Animo al Grupo mixto de trabajo a fomentar el debate sobre asuntos ecuménicos cruciales y, al mismo tiempo, a promover formas en que los cristianos den testimonio juntos a la comunión real, aunque imperfecta, que comparten todos los bautizados", dijo el papa Francisco.

En su mensaje, el Secretario General del CMI dijo, tras la publicación de la encíclica papal, "Laudato Si', de la pasada semana:

"Por eso cuidamos la Tierra como nuestra casa común, como el papa Francisco nos pide que hagamos en su encíclica, reafirmando lo que venimos haciendo en nuestras respectivas iglesias y en las iniciativas del CMI desde hace muchos años".

Los líderes de las iglesias celebran los 50 años del Grupo mixto de trabajo la semana del 22 al 24 de junio en la capital italiana.

El Grupo mixto de trabajo es uno de los legados ecuménicos de la mejora de las relaciones entre las iglesias que surgieron del Concilio Vaticano II.

Desde 1965 el grupo se ha dedicado a coordinar actividades del CMI, de sus iglesias miembros, de organismos ecuménicos asociados y de las comisiones y consejos católicos implicados en el diálogo teológico y en la acción común en todo el mundo.

"Tenemos la responsabilidad de fomentar las relaciones entre la Iglesia Católica Romana y la comunidad de iglesias miembros que es el CMI, y de dar uso a los importantes recursos de que disponemos para abordar los problemas relacionados con la comunidad, la cooperación, los intereses y las preocupaciones comunes, e incluso los temas controvertidos o conflictivos", dijo Tveit

comparando la labor del Grupo mixto con el trabajo de mantenimiento de una ciudad.

También destacó los ámbitos en que es preciso mejorar la unidad cristiana.

"Al observar el panorama actual del ecumenismo y el estado del mundo tenemos que reconocer que existen divisiones entre los cristianos y que no estamos compartiendo los dones del Dios Trino ni los frutos de nuestro trabajo a través de la santa comunidad eucarística".

Si bien se ha alcanzado un propósito común entre los católicos romanos y las iglesias miembros del CMI en cuanto al bautismo, la Iglesia Católica Romana no permite la Eucaristía compartida.

Tveit dijo que era preciso alcanzar una concientización respecto a "esta lectura teológica más profunda de nuestro contexto" en una nueva fase de cooperación.

"Lo que no podemos permitir es que no cambie nada. Debe ser una expresión de nuestra fe y un testimonio del amor de Dios revelado en Cristo".

Los comoderadores del grupo de trabajo son el arzobispo metropolitano de Targoviste, Nifon Mihaitade, la Iglesia Ortodoxa de Rumania y miembro de los comités central y ejecutivo del CMI, y el arzobispo Diarmuid Martin, de la Iglesia Católica.

El arzobispo Nifon destacó la importancia de que el grupo mixto de trabajo continúe el diálogo y su labor en los desafíos reales y diaconales.

En los últimos 50 años los católicos romanos se han hecho miembros de pleno derecho de la Comisión de Fe y Constitución, coordinada por el CMI.

Han aportado personal en las áreas de la evangelización y la educación teológica del CMI y han enviado delegaciones de observadores para participar en las asambleas del CMI y en otras conferencias importantes.

Se han establecido arreglos recíprocos para la participación activa de ortodoxos y protestantes en foros católicos.

Mensaje del papa al CMI (en inglés)

Entrevista al Secretario General del CMI en Radio Vaticana (en inglés)

Grupo mixto de trabajo: 50 años de compromiso mutuo (en inglés) (Artículo especial del CMI del 22 de junio de 2015)

Más información sobre la cooperación entre el CMI y el Vaticano