World Council of Churches

Una comunidad mundial de iglesias que buscan la unidad, el testimonio común y el servicio

Usted está aquí: Inicio / Sala de prensa / Noticias / Tveit: “Necesitamos una solución internacional a la crisis de los refugiados”

Tveit: “Necesitamos una solución internacional a la crisis de los refugiados”

Tveit: “Necesitamos una solución internacional a la crisis de los refugiados”

© WCC/Paul Jeffrey

29 de septiembre de 2015

Versión en español publicada el: 29 de octubre de 2015

Los representantes de las principales organizaciones ecuménicas internacionales visitaron Hungría entre el 25 y el 29 de septiembre para fortalecer las iniciativas en apoyo a los refugiados en Europa y Oriente Medio.

El jefe de la delegación, el Rev. Dr. Olav Fykse Tveit, Secretario General del Consejo Mundial de Iglesias (CMI), declaró:  “Esto es mucho más que una crisis de refugiados en Europa, esta crisis requiere una solución internacional y hacemos un llamamiento para que se encuentre esa solución ya”.

Entre los miembros de la delegación también estaban el Dr. Audeh Quawas, miembro de los Comités Central y Ejecutivo del CMI y de su Comisión de las Iglesias para Asuntos Internacionales; Doris Peschke, secretaria general de la Comisión de las Iglesias para los Migrantes en Europa (CIME); el Rev. Alfredo Abad, vicemoderador del CIME; Marianne Ejdersten, directora del Departamento de Comunicación del CMI; y Paul Jeffrey, fotógrafo y periodista del CMI y ACT Alianza. La visita solidaria del CMI fue organizada por el Consejo Cristiano de Iglesias de Hungría.

En Hungría los delegados se reunieron con el obispo Dr. Tamás Fabiny, de la Iglesia Luterana de Hungría y vicepresidente de la Federación Luterana Mundial; el Dr. Bence Rétvári, Secretario de Estado Parlamentario del Ministerio de Recursos Humanos de Hungría; el obispo Dr. András Veres, presidente de la Conferencia Episcopal de Hungría; el obispo Dr. István Szabó, presidente ministerial del Sínodo de la Iglesia Reformada de Hungría; el profesor Dr. György Nógrádi, de la Universidad Corvinus de Budapest; Dora Kanizsai, directora del servicio para los refugiados de la Iglesia Reformada de Hungría; el Dr. Tamás Szűcs, Director de la Representación de la Comisión Europea en Hungría; así como el Rev. Aaron Stevens, pastor de la Iglesia de San Columba de Escocia de Budapest; el Dr. Vilmos Fischl, secretario general del Consejo Ecuménico de Iglesias de Budapest; y Balàzs Odór, responsable ecuménico de la Iglesia Reformada de Hungría.

Tveit habló sobre las necesidades humanitarias básicas de los refugiados durante su reunión con el Secretario Rétvári.

El Secretario de Estado expresó su agradecimiento por la visita y destacó la importancia de escuchar también el punto de vista de Hungría.

Tveit afirmó lo siguiente: “Para asumir la responsabilidad de atender a seres humanos que se encuentran en una situación de necesidad desesperada se debe prescindir de todo criterio de discriminación que no sean sus necesidades. Con la llegada de más de 2 000 refugiados cada día resulta muy complicado encontrar las soluciones adecuadas, pero es crucial que tratemos siempre a los seres humanos con dignidad humana y con gran respeto por los derechos humanos. Debe respetarse el derecho internacional, no hay alternativas”.

El Dr. Quawas, del Comité Central del Consejo Mundial de Iglesias, dijo:  “Tenemos que tratar la cuestión de la colaboración internacional y centrarnos en la raíz del problema, sobre todo en la situación en Oriente Medio. Esto no es solo un problema de Europa; debemos buscar una solución para la guerra en Siria y en Irak.  Y debemos tratar a todas las personas como a seres humanos y respetar el derecho internacional”.

