World Council of Churches

Una comunidad mundial de iglesias que buscan la unidad, el testimonio común y el servicio

Usted está aquí: Inicio / Sala de prensa / Noticias / Los servicios virtuales permiten la oración verdadera, pero no todos tienen acceso a Internet

Los servicios virtuales permiten la oración verdadera, pero no todos tienen acceso a Internet

Los servicios virtuales permiten la oración verdadera, pero no todos tienen acceso a Internet

Fotografía: Albin Hillert/CMI, 2018

20 de marzo de 2020

Versión en español publicada el: 23 de marzo de 2020

El siguiente artículo es el cuarto de una serie sobre la respuesta de las iglesias miembros del CMI y todas las personas de buena voluntad al COVID-19. El objetivo de estos reportajes es compartir las esperanzas, las preocupaciones y las mejores prácticas de nuestra familia humana, según la directora de comunicación del CMI, Marianne Ejdersten.

Mientras el mundo lucha contra la propagación del nuevo coronavirus, las iglesias están encontrando maneras de continuar con sus tradiciones, pero ahora por medios virtuales. El próximo sabbat, las iglesias del mundo entero participarán en la oración, no públicamente –ya que la iglesia sale de los grandes edificios públicos–, sino en los espacios privados de los hogares.

Puede que los cristianos que valoran la comunión que implica orar en público tengan sus reservas sobre los nuevos medios virtuales. De todas formas, para los servicios también está la radio, que se utilizó mucho antes de la época de los telepredicadores que llevaron la religión a la televisión.

Se trata, no obstante, de la nueva realidad, puesto que es necesario luchar contra el enemigo común del mundo, el novedoso coronavirus (COVID-19), que el 19 de marzo había superado los 222 000 casos en todo el mundo y se había cobrado la vida de más de 9100 personas. En las reuniones de personas se puede propagar fácilmente la enfermedad.

Asimismo, es imposible tener una fórmula virtual única para los servicios religiosos del mundo.

Servicios como Zoom, Skype, WhatsApp y YouTube, utilizar la Red y el correo electrónico ocupan una parte todavía más importante de la vida de la humanidad, los cristianos y la familia del Consejo Mundial de Iglesias, al menos para los afortunados que disponen de esos recursos.

Consejo de Iglesias de Oriente Medio

Ya en marzo, la secretaria general del Consejo de Iglesias de Oriente Medio, Dra. Souraya Bechealany, dijo que el consejo había decidido cerrar sus oficinas en Beirut y en las regiones debido al aumento del número de casos del COVID-19 en el Líbano.

La decisión era parar todas las actividades dirigidas a grupos o que implicaban el contacto con personas.

En aquel momento, la secretaría principal del Santo y Sagrado Sínodo del Patriarcado Ecuménico explicó la nueva realidad para los cristianos el 18 de marzo.

“Hoy, declaramos mundialmente nuestra resolución y nuestro mandato eclesiásticos de cesar todos los servicios, acontecimientos y ritos divinos, con la excepción de la oración privada en las iglesias que permanecerán abiertas, hasta el final de marzo”.

“Esta restricción será revaluada más adelante, en función de la evolución de la pandemia causada por el virus”.

La Iglesia Evangélica en Alemania se vuelve virtual

El obispo Dr. Heinrich Bedford-Strohm, presidente de la Iglesia Evangélica en Alemania, la organización que aglutina a iglesias protestantes y luteranas, ha publicado una videoconferencia diaria.

La Iglesia Evangélica en Alemania señaló que, en la época en la que el virus campa a sus anchas, “el servicio religioso televisado vuelve a ser de nuevo especialmente relevante. ZDF (un canal de televisión nacional) lleva desde 1986 emitiendo un culto cada domingo, alternando los servicios católicos y los protestantes”.

“Ustedes puede seguirlo en directo cada domingo a las 9:30 de la mañana. Después, dispondrán de una semana para ver el culto en la mediateca. Además, hay retransmisiones en directo irregulares de servicios de culto locales en algunas congregaciones. Les mantendremos informados aquí de dónde tienen lugar esos servicios”, dijo la Iglesia Evangélica en Alemania.

Recurriendo a la Biblia, el 17 de marzo, la Church of the Brethren Newsline señaló que Jesús se retiraba a lugares apartados para orar.

