World Council of Churches

Una comunidad mundial de iglesias que buscan la unidad, el testimonio común y el servicio

Usted está aquí: Inicio / Sala de prensa / Noticias / En Busan, crece la participación de personas con discapacidad

En Busan, crece la participación de personas con discapacidad

En Busan, crece la participación de personas con discapacidad

Pre Asamblea de EDAN, en Busan. © Peter Williams/WCC

29 de octubre de 2013

La participación de las personas con discapacidades es creciente en las reuniones del CMI y ha llegado a un número importante en la X Asamblea, en Busan, Corea del Sur. De un total de 700 delegados de las iglesias miembros del Consejo, esta Asamblea cuenta con la presencia de 10 delegados con discapacidades, con derecho a voto. Este es un número muy significativo si tenemos en cuenta que en la última reunión, en Porto Alegre, Brasil, en 2006, había tres delegados con discapacidades y en Harare, Zimbabwe, en 1998, sólo había uno.

La participación ha crecido, pero todavía hay muchos retos para incluir a las personas con discapacidades en el día a día de las iglesias y de el CMI. Por eso, decenas de miembros de La Red Ecuménica de Defensa de las personas discapacitadas (EDAN) han participado durante dos días en la Pre Asamblea de personas discapacitadas, para hablar de lo que se puede hacer en este encuentro y en el futuro.

La iglesia es el espacio por excelencia para ser y sentirse incluido. “Jesucristo hace causa común con las personas discapacitadas”, dice Rolando Verdesia, representante de la Iglesia de los Amigos Cuaqueros de Cuba. Para él, es muy importante que las iglesias y el CMI trabajen en la sensibilización y concientización de los derechos de las personas con discapacidades. “La discapacidad no es una enfermedad ni un estigma, es una característica de la diversidad humana y es necesario que las personas con discapacidad se reconozcan como tal y luchen por hacer valer sus derechos”.

La misión de la red es apoyar el trabajo de individuos, iglesias y organizaciones eclesiales que se ocupan en todo el mundo de los problemas de las personas discapacitadas. La EDAN fue creada a raíz de la Asamblea en Zimbabwe, para abogar por la inclusión, la participación y la intervención activa de las personas discapacitadas en la vida espiritual y social y en el desarrollo de la iglesia y de la sociedad.

"Empiezan a darse cuenta de que las personas con discapacidades no sólo deben estar recibiendo. También tienen algo para dar. Discapacidad es sólo una pequeña parte de nuestro ser humano. En general somos iguales a todos”, dijo el Rev. Dr. Samuel Kabue, secretario ejecutivo de la EDAN.

El pre-encuentro organizado por EDAN tuvo el objetivo de preparar los delegados y asesores para las discusiones y decisiones que se tomarán en los próximos diez días, durante la Asamblea del CMI.

Uno de los temas tratados en la Pre asamblea de personas con discapacidad, es la violencia  y el abuso sexual que sufren día a día, mujeres con discapacidades alrededor del mundo. En la Pre Asamblea se expuso el caso de mujeres que fueron abusadas sexualmente o forzadas a trabajar con su cuerpo, usadas para la pornografía y el sexo virtual.

Para la Rev. Micheline Kamba Kasungo, de la Iglesia Presbiteriana de Congo, las mujeres con discapacidades a menudo están excluidas de la sociedad, y dejan de considerarse como personas que han recibido el don de Dios.

"Queremos organizarnos para dar voz a las víctimas de la violencia. Estamos hablando de ellas, pero no están aquí. ¿Por qué? Tenemos que crear formas para que estean aquí", dice.

Hablar de estos temas dentro de las iglesias y en el CMI ayuda a reforzar la identidad de las personas con discapacidad, a tener mayor conocimiento de sí mismos, a hacer frente a sus problemas y a luchar por sus derechos.

"Tenemos que romper las barreras. No podemos quedarnos encarcelados", dijo Kabue.

Se pueden solicitar fotografías de alta resolución a través de photos.oikoumene.org.

Sitio web oficial de la X Asamblea del CMI