En las reuniones con líderes religiosos, Tveit dijo: “Podemos ver la asistencia pastoral, estar orgullosos de la respuesta ciudadana en Hungría y en todo el mundo. La gente está dando muestras de hospitalidad y atendiendo a los refugiados. Para los políticos, la situación implica la asunción de muchas responsabilidades. Somos conscientes de que la situación es crítica y que esos problemas deben resolverse día a día; pero necesitamos un enfoque más humanitario. Lo que está ocurriendo en Hungría es un aviso para la Unión Europea y el resto del mundo”.

Doris Peschke, secretaria general de la CIME, dijo: “Lo fundamental es que hay seres humanos que necesitan ayuda.  Hungría y la Unión Europea no estaban preparados psicológicamente para esto. Debemos prepararnos para lo que pueda ocurrir en los próximos 10 a 15 años y definir cuál será el papel de las iglesias. ¿Cómo hacemos para integrar a los refugiados en la sociedad europea?, ¿Cómo podemos aprender de los demás?”.

Tras la reunión, Tveit añadió: “Como Consejo Mundial de Iglesias nos preocupan la situación humanitaria y las tensiones entre distintas religiones, debemos estar atentos a las relaciones entre religiones en cada región. Nos gustaría animar a las iglesias a trabajar juntas en solidaridad; tenemos que tender puentes hacia otras religiones. Como seres humanos afrontamos múltiples desafíos. ¿Somos capaces de encontrar formas de convivir?”

Durante sus discusiones con los líderes religiosos la delegación expresó su interés en el intercambio de experiencias con otras iglesias europeas. Las iglesias locales dijeron que en ocasiones sentían que se quedaban solas, aunque el movimiento especial de voluntarios era y es cada vez mayor en Hungría. Se ha logrado movilizar a la gente a través de las redes sociales, a menudo en busca de intérpretes de árabe o pidiendo alimentos, agua o ropa. Miles de voluntarios se dieron cita en Kelti, la estación ferroviaria principal de Budapest. Los miembros de la delegación también visitaron la Iglesia de San Columba de Escocia en Budapest, para conocer su labor local con los refugiados.

El CMI tiene previsto iniciar una consulta especial sobre la crisis de los refugiados en colaboración con la Iglesia Evangélica de Alemania a finales de octubre, en Munich (Alemania).

La determinación del CMI y de sus iglesias miembros de apoyar a los refugiados y a las personas desplazadas es inherente a su origen y vocación. Cuando el Consejo Mundial de Iglesias vio la luz en 1948, las desastrosas consecuencias humanitarias de la Segunda Guerra Mundial eran aún una realidad muy presente. La comunidad internacional todavía estaba buscando la forma de hacer frente a los desplazamientos masivos de población provocados por el conflicto y los crímenes contra la humanidad. Las iglesias y sus ministerios especializados fueron actores fundamentales en la respuesta humanitaria a aquel sufrimiento sin precedentes, y han seguido estando en la primera línea de la asistencia a los refugiados y a los inmigrantes, desde la asistencia de emergencia hasta la ayuda a largo plazo.

Las fotografías de la visita estarán disponibles en: photos.oikoumene.org

Los vídeos de las entrevistas realizadas durante la visita a Hungría están disponibles en....

Para obtener más información y solicitar entrevistas sírvase ponerse en contacto con:

Marianne Ejdersten, Directora del Departamento de Comunicación del Consejo Mundial de Iglesias.
Correo electrónico: mej@wcc-coe.org. Teléfono: +41 79 507 6363 +41 79 507 6363 o +41 22 791 6704 +41 22 791 6704

Lea el texto completo de la declaración del CMI sobre los refugiados en Europa

Declaración sobre las respuestas a las crisis migratorias

Vídeos de la secretaria general del CIME sobre la crisis de los refugiados en Europa

Un llamamiento anima a las iglesias europeas a unir sus esfuerzos en respuesta a la crisis de los refugiados (comunicado de prensa del CMI del 10 de septiembre de 2015)

Los representantes de los organismos ecuménicos visitarán Hungría en medio de la crisis de los refugiados (comunicado de prensa del CMI del 25 de septiembre de 2015, en inglés)

Migración y justicia social