Usted está aquí: Inicio / Sala de prensa / Noticias / Los marginalizados ocupan un lugar central en el intercambio de regalos papales

Los marginalizados ocupan un lugar central en el intercambio de regalos papales

Los marginalizados ocupan un lugar central en el intercambio de regalos papales

El papa Francisco recibe una imagen que representa al Cristo universal llevando al mundo entero a la unidad. Foto: Peter Williams/CMI

22 de junio de 2018

Versión en español publicada el: 27 de junio de 2018

El papa Francisco y los dirigentes del Consejo Mundial de Iglesias (CMI) intercambiaron regalos en una sencilla ceremonia que tuvo lugar al aire libre, en el jardín del Instituto Ecuménico del CMI, en Bossey, cerca de Ginebra, durante la visita de un día del pontífice a Suiza, para celebrar el 70º aniversario del CMI.

Acompañados por un pequeño grupo de representantes del CMI y del Vaticano, el secretario general del CMI, el reverendo Dr. Olav Fykse Tveit y el papa Francisco intercambiaron esculturas que simbolizaban la necesidad de incluir a las personas que suelen quedar al margen de la sociedad.

El Instituto Ecuménico está ubicado en el Castillo de Bossey, a poco más de veinte kilómetros de Ginebra. Fue fundado como centro de educación y formación ecuménica en 1946, en medio de los preparativos para el establecimiento formal del CMI, dos años más tarde.

El Rev. Tveit obsequió al papa Francisco con una cruz de madera tallada, esculpida especialmente para la visita del pontífice por Karim Okiki, un keniano sordo de 33 años. La cruz tenía tallados tres símbolos que representaban a las personas invidentes o con discapacidad visual, las personas con discapacidad física y las personas sordas.

En la cruz también se apreciaban las señas que usa la lengua de señas para aludir a la inclusión de las personas con discapacidades en todos los aspectos de la iglesia y de la sociedad. La seña “no está en los márgenes sino en el centro”, dijo el secretario general al mostrar la cruz de madera al papa Francisco.

A cambio, el papa ofreció al CMI una escultura para la capilla del Centro Ecuménico titulada “Crucifixión”, y realizada en 1990 por el escultor de renombre internacional, Alberto Ghinzani, de Pavia (Italia). Hecha de una sola pieza de bronce, la escultura parece ser una representación de un Jesús crucificado, pero al mirarla más de cerca se aprecia una figura afligida por el dolor, pero sin barba ni corona de espinas.

El Vaticano explicó que la escultura evoca la esclavitud, la explotación física y moral, y expresa la esperanza del papa Francisco de que todos “hagan un esfuerzo por rescatar a los marginados de la deriva de la miseria, y restaurar su verdadera dignidad”.

La visita a Bossey, donde el papa Francisco almorzó con los dirigentes del CMI antes del intercambio de regalos, fue la única parada del pontífice fuera de Ginebra.

El Instituto Ecuménico ha sido durante mucho tiempo una de las áreas de cooperación entre el CMI y la Iglesia Católica Romana; que no es miembro del CMI, pero colabora en varios proyectos. Su actual decano académico es el Rev. Dr. Lawrence Iwuamadi, un sacerdote católico de Nigeria.

El director del instituto, el padre Ioan Sauca, sacerdote ortodoxo de Rumania y secretario general adjunto del CMI, ofreció al papa Francisco una reproducción de un ícono que decora la entrada de Bossey.

Ese ícono se considera el símbolo de Bossey y representa al Cristo universal que une al mundo entero y a la Creación, a todas las culturas, naciones y edades.

El papa Francisco ofreció al centro de Bossey una medalla enmarcada de su viaje apostólico a Ginebra, en la que se apreciaba su emblema papal y el Castillo de Bossey.

Durante la ceremonia, el Rev. Tveit regaló al papa Francisco dos botellas de agua como símbolo de la decisión del CMI de unirse al Proyecto de Comunidades Azules, que defiende el agua como un derecho humano y rechaza el uso de agua embotellada en lugares donde el agua del grifo es segura.

“No usamos plástico y bebemos el agua del grifo”, dijo Tveit al ofrecer las botellas al papa, quien ha convertido la protección del medio ambiente en una prioridad central de su papado.

Más información sobre la escultura única que el papa Francisco ha regalado al CMI

Consulte la cobertura del Vaticano sobre la visita del papa a Bossey

Visita del papa Francisco al CMI

Imágenes de la visita en alta resolución