World Council of Churches

Una comunidad mundial de iglesias que buscan la unidad, el testimonio común y el servicio

Usted está aquí: Inicio / Sala de prensa / Noticias / La Semana de la Paz de Ginebra analiza el papel de la religión en la prevención de la violencia

La Semana de la Paz de Ginebra analiza el papel de la religión en la prevención de la violencia

La Semana de la Paz de Ginebra analiza el papel de la religión en la prevención de la violencia

Peter Prove, director de la Comisión de las Iglesias para Asuntos Internacionales (CIAI) del CMI en un debate de expertos en el Centro Ecuménico durante la Semana de la Paz de Ginebra 2017. Foto: Albin Hillert/CMI

09 de noviembre de 2017

Versión en español publicada el: 10 de noviembre de 2017

En el marco de los eventos organizados en Ginebra, la “ciudad de la paz”, del 6 al 10 de noviembre con motivo de la celebración de su Semana de la Paz, un grupo de expertos analizó el papel de la religión en la prevención de la violencia, en un debate especial que tuvo lugar el 8 de noviembre.

La edición de este año de la Semana de la Paz de Ginebra incluye unos 50 eventos organizados por más de 80 entidades que se centran en un amplio abanico de temas relacionados con la paz y la seguridad.

Los acontecimientos se celebran esta semana en el Palacio de las Naciones, la Maison de la Paix, el Centro Ecuménico y otros lugares de la ciudad.

El debate de expertos, titulado “El papel de la religión en la prevención de la violencia”, se llevó a cabo el 8 de noviembre en la sala principal del Centro Ecuménico.

El evento fue organizado por la Fundación Córdoba de Ginebra, en colaboración con el Consejo Mundial de Iglesias (CMI), la Red de Pacificadores Religiosos y Tradicionales, el Instituto Internacional de Oslo para la Investigación de la Paz y la iniciativa IPTI para procesos inclusivos de paz y transición. La moderación estuvo a cargo de la Dra. Thania Paffenholz del Instituto Superior de Estudios Internacionales y de Desarrollo de Ginebra.

Los expertos participantes fueron el Dr. Mohamed Elsanousi, director de la Oficina de Washington D. C. de la Red de Pacificadores Religiosos y Tradicionales; Peter Prove, director de la Comisión de las Iglesias para Asuntos Internacionales (CIAI) del CMI; Catherine Germond de la Fundación Córdoba de Ginebra; y el Rev. Dr. Trond Bakkevig, canónigo de Vestre Aker de la Iglesia de Noruega y representante del Instituto Internacional de Oslo para la Investigación de la Paz.

Bakkevig dijo que “la religión pura no existe; siempre es interpretada por las personas”. Asimismo, destacó el poder de las redes religiosas (“debemos tener en cuenta que la religión es la red mejor organizada del mundo”) e hizo hincapié en la importancia de la educación. “En los libros de texto en Israel y Palestina, no se explica la otra religión. En los libros palestinos, por ejemplo, se habla del islam y el cristianismo, pero no hay nada sobre el judaísmo. Esto constituye un factor de conflicto”.

Catherine Germond abordó la cuestión de la manipulación de la religión para obtener rédito político, y dijo que “la religión se manipula para crear tensiones, pero también para ganar legitimidad”.

“En cada una de las principales tradiciones religiosas hay auténticos impulsos de violencia”, afirmó Prove. “Es contraproducente intentar negarlo. En vez de ello, deberíamos abordar esos aspectos de nuestras propias tradiciones para replicar a los grupos extremistas que son muy proclives a explotar estos impulsos violentos”.

Prove subrayó la necesidad de “centrarse en el impacto positivo de la religión, el mayor potencial de paz existente en nuestras tradiciones. Utilizar estos recursos y movilizar a las iglesias para que trabajen a favor de la justicia y la paz ha sido la labor del CMI desde 1948”.

Elsanousi destacó que la Declaración de Marrakech representaba un esfuerzo importante por parte de los líderes religiosos musulmanes para realzar las tradiciones islámicas que predican la paz. “Es bueno examinar nuestros propios recursos para encontrar soluciones” indicó, añadiendo que “el islam y los musulmanes están marcados por el extremismo violento y el terrorismo, lo cual resulta lamentable”.

Los estudios que analizan información sobre conflictos muestran un fuerte aumento de los conflictos que comportan tensiones religiosas, convinieron los organizadores del debate.

Según los estudios realizados por el Programa de Datos sobre Conflictos de Uppsala (UCDP, por sus siglas en inglés) en 1975, solo el 2 por ciento de los conflictos conllevaban tensiones religiosas. En 2013, el porcentaje había aumentado más de un 50 por ciento.

Achim Wennmann, coordinador ejecutivo de la Plataforma de Ginebra para la Consolidación de la Paz, dijo a los periodistas que este año la Semana de la Paz de Ginebra se centraría por primera vez en un tema determinado, “Prevención multisectorial e interinstitucional: ¿Qué procedimientos para una aplicación efectiva?”.

Michael Møller, director general de la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra, afirmó que “la Semana de la Paz de Ginebra saca el máximo provecho de las sinergias entre los sectores y organizaciones en Ginebra y en otros lugares, centrándose en el carácter transversal de la prevención”.

“Pone de relieve que todas y cada una de las personas, actores e instituciones tienen una función que cumplir en la consolidación de la paz, la resolución de los conflictos y el fortalecimiento de la prevención”, observó.

 

Semana de la Paz de Ginebra (en inglés)

Religión: ¿una fuente de conflicto o un camino de paz? (en inglés)

Comisión de las Iglesias para Asuntos Internacionales del CMI

Fotos del debate del grupo de expertos