Jesús en el desierto

“Pero Jesús se retiraba a lugares apartados para orar. [...] El poder del Señor estaba con Jesús para sanar” (Lucas 5:16-17), dijo la Iglesia de los Hermanos en su referencia a las Escrituras para su meditación del 16 de marzo en “Holy Manna” (Santo maná, el devocionario de la Cuaresma 2020 de Brethren Press, en inglés).

Así pues, la mayor parte de nuestras oraciones serán solitarias o a distancia hasta que el mundo haya encontrado una manera de combatir eficazmente el COVID-19.

La ciencia también está trabajando. Ha empezado el primer ensayo de la vacuna para el virus mortal, dijo el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una conferencia de prensa virtual el 18 de marzo, para señalar a continuación que el ensayo había empezado “apenas 60 días después de que China comunicara la secuencia genética del virus”.

“Sabemos que se enfrentan a dificultades tremendas y que soportan una presión enorme. Nos damos cuenta de que están teniendo que tomar decisiones desgarradoras”, dijo Tedros.

Los encuentros en línea son un facilitador maravilloso en los lugares del mundo que están bien conectados. Pero quienes gozan de este privilegio sabrán que no todo el planeta dispone de conexiones rápidas de banda ancha, incluso en los países desarrollados, donde los servicios de Internet fuera de las ciudades pueden ser lentos.

Las iglesias todavía pueden actuar en nombre del Señor de otras maneras que no son virtuales, como el llamado conjunto de las iglesias protestantes y católicas romanas de Suiza a encender velas en las ventanas cada jueves hasta Pascua, actividad que publicitan en línea.

El arzobispo Michael Bruce Curry, obispo presidente de la Iglesia Episcopal en los Estados Unidos de América, dijo: “Es importante hacer hincapié en que la suspensión de los encuentros personales no es una suspensión del culto. Apoyo el culto en línea y les animo encarecidamente a que participen”.

En esta línea, señaló que en los Evangelios, las enseñanzas de Jesús sobre la manera de amar se agrupan durante Semana Santa y Pascua (véanse Juan 13-17 y Mateo 22:34-40).

“Amor abnegado, sacrificado”

“La primacía del amor en los Evangelios tiene su máxima expresión a la sombra de la cruz. Este tipo de amor abnegado, sacrificado, el camino de la cruz, es el camino de Dios y el camino de la vida”, dijo Curry.

En Corea del Sur, que al principio fue duramente golpeada por el virus, el Rev. Dr. Hong-Jung Lee, secretario general del Consejo Nacional de Iglesias de Corea, habló con el CMI. “Algunas iglesias preparan y publican en Internet vídeos de cultos (usando YouTube, chats de vídeos, etc.) para que los miembros de la iglesia rindan culto en casa a una hora programada los domingos, mientras otras distribuyen guías para el culto y les orientan para que rindan culto por sí mismos en sus casas o en grupos pequeños”, dijo.

El arzobispo de Canterbury, Justin Welby, dirigente anglicano y de la Iglesia de Inglaterra, dijo el 19 de marzo que la iglesia iba a liderar una retransmisión nacional en el marco de la respuesta que da la Iglesia de Inglaterra al desafío de convertirse en “otra clase de iglesia” frente a la crisis del coronavirus.

“El servicio, que incluirá oraciones, himnos y un breve sermón, será retransmitido en línea por la Iglesia de Inglaterra y emitido en 39 emisoras locales de radio de la BBC este domingo cuando las congregaciones de todo el país encuentran nuevas maneras de compartir el culto después de que se suspendieran los servicios religiosos públicos”, dijo la Iglesia de Inglaterra.

Recursos del CMI sobre el coronavirus: www.oikoumene.org/corona

Carta pastoral del 18 de marzo de 2020

El CMI exhorta a dar prioridad absoluta a proteger la vida (comunicado de prensa del CMI del 18 de marzo de 2020)

El papel fundamental de la comunicación de crisis (comunicado de prensa del CMI del 19 de marzo de 2020, en inglés)

En Corea del Sur, mientras la vida de la iglesia pasa a ser virtual, “una iglesia es una iglesia para el mundo” (comunicado de prensa del CMI del 18 de marzo de 2020)

Mientras el mundo se vuelve virtual durante la crisis del COVID-19, es fácil orar (comunicado de prensa del CMI del 17 de marzo de 2020)