World Council of Churches

Una comunidad mundial de iglesias que buscan la unidad, el testimonio común y el servicio

Usted está aquí: Inicio / Sala de prensa / Noticias / El llamamiento a una jornada de oración por Sudán del Sur refuerza el mensaje de paz

El llamamiento a una jornada de oración por Sudán del Sur refuerza el mensaje de paz

El llamamiento a una jornada de oración por Sudán del Sur refuerza el mensaje de paz

El padre James Oyet Latansio, secretario general del Consejo de Iglesias de Sudán del Sur. Foto: Claus Grue/CMI

20 de febrero de 2018

Versión en español publicada el: 22 de febrero de 2018

El papa Francisco ha convocado para el 23 de febrero una jornada mundial de oración y ayuno por la paz en Sudán del Sur y la República Democrática del Congo, dos países asolados por el conflicto, el malestar y el hambre.

El Consejo Mundial de Iglesias (CMI) atiende a este llamamiento y alienta a todo el mundo a unirse a la oración.

Para el Consejo de Iglesias de Sudán del Sur (SSCC, por sus siglas en inglés), el anuncio del papa constituye una buena noticia.

"De hecho, es la segunda vez que llama a orar por Sudán del Sur. Significa mucho para nosotros saber que no estamos solos en nuestro sufrimiento y dolor. El mundo ecuménico nos acompaña en nuestro camino hacia la paz y la reconciliación", dice el padre James Oyet Latansio, secretario general del SSCC.

A principios de este mes, el SSCC envió una carta pastoral al Gobierno de Sudán del Sur y a la oposición instándoles a encontrar una solución de compromiso.

"Han estado debatiendo acerca de la revitalización de la paz de 2016 y nosotros, que somos su iglesia, sus pastores y líderes espirituales, ahora les pedimos que tengan en cuenta los sufrimientos y el dolor del pueblo de Sudán del Sur. Les exhortamos a ejercer la moderación, el perdón, la tolerancia, el amor y la reconciliación", explica Latansio.

Desde su independencia en 2011, el pueblo sursudanés ha padecido el hambre, la guerra civil y otras atrocidades que han provocado el desplazamiento de millones de personas y que han ocasionado una ola masiva de refugiados que han cruzado las fronteras con Uganda y Kenia.

"Han sido tiempos convulsos de hambre y hambruna causadas por el hombre, que han afectado especialmente a las mujeres y los niños. La situación todavía es mala y la gente vive atemorizada", dice Latansio, él mismo víctima de un robo a punta de pistola en Juba, su ciudad natal.

El secretario general del SSCC acoge con satisfacción el anuncio del papa, que refuerza los mensajes de paz de las iglesias de Sudán del Sur. El llamamiento a la oración coincide con la Cuaresma, que para los católicos es un período de ayuno, conversión, oraciones y renovación. La Cuaresma empezó el 14 de febrero y dura cuarenta días.

El anuncio del Vaticano tuvo lugar mientras Latansio participaba en una reunión de dirigentes religiosos en las oficinas de las Naciones Unidas en Viena para prevenir la incitación a la violencia, que puede dar lugar a crímenes atroces.

"En esta reunión muy importante, los líderes religiosos y otros actores de todo el mundo contrajeron compromisos concretos para llevar a la práctica las estrategias contra los discursos de odio y la incitación a la violencia. Además, hubo el llamamiento del papa Francisco, que me da fortaleza para seguir abogando –y perseverando en mi país– a favor de la justicia y la paz", concluye Latansio.

El CMI anima a participar en la jornada de oración por Sudán del Sur (Comunicado de prensa del CMI del 16 de febrero de 2018, en inglés)

Evento: Jornada de oración y ayuno por la paz en Sudán del Sur y la República Democrática del Congo, 23 de febrero de 2018

Convertir los planes en acciones concretas para prevenir la incitación a la violencia (Comunicado de prensa del CMI del 14 de febrero de 2018)

En las negociaciones sobre Sudán del Sur, los dirigentes de iglesia privilegian la paz