World Council of Churches

Una comunidad mundial de iglesias que buscan la unidad, el testimonio común y el servicio

Usted está aquí: Inicio / Sala de prensa / Noticias / Acoger a “extranjeros” en un clima de miedo, un reto para las iglesias

Acoger a “extranjeros” en un clima de miedo, un reto para las iglesias

Acoger a “extranjeros” en un clima de miedo, un reto para las iglesias

Katalina Tahaafe-Willams. © Kristine Greenaway

18 de noviembre de 2015

Versión en español publicada el: 02 de diciembre de 2015

Por Kristine Greenaway

En el clima de creciente miedo a los refugiados y los inmigrantes, el Consejo Mundial de Iglesias (CMI) insta a los cristianos a ser fieles al imperativo bíblico de “acoger al extranjero”.

Horas antes de los ataques terroristas en París, concluyó en Ginebra un taller de una semana de duración sobre el multiculturalismo, el ministerio y la misión.

Veinticinco participantes de trece países se reunieron en Ginebra del 9 al 13 de noviembre para explorar formas de promover el diálogo multicultural y actividades en este sentido a nivel de las parroquias y las comunidades.

El objetivo del taller era preparar a los dirigentes ordenados y las personas laicas para trabajar en comunidades con una diversidad cultural cada vez mayor. El programa abarcó cuestiones como la educación teológica, la liturgia y la dinámica intergeneracional en las iglesias de inmigrantes con el propósito de alentar, tanto a las iglesias establecidas como a las surgidas de la inmigración, a superar el temor y la desconfianza hacia las personas distintas a ellas y a crear comunidades inclusivas y acogedoras.

El taller, organizado por Katalina Tahaafe-Williams, responsable del programa del CMI en materia de migración y misión multicultural, fue auspiciado por la Iglesia Presbiteriana (Estados Unidos de América) y la Iglesia Unida del Canadá.

Representantes de “Dar Testimonio Juntos”, una red de más de 90 iglesias de inmigrantes de la región de Ginebra, hicieron referencia a ejemplos de colaboración con iglesias históricas que han dado lugar a actividades conjuntas, tales como celebrar cultos dominicales o eventos infantiles y juveniles comunes.

“El establecimiento de este tipo de alianzas de colaboración que propician relaciones cercanas y duraderas basadas en la confianza y la asistencia mutua forma parte integral del ministerio y la misión multiculturales”, afirma Tahaafe-Williams. “Se desarrollan vínculos comunitarios y personales que son inestimables a la hora de posibilitar un intercambio multicultural y un apoyo activo significativos que puedan ayudar a la gente a superar sus miedos con respecto a los recién llegados a su comunidad”.

El CMI prevé seguir trabajando en el ámbito del ministerio multicultural a fin de capacitar a las iglesias locales de las comunidades establecidas e inmigrantes para que trabajen juntas contra la creciente xenofobia e intolerancia a raíz de incidentes violentos y de las migraciones masivas de refugiados.

El Comité Ejecutivo del CMI se pronuncia sobre las crisis de los migrantes (12 de Junio 2015)