World Council of Churches

Una comunidad mundial de iglesias que buscan la unidad, el testimonio común y el servicio

Usted está aquí: Inicio / Sala de prensa / Noticias / El director de la Comisión de las Iglesias para Asuntos Internacionales del CMI reflexiona sobre el antisemitismo, las definiciones y la cooperación futura

El director de la Comisión de las Iglesias para Asuntos Internacionales del CMI reflexiona sobre el antisemitismo, las definiciones y la cooperación futura

El director de la Comisión de las Iglesias para Asuntos Internacionales del CMI reflexiona sobre el antisemitismo, las definiciones y la cooperación futura

Peter Prove, director de la Comisión de las Iglesias para Asuntos Internacionales del CMI. Foto: Ivars Kupcis/CMI

22 de julio de 2019

Versión en español publicada el: 23 de julio de 2019

El Consejo Mundial de Iglesias (CMI) y el Comité Judío Internacional para Consultas Interreligiosas (IJCIC) se reunieron formalmente del 25 al 27 de junio, en París, en torno al tema “La normalización del odio: desafíos para judíos y cristianos de hoy”. Esta reunión tuvo lugar en un momento en que la vida pública y religiosa de muchas comunidades de todo el mundo deben hacer frente a importantes desafíos. En la reunión, Peter Prove, director de la Comisión de las Iglesias para Asuntos Internacionales (CIAI), presentó las políticas del CMI en materia de antisemitismo y la labor del CMI en favor de los derechos humanos de todas las personas. El servicio de Noticias del CMI lo entrevistó después de la reunión.

P: Usted ha hablado y ha escrito sobre el antisemitismo desde una perspectiva de los derechos humanos, ¿podría darnos su propia definición breve de antisemitismo?

Peter Prove: El antisemitismo es el odio hacia los judíos por ser judíos, y tuvo su expresión más espantosamente extrema en el Holocausto. Pero algunos intentos más recientes de ampliar la definición del término, por lo general, han planteado inquietudes sobre el posible uso indebido de tales definiciones para calificar falsamente como antisemitas críticas legítimas contra políticas y acciones concretas del gobierno de Israel. Por lo tanto, opino que es mejor que trabajemos juntos para enfrentarnos al odio en las situaciones del mundo real en que las personas lo experimentan, que hacer grandes esfuerzos para formular una definición perfecta en un contexto tan polémico.

P: ¿Cómo abordó el antisemitismo la asamblea fundacional del CMI en Ámsterdam, en 1948?

Peter Prove: En agosto de 1948, apenas unos meses después de que el Estado de Israel declarara su independencia, la Asamblea recibió un informe titulado “La visión cristiana de los judíos” (The Christian Approach to the Jews). Ese informe contiene la frecuentemente citada declaración que ha tenido una influencia considerable entre las iglesias miembros y consejos asociados del CMI y en el mundo cristiano en general: “Instamos a todas las iglesias que representamos a denunciar el antisemitismo, independientemente de su origen, como algo absolutamente incompatible con la profesión y la práctica de la fe cristiana. El antisemitismo es un pecado contra Dios y contra la humanidad”.

P: ¿Puede dar un ejemplo reciente de la manera en que el CMI sigue formulando esta denuncia en la actualidad?

Peter Prove: Desgraciadamente, esta condena tuvo que ser citada en respuesta al ataque de octubre de 2018 en la sinagoga del Árbol de la Vida, en Pittsburgh; el ataque más mortífero contra la comunidad judía en la historia de los Estados Unidos. En su mensaje, emitido inmediatamente después de ese ataque, el secretario general del CMI, el Rev. Dr. Olav Fykse Tveit, declaró: “El CMI denuncia toda forma de violencia que se base en la religión, etnia, raza o cualquier otra dimensión de la identidad o pertenencia de una persona, y este ataque contra una comunidad judía en un lugar de oración y durante un momento de celebración de su identidad religiosa es una violación atroz de nuestra humanidad compartida”.

P: ¿Cuál cree que es realmente la cuestión central?

Peter Prove: Es la universalidad y la igualdad de los derechos humanos. Todos los derechos humanos, incluidos los derechos a la vida, a la libertad frente a la tortura, a la igualdad ante la ley, a la libertad de circulación, a la nacionalidad, a la libertad de pensamiento, conciencia y religión, la libertad de opinión y expresión, la libertad de reunión pacífica y asociación, a participar en el gobierno del país, al trabajo y a unas condiciones laborales justas y favorables, a la salud, a la educación y, sí, a la autodeterminación...para todos, independientemente de la raza, religión, género o cualquiera de los demás motivos habituales de discriminación. Junto con los principios de nuestra fe, estos principios sustentan nuestra condena y nuestro rechazo del antisemitismo, al igual que nuestro apoyo a la dignidad y a los derechos de los palestinos.

Discurso de Peter Prove, director de la Comisión de las Iglesias para Asuntos Internacionales, en la reunión entre el IJCIC y el CMI (en inglés)

El CMI y el Comité Judío Internacional para Consultas Interreligiosas (IJCIC) acuerdan restablecer las relaciones formales y estrechar las comunicaciones (comunicado de prensa del CMI del 28 de junio)

Comunicado del Consejo Mundial de Iglesias (CMI) y del Comité Judío Internacional para Consultas Interreligiosas (IJCIC), 28 de junio de 2019 (en inglés)

La labor del CMI para consolidar la confianza y el respeto entre religiones