World Council of Churches

Una comunidad mundial de iglesias que buscan la unidad, el testimonio común y el servicio

Usted está aquí: Inicio / Sala de prensa / Noticias / El Comité Ejecutivo del CMI destaca la paz, la justicia y la unidad

El Comité Ejecutivo del CMI destaca la paz, la justicia y la unidad

El Comité Ejecutivo del CMI destaca la paz, la justicia y la unidad

Foto: Patriarcado de Jerusalén

19 de noviembre de 2017

Versión en español publicada el: 23 de noviembre de 2017

Los discursos pronunciados con ocasión de la inauguración de la reunión del Comité Ejecutivo del Consejo Mundial de Iglesias (CMI) (Ammán, Jordania, 17 a 23 de noviembre) pusieron de relieve la importancia de la paz, la justicia y la unidad, en un momento en que el Consejo está definiendo el camino a seguir y evaluando su labor hasta la fecha.

El Patriarca de la Ciudad Santa de Jerusalén, toda Palestina y Jordania, Teófilo III, dio la bienvenida al grupo: “Les damos la bienvenida a Ammán, en el Reino Hachemita de Jordania, bajo el liderazgo de Su Majestad el Rey Abdullah II, y les traemos las bendiciones de la Ciudad Santa de Jerusalén”. A lo que añadió: “Estamos encantados de poder organizar esta reunión de su Comité Ejecutivo, y deseamos expresar nuestro compromiso permanente con el trabajo del Consejo Mundial de Iglesias”.

El Patriarca destacó lo siguiente en su discurso de apertura: “Llegan ustedes a Oriente Medio en un momento difícil para nuestra región. La comunidad mundial está de acuerdo en que una comunidad cristiana vital y dinámica es una parte esencial del paisaje multiétnico, multicultural y multirreligioso de Oriente Medio. Somos indígenas de esta región”.

El Patriarca concluyó: “Esperamos sinceramente que nuestro Consejo Mundial de Iglesias persista en su misión en Oriente Medio para proteger la posición de la comunidad cristiana ante las nuevas amenazas que se ciernen contra nuestra existencia y nuestra libertad”.

Una peregrinación bendecida por la fe

La moderadora del Comité Central del CMI, la Dra. Agnes Abuom, dijo que la mayoría de los programas y visitas del CMI han integrado la peregrinación de justicia y paz, adoptada por el CMI como un pilar de su labor en la X Asamblea, celebrada en Busan (República de Corea) en 2013.

“Nuestra peregrinación de justicia y paz ha sido agraciada con la fe”, dijo. “Emprendimos juntos el viaje sin conocernos todos, pero tomamos la valiente decisión de avanzar juntos. Ahora nos conocemos”.

Dando cautelosos pasos juntos, añadió, los miembros de la comunidad del CMI ahora pueden plantearse preguntas –a veces delicadas– los unos a los otros e intentar darles respuesta juntos; “pero al menos sentimos que hemos llegado a un punto del camino en que podemos plantear esas preguntas”, dijo. “Nuestro viaje juntos se ha centrado en el amor, el cuidado, la humanidad y la Creación de Dios”.

El Comité Ejecutivo tendrá que evaluar sus propias actuaciones, concluyó la moderadora. “¿Qué estamos dejamos a las siguientes generaciones?” y agregó: “como discípulos de nuestro Señor Jesucristo, él nos guiará en nuestras reflexiones y decisiones. Podemos pedirle a Dios que nos dé sabiduría para avanzar hacia el futuro con valentía, y así, el día de mañana, poder rendir cuentas ante nuestro Señor y Salvador y ante quienes nos han confiado su mandato”.

La búsqueda de unidad

El secretario general del CMI, el Rev. Dr. Olav Fykse Tveit, en su informe, hizo hincapié en la búsqueda de la unidad en la labor que lleva a cabo el CMI, especialmente en lo relativo a la justicia y la paz en el mundo.

