World Council of Churches

Una comunidad mundial de iglesias que buscan la unidad, el testimonio común y el servicio

Usted está aquí: Inicio / Sala de prensa / Noticias / La respuesta de la iglesia a los incendios forestales australianos se basa en la preparación

La respuesta de la iglesia a los incendios forestales australianos se basa en la preparación

La respuesta de la iglesia a los incendios forestales australianos se basa en la preparación

Lo que una vez fue una hermosa granja verde. Foto: Chris Wright/ Climate Tracker

07 de enero de 2020

Versión en español publicada el: 09 de enero de 2020

Un par de jornadas de lluvia ligera trajeron un poco de alivio a los resistentes incendios forestales que asolan el sureste de Australia. Aún así, los bomberos, los residentes y los demás actores implicados en la respuesta tomaban aliento y se preparaban para seguir viviendo el caos.

La lluvia de hollín cayó a lo largo de la costa este, desde Sydney hasta Melbourne, las dos ciudades más grandes, y la BBC informó de lluvias “torrenciales” en algunas partes de Nueva Gales del Sur, a principios de la semana.

Los incendios han devastado más de ocho millones de hectáreas de tierra, lo que equivale a casi el tamaño de Austria, y han costado la vida a veinticinco personas, según informó la agencia de noticias Reuters, el 6 de enero.

El grupo de coordinación de la respuesta de la iglesia es la Alianza de Voluntarios de Emergencias de las Capellanías de Australia. Está dirigida por el Consejo Nacional de Iglesias de Australia y coopera con las autoridades estatales y federales, así como con grupos eclesiales.

El Consejo Nacional de Iglesias de Australia incluye tradiciones anglicanas, ortodoxas, reformadas y católicas romanas junto, con el Ejército de Salvación, los cuáqueros y otras tradiciones cristianas.

Los incendios forestales han destruido miles de edificios y han dejado algunas ciudades sin cobertura eléctrica ni de telefonía móvil, incluidas las zonas más afectadas de Nueva Gales del Sur, Victoria y Australia del Sur, así como el Territorio de la Capital Australiana, donde se encuentra Canberra.

Una granja devastada en la costa sur de Nueva Gales del Sur. Foto: Chris Wright/ Climate Tracker

Junto con los servicios habituales de bomberos y de emergencias, en su mayoría llenos de voluntarios, el ejército australiano está contando con la colaboración de una miríada de personas procedentes de la iglesia y de grupos religiosos.

La Rev. Anne Hewitt, directora ejecutiva del Consejo de Iglesias del Sur de Australia, dijo que los capellanes del Ministerio de Desastres y Recuperación del Ejército de Salvación están trabajando bien, apoyando a todos los afectados por los incendios y por la devastación resultante.

‘La bondad en su apogeo’

“Oramos por un descanso, por el compañerismo, y por encontrar espacio tanto para lamentar las pérdidas y los cambios devastadores, como para apreciar la bondad alegre que destaca en medio de un trauma tan inesperado y duradero”.

Naturalmente, los grupos de intervención de la iglesia no podrían haber actuado sin una preparación previa, en un país acostumbrado a incendios y a desastres naturales, pero no siempre están preparados para hacer frente a un evento de tanta ferocidad como el actual.

El obispo Philip Huggins es presidente del Consejo Nacional de Iglesias de Australia y director del Centro de Estudios Ecuménicos del Centro Australiano para el Cristianismo y la Cultura.

En un mensaje al Consejo Mundial de Iglesias (CMI), dijo: “Es un momento terrible. Hay muchas personas religiosas involucradas en las tareas de ayuda, de forma práctica, muchas están viviendo sus oraciones como miembros de la comunidad”.

