World Council of Churches

Una comunidad mundial de iglesias que buscan la unidad, el testimonio común y el servicio

Usted está aquí: Inicio / Sala de prensa / Noticias / El CMI subraya las consecuencias de la actividad empresarial para los derechos humanos

El CMI subraya las consecuencias de la actividad empresarial para los derechos humanos

El CMI subraya las consecuencias de la actividad empresarial para los derechos humanos

De izquierda a derecha: Renzo Alexander García Parra, Doris Acosta y Stanley Rodríguez en el Centro Ecuménico, en Ginebra.

08 de diciembre de 2014

Versión en español publicada el: 11 de diciembre de 2014

La manera en que las actividades empresariales afectan a las vidas de los miembros de la población local de Colombia y de El Salvador fue señalada por los participantes patrocinados por el Consejo Mundial de Iglesias en el Foro de las Naciones Unidas sobre las empresas y los derechos humanos, que se celebró en Ginebra del 1 al 3 de diciembre.

Los participantes patrocinados por el CMI en el Foro fueron Renzo Alexander García Parra, de Colombia, y Stanley Rodríguez, de El Salvador, también patrocinado por la Red Internacional de Derechos Humanos (RIDH), una organización internacional basada en Ginebra (Suiza).

En el Foro se expuso cómo las empresas internacionales ocasionan destrucción ecológica y medioambiental, violando al mismo tiempo los derechos humanos de la población local.  Estas actividades empresariales se realizan de forma antidemocrática, explotando los recursos naturales en aras de enormes beneficios e ignorando los intereses y el bienestar de las comunidades locales.

El Foro de las Naciones Unidas sobre las empresas y los derechos humanos proporciona un espacio para que los representantes de la sociedad civil, de las empresas, del gobiernos y de las organizaciones internacionales discutan sobre las maneras de avanzar aplicando los Principios Rectores sobre las empresas y los derechos humanos, una norma mundial para evaluar el riesgo de consecuencias nocivas para los derechos humanos que se derivan de las actividades empresariales.

«Necesitamos una cultura de paz, no una cultura de muerte promovida por las empresas mineras de Colombia», afirmó Renzo Alexander García Parra, del Comité Ambiental Defensa Vida, una organización que trabaja para la protección del medio ambiente.  Habló también de las consecuencias nefastas del proyecto de minería de oro La Colosa de la empresa AngloGold Ashanti en el departamento colombiano de Tolima.  Según declaró, este proyecto representa «una seria amenaza para el entorno natural y las comunidades locales».

«Muchos son los bosques, montañas y campos de cultivo que este proyecto ha destrozado», recalcó en una reunión en la sede del CMI en Ginebra (Suiza). «Para extraer una pequeña cantidad de oro, el proyecto La Colosa consume grandes cantidades de agua», explicó.

Según varios informes, el agua para el consumo de las personas y para la agricultura se usa ahora para el proyecto, y esto podría poner en peligro la cuenca hidrográfica.

Para protestar contra estas actividades empresariales, Renzo Alexander García Parra compartió que más de 50000 personas de la zona han denunciado violaciones de sus derechos humanos. «Esperamos que la comunidad internacional tome conciencia de los efectos nefastos de proyectos como el proyecto de La Colosa», declaró. Hablando de la participación de su grupo en el Foro de las Naciones Unidas, informó de que había tenido la oportunidad de reunirse con responsables del gobierno y representantes de las ONG y de los movimientos populares. «Esperamos utilizar estos encuentros para establecer alianzas y sensibilizar sobre las violaciones de los derechos humanos cometidas por las empresas mineras», concluyó.

Stanley Rodríguez, un representante del gobierno de El Salvador, afirmó que tiene motivación para apoyar las iniciativas en el país para la aplicación de los Principios Rectores sobre las empresas y los derechos humanos.  «Las actividades empresariales irresponsables de las empresas multinacionales afectan a los derechos de la población local, obstaculizando los aspectos sociales, culturales y económicos de sus vidas.

Es importante aumentar la concienciación sobre estos temas. Debemos crear redes y ejercer presión para que dejen de inyectarse fondos para actividades empresariales irresponsables», añadió

«El CMI tiene una larga tradición de apoyo a los defensores de los derechos humanos en América Central y  América Latina, así como de pronunciarse contra la explotación de los recursos naturales por parte de las empresas transnacionales y contra las violaciones de los derechos humanos de las comunidades locales», declaró Christina Papazoglou, la encargada del programa de derechos humanos del Consejo Mundial de Iglesias. «El Foro de las Naciones Unidas sobre las empresas y los derechos humanos crea un espacio para que los defensores de los derechos humanos de las áreas afectadas alcen sus voces para discutir sobre sus preocupaciones estableciendo un diálogo con todas las partes involucradas», añadió.

Programa del CMI sobre derechos humanos

Comisión de las Iglesias para Asuntos Internacionales del CMI

Iglesias miembros del CMI en América Latina