“Estamos aquí reunidos, en un entorno pacífico y hospitalario, en una región de múltiples conflictos y dificultades”, dijo el Rev. Tveit. “Estamos aquí para conocer mejor la realidad de esas dificultades, pero también para aprender más sobre la riqueza de las tradiciones, la presencia y el testimonio cristianos en esta región, y las iniciativas existentes para vivir juntos en justicia y paz para todos”.

El CMI avanza a medio camino entre sus X y XI asambleas, en un mundo en que las fuerzas que nos dividen y fragmentan son poderosas, reflexionó el Rev. Tveit. “El enfoque que hemos adoptado en el CMI, de unirnos en una peregrinación de justicia y paz, ha demostrado su pertinencia”, añadió. “En nuestra preparación para el 70º aniversario, estamos dando las gracias y demostrando que este es un organismo vivo, en movimiento, que emprende nuevas iniciativas en aras de la unidad de los cristianos y de las iglesias del mundo”.

El secretario general hizo hincapié en una nueva búsqueda de unidad, y entre sus experiencias personales habló de su visita de dos semanas a las iglesias y asociados del CMI en la región del Pacífico. “Cada reunión que mantuve allí me recordó hasta qué punto el CMI representa a la familia cristiana de todo el mundo, y las importantes contribuciones de las iglesias miembros del Consejo a esa visión de nuestra unidad como raza humana, como parte de la Creación, y como hermanas y hermanos en Cristo”, dijo. “Los huracanes y los fenómenos climáticos extremos, sobre todo las sequías, las lluvias y el viento que han afectado a muchas partes del mundo, han hecho que muchas más personas del planeta sientan lo que han venido contando desde hace tiempo los pueblos del Pacífico”.

Las visitas realizadas en la región del Pacífico, así como a ciertos lugares donde se conmemoraba el 500 aniversario de la Reforma, han tenido un impacto considerable en las relaciones mutuas del CMI, en una perspectiva a corto y largo plazo, afirmó el Rev. Tveit. “Recuperamos el sentido del contacto y la atención e intercambiamos ideas para la futura participación recíproca”, dijo.

La unidad es un asunto clave para la peregrinación de justicia y paz en África y para los preparativos de la Conferencia sobre Misión Mundial y Evangelización que tendrá lugar en Tanzania el año próximo, continuó el secretario general. “El llamado a la unidad de las naciones es mucho más fuerte cuando las iglesias también encuentran sus propias expresiones creíbles de unidad”, dijo.

El CMI ha prestado especial atención a la situación en Palestina e Israel, y a las injusticias, los conflictos y la ocupación que aún constituyen obstáculos para una paz justa, tanto para los palestinos como para los israelíes. “El llamado a la paz justa es tan urgente y relevante como lo era antes, si no más”, concluyó el Rev.Tveit.

El Comité Ejecutivo del Consejo Mundial de Iglesias (CMI) se reunirá en Ammán (Jordania) del 17 al 23 de noviembre, para aprobar los planes y el presupuesto de 2018, prepararse para renovar el plan estratégico del CMI, trazar el camino a seguir en la implicación del CMI en Palestina e Israel en pos de la justicia y la paz mediante una mejor comprensión de la situación concreta en Jordania y Oriente Medio; y, finalmente, para debatir sobre los desafíos que afrontan las iglesias y la respuesta del CMI.

Contactos de prensa:
Sírvase ponerse en contacto con la Directora de Comunicación del CMI, la señora Marianne Ejdersten: mej@wcc-coe.org, 41 79 507 63 63

Lea el Informe del secretario general del Consejo Mundial de Iglesias, 17 de noviembre de 2017.

Discurso de Su Beatitud, el patriarca Teófilo de Jerusalén

El Comité Ejecutivo del CMI se reúne en Ammán, comunicado de prensa del CMI del 16 de noviembre de 2017

Patriarcado de Jerusalén

Iglesias miembros del CMI en Jordania