La Alianza de Voluntarios de Emergencias de las Capellanías de Australia trabaja con otros grupos eclesiásticos, como el Ministerio de Emergencias del Consejo Victoriano de Iglesias, la Red de Capellanía de Recuperación de Desastres de Nueva Gales del Sur, los Ministerios de Desastres y Recuperación del Sur de Australia, el Ministerio de Emergencia del Consejo de Iglesias de Tasmania y el Servicio de Capellanía de Respuesta ante Emergencias del Consejo de Iglesias del Territorio del Norte.

http://www.vccem.org.au/

http://www.nswdrcn.org.au/

https://sa.uca.org.au/disaster-and-recovery-ministries/

http://www.tcctas.org.au/

En Australia del Sur, los Ministerios de Desastres y Recuperación son ministerios cada vez más multidisciplinarios, dedicados a brindar atención pastoral a las comunidades que se están recuperando de desastres.

Estos incluyen los desastres naturales (incendios forestales, inundaciones, tormentas severas) o los de origen humano, tales como grandes accidentes laborales o de transporte y ataques terroristas.

‘Memorando de entendimiento con el gobierno del Estado’

La Iglesia Unida coordina esta red en todo el Estado, operando en virtud de un Memorando de Entendimiento con el Gobierno de Australia del Sur y en asociación con otras organizaciones participantes.

“Mientras que otros servicios y grupos ayudarán a atender las necesidades físicas y emocionales de las personas, la capellanía busca apoyar las necesidades espirituales y pastorales de las personas”, dice el sitio web de la Iglesia Unida.

La Red de Capellanía de Recuperación ante Desastres de Nueva Gales del Sur también es una red ecuménica de capellanes que ayudan a las personas de las comunidades afectadas por desastres y emergencias importantes en el más poblado de los Estados.

La red fue creada en 2009 por la Iglesia Unida (Sínodo de Nueva Gales del Sur y del Territorio de la Capital Australiana) después de las deliberaciones dentro del Comité Estatal de Bienestar en Casos de Desastre, que reconoció la necesidad de la capellanía para complementar los demás servicios de asistencia social dentro de los centros de evacuación y recuperación, después de emergencias importantes.

Atención integral

La red dice en su sitio web: “Cuando ocurren desastres, las personas se ven afectadas en todos los aspectos de sus vidas; física, emocional, psicológica y espiritualmente. La atención integral debe tener en cuenta todos los aspectos de la experiencia y de las necesidades de una persona”.

La Alianza de Voluntarios de Emergencias de las Capellanías de Australia también trabaja con otros grupos, como los Conquerors Congregation Ministries International, un grupo de creyentes principalmente evangélicos que se fundó hace unos ocho años, como “resultado de una profunda oración y comunión con el Dios Todopoderoso”.

https://conquerorscmi.org/about-us/

El Rev. Tony O. Jegede, pastor principal de Conquerors Congregation Ministries International, dijo en un comunicado emitido al CMI: “La iglesia en este momento solo puede ofrecer soluciones temporales, como refugios y otras ayudas, pero Jesús proporciona la solución permanente de un hogar eterno que los desastres naturales no pueden destruir, un hogar que da esperanza a la iglesia, e incluso a aquellos cuyas propiedades han sido destruidas.

“Sabemos que podemos perder todo lo material, pero nuestra esperanza en el reino de Dios, que no padece los desastres, nos da fuerzas para seguir adelante en Cristo Jesús y seguir alabando a Dios en medio del fuego”.

El Ejército de Salvación dijo que sus equipos de Servicios de Emergencia, conocidos localmente como “los Salvos” (#salvos), están respondiendo a este volumen sin precedentes de incendios forestales devastadores en distintos puntos de Australia.

 

Iglesias miembros del CMI en Australia

“Las iglesias de Australia responden a la crisis nacional de incendios con interventores y oraciones”, reportaje del CMI del 3 de enero de 2020 (en inglés)

El CMI ora por “una remisión del calor y de las llamas” en una carta dirigida a las iglesias australianas”, comunicado de prensa del CMI, 3 de enero de 2020