World Council of Churches

Una comunidad mundial de iglesias que buscan la unidad, el testimonio común y el servicio

Usted está aquí: Inicio / Sala de prensa / Noticias / El CMI reflexiona sobre el camino a seguir en la misión y la evangelización

El CMI reflexiona sobre el camino a seguir en la misión y la evangelización

El CMI reflexiona sobre el camino a seguir en la misión y la evangelización

La Dra. Agnes Aboum, moderadora del Comité Central. Foto: Aarne Ormio/CMI

17 de mayo de 2019

Versión en español publicada el: 20 de mayo de 2019

En una reunión de la Comisión de Misión Mundial y Evangelización del Consejo Mundial de Iglesias (CMI), celebrada en Helsinki (Finlandia), del 16 al 22 de mayo, los dirigentes reflexionaron sobre el camino que debe seguir el movimiento ecuménico tras la conferencia de la Comisión que tuvo lugar en Arusha, en marzo de 2018.

En su intervención inicial, la Dra. Agnes Aboum, moderadora del Comité Central del CMI, meditó sobre lo que describió como una conferencia “histórica” en Arusha, donde se dieron cita más de mil personas y tuvo como resultado el Llamado de Arusha al discipulado.

“Hay temas en la Conferencia de Arusha que proporcionan vínculos con la peregrinación de justicia y paz; los discursos en las distintas regiones, países e iglesias”, dijo Abuom. “A pesar de la intersección con la peregrinación de justicia y paz, las perspectivas y enfoques pueden diferir”.

En Arusha, los asistentes celebraron la vida e hicieron frente a las heridas que dejaron las actividades misioneras del pasado en las comunidades, señaló Abuom. “Arusha nos recordó que la misión y la evangelización es un viaje que emprendemos cuando nos encontramos con comunidades e individuos, y la necesidad de tener en cuenta las culturas que en ellos prevalecen”, dijo. “La Conferencia de Arusha planteó y afirmó la centralidad del concepto de la vida y de la dignidad humana arraigado en una forma de entender la espiritualidad; una espiritualidad inspiradora, estimulante y empoderadora que dota a las personas de la capacidad y la fuerza necesarias para seguir adelante y avanzar en sus luchas por la justicia y la paz cuando deben hacer frente a la opresión, la violencia e incluso a la muerte”.

Esta espiritualidad se manifiesta tanto interna como externamente, continuó. “De hecho, la misión y la evangelización proclaman y traen la buena nueva en situaciones de pobreza extrema, injusticia y sufrimiento, y la cuestión que se plantea es cómo mantener encendida la llama de la esperanza”, dijo. “¿Se ha centrado la peregrinación de justicia y paz en gran medida en el componente de la paz y no tanto en la justicia?”.

Abuom concluyó que la Conferencia de Arusha fue una importante parada en la peregrinación. “De hecho, tanto Arusha como la peregrinación de justicia y paz están en sintonía con la agenda mundial de 2030, cuyo propósito es fomentar la vida y no dejar a nadie atrás. En otras palabras: trabajar para establecer una comunidad mundial inclusiva”, dijo. “Pero el reto consiste en distinguir los métodos y estrategias adecuados para vencer las fuerzas de la muerte, esos poderes malignos que se oponen a la cultura de una vida plena para todos”.

Abuom concluyó que es necesario crear más foros donde abordar los ámbitos de intersección entre la Conferencia de Arusha y la peregrinación de justicia y paz. "Los asuntos de la misión y la evangelización son aspectos esenciales e integrales del mandato y de la vida de la iglesia", afirmó. “Nos encontramos ante una coyuntura histórica en el movimiento ecuménico que, más que nunca, nos obliga a articular los vínculos entre la fe y la constitución, por una parte, y la misión y la evangelización –donde se incluyen la justicia y la paz–, por otra”.

Conservar una fe verdadera

En su sermón de apertura, el metropolitano Dr. Geevarghese Mor Coorilos, moderador de la Comisión del CMI sobre Misión Mundial y Evangelización, habló sobre el hecho de que a las personas religiosas, en la Biblia y a lo largo de la historia, se les ha confiado la tarea de preservar una fe verdadera. “Se requiere específicamente el velar por la pureza de la fe, por que no se corrompa la fe a través de herejías y falsas enseñanzas”, dijo. “Al analizar la Conferencia de Arusha y en lo que vendrá tras ella, también podemos entender el llamado de Arusha como un ‘depósito de fe’ y comprometernos no solo a preservarlo como un credo sino a popularizarlo, proclamarlo y hacerlo realidad”.

Comisión de Misión Mundial y Evangelización del CMI

El texto “Vengan y vean” ilustra ‘una nueva forma de trabajar’, comunicado de prensa del CMI 17 de mayo de 2019 (en inglés)