World Council of Churches

Una comunidad mundial de iglesias que buscan la unidad, el testimonio común y el servicio

Usted está aquí: Inicio / Sala de prensa / Noticias / Una delegación alemana encuentra “intolerables” las condiciones de los desplazados en Lesbos

Una delegación alemana encuentra “intolerables” las condiciones de los desplazados en Lesbos

Una delegación alemana encuentra “intolerables” las condiciones de los desplazados en Lesbos

Photo: Magnus Aronson/WCC

06 de marzo de 2020

Versión en español publicada el: 09 de marzo de 2020

Una delegación alemana integrada por representantes de municipios, dirigentes de iglesias y destacadas organizaciones de la sociedad civil visitó recientemente la isla griega de Lesbos, que ya acoge a decenas de miles de migrantes y desplazados, y estaba allí cuando se anunció la apertura de la frontera turca y aparecieron los primeros recién llegados.

La delegación constató las condiciones intolerables de las personas con necesidades urgentes en los campos: “Las personas tienen que dormir con un frío extremo. No hay higiene. Falta asistencia médica, alimentos y lo más básico para la supervivencia”. Pero estos campos fueron establecidos en relación con el acuerdo de 2016 entre la Unión Europea y Turquía. “Esta catástrofe humanitaria es, por tanto, política. Hay que hacer todo lo posible para poner fin a las condiciones inhumanas de estos campos de inmediato”, escribió la delegación en un mensaje.

La delegación insistió en que el acuerdo entre la Unión Europea y Turquía “no puede ser un plan maestro para el sistema de asilo europeo”, y pidió “un nuevo comienzo en la política de asilo europea que tome en consideración por igual los intereses de los Estados miembros y de quienes buscan protección. Se necesitan vías seguras y legales para los solicitantes de asilo y para los migrantes. Los planes de reforma con puntos de acceso en las fronteras exteriores europeas que se debaten en la actualidad en la Comisión Europea y los Estados miembros son totalmente inadecuados para esto. Encarcelar a las personas solamente por que piden asilo infringe la legislación europea aplicable. Es obvio que los campos existentes no alivian a los Estados de la frontera exterior. Al contrario, se crean espacios de anarquía y miseria”.

Hace poco, el obispo Dr. Heinrich Bedford-Strohm, presidente del consejo de la Iglesia Evangélica en Alemania, dijo: “Queremos que las personas puedan vivir seguras y con dignidad”.

El secretario general del Consejo Mundial de Iglesias, Rev. Dr. Olav Fykse Tveit, dijo: “Me uno a la afirmación de la delegación de que nuestros municipios, nuestras ciudades, nuestras comarcasnuestros países y parroquias deben seguir siendo lugares de refugio para todas las personas que tienen derecho a ayuda y protección”.

“Los migrantes no son misiles, son personas”, dice el secretario general del CMI en respuesta a la crisis en la frontera grecoturca (comunicado de prensa del CMI del 5 de marzo de 2020)