World Council of Churches

Una comunidad mundial de iglesias que buscan la unidad, el testimonio común y el servicio

Usted está aquí: Inicio / Sala de prensa / Noticias / Una delegación del CMI se reúne con el presidente sudafricano Ramaphosa

Una delegación del CMI se reúne con el presidente sudafricano Ramaphosa

Una delegación del CMI se reúne con el presidente sudafricano Ramaphosa

Foto: CMI/SACC

09 de diciembre de 2019

Versión en español publicada el: 10 de diciembre de 2019

El 9 de diciembre, una delegación encabezada por el secretario general del Consejo Mundial de Iglesias (CMI), el Rev. Dr. Olav Fykse Tveit, se reunió con el presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, y varios ministros de su gabinete en Johannesburgo (Sudáfrica).

La delegación de alto nivel del CMI, formada por dieciséis representantes de todo el mundo, estará en el país en una misión de justicia social, del 7 al 12 de diciembre.

Esta visita del equipo de peregrinos del CMI pretende ser, a la vez, un viaje de solidaridad y de espiritualidad, que busca generar una transformación mutua entre las personas –quienes visitan y quienes reciben la visita– que caminan juntas en una peregrinación de justicia y paz. El Consejo de Iglesias de Sudáfrica ha organizado la visita.

La visita del CMI tiene como objetivo conocer mejor dos asuntos críticos en Sudáfrica: la violencia de género y el feminicidio; y los incidentes violentos contra los extranjeros.

La delegación del CMI, dirigida por el secretario general del CMI, el Rev. Dr. Olav Fykse Tveit, junto con la subsecretaria general adjunta del CMI, la Prof. Dra. Isabel Apawo Phiri, incluye a miembros de la Comisión de las Iglesias para Asuntos Internacionales, moderada por el Rev. Frank Chikane, de Sudáfrica.

Tveit comentó, tras la reunión a puerta cerrada entre el presidente Ramaphosa y la delegación: “La reunión con el presidente Cyril Ramaphosa ha sido una ocasión única para plantear temas de interés mundial en la agenda del Consejo Mundial de Iglesias, que representan hoy verdaderos desafíos para las iglesias y la sociedad sudafricanas”.

“Juntos hemos podido afirmar la historia que compartimos en la lucha contra el injusto sistema del apartheid, a través del Programa de Lucha contra el Racismo del CMI. El racismo no está muerto, y es un problema mundial con muchas caras nuevas que el CMI debe abordar y combatir, junto con nuestras iglesias y asociados. Expusimos nuestra labor en el ámbito de la violencia de género y nuestros enfoques para luchar contra la xenofobia, y solicitamos un compromiso renovado y la cooperación con nuestros asociados aquí en Sudáfrica para estos asuntos”.

El Rev. Tveit destacó que la peregrinación de justicia y paz ha ayudado al CMI a proseguir su compromiso contra el racismo y los desafíos conexos, a través del trabajo pastoral y de la defensa pública, y también a través de la predicación y la enseñanza. “En la reunión se afirmó la importancia de las contribuciones de las iglesias a estos problemas, y también nuestra disposición a decirnos a nosotros mismos la verdad, de forma pública y autocrítica”, dijo el secretario general.

El ministro Aaron Motsoaledi y una delegación del Departamento del Interior también fueron invitados a reunirse con la delegación del CMI para discutir sobre los migrantes y los refugiados y sus derechos.

Esta visita del CMI es histórica, ya que es la primera vez en varios años que una delegación del CMI visita el país en el marco de una misión de justicia.

“Las iglesias del mundo, a través del CMI, nos han escuchado y desean saber cómo, nosotros y varias otras partes interesadas, vemos la situación y qué estamos haciendo al respecto, para así poder acompañarnos en cualquier esfuerzo que estemos haciendo”. dijo el obispo Malusi Mpumlwana, secretario general del Consejo de Iglesias de Sudáfrica.

Tveit agregó: “Sudáfrica ocupa aún hoy un lugar muy especial en la historia y el corazón del CMI y de sus dirigentes. La lucha por la justicia, los derechos humanos y la dignidad librada a través del Programa de Lucha contra el Racismo del CMI contribuyó a cambiar la realidad en este país, pero también cambió a las iglesias en todo el mundo. Sudáfrica ha sido un referente en el mundo en el trabajo juntos por la verdad, la justicia y la paz, como iglesias que buscan la unidad. Hoy escuchamos las historias de lucha contra la violencia y contra la injusticia económica y racial que, una vez más, enfrentan Sudáfrica y sus países vecinos”.

 

Una delegación del CMI se reunirá con el presidente Ramaphosa para hablar sobre la violencia de género y los actos violentos contra ciudadanos extranjeros en Sudáfrica (comunicado de prensa del CMI, del 4 de diciembre de 2019) (en inglés)

Programa de la visita (para los medios) (en inglés)

Una comunidad justa de mujeres y hombres

Los Jueves de negro