World Council of Churches

Una comunidad mundial de iglesias que buscan la unidad, el testimonio común y el servicio

Usted está aquí: Inicio / Sala de prensa / Noticias / El Papa Francisco visitará el Consejo Mundial de Iglesias en junio

El Papa Francisco visitará el Consejo Mundial de Iglesias en junio

El Papa Francisco visitará el Consejo Mundial de Iglesias en junio

(De izq. a der.) El Rev. Dr. Olav Fykse Tveit, el Cardenal Kurt Koch y el Sr. Greg Burke, director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede durante la conferencia de prensa. Foto: Marianne Ejdersten/CMI

02 de marzo de 2018

Versión en español publicada el: 05 de marzo de 2018

El Vaticano y el Consejo Mundial de Iglesias anunciaron que el Papa Francisco visitará el CMI el próximo mes de junio.

El anuncio oficial se hizo el 2 de marzo en la conferencia de prensa conjunta que tuvo lugar en el Vaticano y en la que participaron el Cardenal Kurt Koch, presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos de la Iglesia Católica Romana, y el Rev. Dr. Olav Fykse Tveit, secretario general del Consejo Mundial de Iglesias (CMI).

Dicha visita histórica, que tendrá lugar el 21 de junio, será la tercera de un papa y la primera dedicada al CMI en una ocasión especial, pues a comienzos del quinto año del papado de Francisco, este cumple 70 años; la visita del papa cubrirá las celebraciones del legado ecuménico y la renovación de su promesa.

Una señal de esperanza

El Rev. Dr. Olav Fykse Tveit, secretario general del CMI, declaró: “La noticia de la visita del papa al CMI y a Ginebra es una señal de esperanza para todos aquellos deseosos de unidad, paz y justicia en un mundo quebrantado y divido. También muestra cómo las iglesias cristianas pueden afirmar nuestra vocación y nuestra misión comunes de servir a Dios, y es una afirmación de nuestro foco en la necesidad de nuestro prójimo y de hacer juntos lo que podemos hacer juntos en pro de la reconciliación y la unidad entre iglesias y en el mundo.”

“Esta visita del papa en ocasión del 70o aniversario del CMI es un reconocimiento a aquellos que durante muchos años, oraron y trabajaron juntos por la unidad de la Iglesia. Es un signo significativo de lo mucho que hemos avanzando en esos años a través de la labor del CMI y en cooperación con la Iglesia Católica Romana, actualmente, bajo el liderazgo del Papa Francisco.”

Tveit también considera que dicha visita “es un gran estímulo para quienes están dispuestos a proseguir este camino de fe, como peregrinos en busca de unidad, justicia y paz, usando nuestra fe y nuestra vida religiosa para tender puentes y dar esperanza en un mejor futuro común”.

Rev. Dr Olav Fykse Tveit, general secretary of the World Council of Churches and Cardinal Kurt Koch, president of the Pontifical Council for Promoting Christian Unity. Photo: Marianne Ejdersten/WCC

El Rev. Dr. Olav Fykse Tveit, secretario general del Consejo Mundial de Iglesias, y el Cardenal Kurt Koch, presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos. Foto: Marianne Ejdersten/CMI.

Visión compartida del ecumenismo

La visita subraya la visión compartida del papa y el CMI de un compromiso ecuménico que sea práctico a medida que el CMI continúa comprometiendo en todas partes a iglesias y otros con su Peregrinación de justicia y paz, en estrecho paralelismo y colaborando con recientes actividades del Vaticano.

El CMI es una comunidad de 348 iglesias miembros: casi todas las iglesias ortodoxas, así como docenas de iglesias anglicanas, luteranas, metodistas, reformadas y otras, que en conjunto representan a unos 500 millones de cristianos del mundo entero.

Durante 70 años, el CMI ha sido el instrumento principal del movimiento ecuménico entre cristianos para superar divisiones históricas, dar testimonio de su fe, abogar conjuntamente por la justicia social y trabajar en forma coordinada por la justicia y la paz.

El Papa Francisco no solo demuestra ser una figura inspiradora, también está replanteando nociones sobre la misión de la iglesia, el discipulado cristiano y la responsabilidad cristiana. Profundamente crítico del orden económico internacional y de los peligros ambientales ha defendido un enfoque integral de la economía, la tierra y la pobreza.

En el frente ecuménico, el papa acentuó la solidaridad en acción con los pobres como medio de alimentar la comunidad ecuménica junto con el testimonio común de la alegría del evangelio y la promesa de justicia social.

Además, estableció estrechos lazos con el Patriarca Ecuménico Bartolomé I, convino con el Arzobispo de Canterbury un programa conjunto contra la trata de seres humanos y celebró un acuerdo con el Papa Copto Teodoro II sobre el reconocimiento mutuo del bautismo.

Incluso antes, desde el Concilio Vaticano II, la iglesia católica y el CMI ya colaboraban estrechamente. En 2015, su grupo mixto de trabajo cumplió 50 años y el Vaticano es un participante activo en los principales programas y todas las comisiones del CMI, a pesar de no ser miembro del mismo.

Colaboración en programas

En los últimos años, muchos programas del CMI y el Vaticano se alinearon directamente y los dos órganos trabajaron en estrecha colaboración sobre cuestiones tales como: cambio climático; consecución de la paz en países destrozados por la guerra; migración y refugiados, cooperación interreligiosa y, por supuesto, relaciones ecuménicas y profundización de comprensiones teológicas convergentes sobre la iglesia, la misión, y la diakonia o servicio.

“Estamos creciendo juntos verdaderamente”, afirmó el Rev. Dr. Olav Fykse Tveit, secretario general del CMI y recordando un hecho más reciente, añadió: “Me complace mucho, por ejemplo, el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, cuyo prefecto es el Cardenal Peter Turkson; estamos programando una conferencia conjunta sobre xenofobia, racismo y populismo para septiembre de este año.”

Señalando la intensa sinergia y la visión compartida en toda una serie de actividades, Tveit concluyó diciendo: “Las crecientes relaciones entre la Iglesia Católica Romana y la comunidad de iglesias del CMI son una verdadera señal de esperanza y no solo para las iglesias, pues la esperanza es crucial para quienes sufren en tantos lugares como consecuencia de la injusticia, la violencia y la guerra… Oremos para que la visita del Papa Francisco al CMI sea como tal una señal de esperanza y una estación común en nuestra Peregrinación de justicia y paz, caminando, orando y trabajando juntos.

Oficina de Prensa de la Santa Sede

Videograbación de la conferencia de prensa (en inglés)

Grupo mixto de trabajo con la Iglesia Católica Romana

Más sobre el 70° aniversario del CMI