World Council of Churches

Una comunidad mundial de iglesias que buscan la unidad, el testimonio común y el servicio

Usted está aquí: Inicio / Nuestra labor / EHAIA (Iniciativas Ecuménicas y Acción Mundial sobre el VIH/SIDA)

EHAIA (Iniciativas Ecuménicas y Acción Mundial sobre el VIH/SIDA)

Las iglesias pueden actuar como motores de transformación que ofrecen sanación, esperanza y acompañamiento a todos los afectados por el VIH/SIDA. EHAIA promueve las iglesias y las instituciones teológicas competentes en materia de VIH.

Las iglesias son instituciones influyentes, puesto que se encuentran en el corazón de las comunidades de muchos lugares del mundo. Pueden actuar como motores de transformación que ofrecen sanación, esperanza y acompañamiento a todos los afectados por el VIH/SIDA.

La crisis del SIDA nos desafía profundamente a que seamos Iglesia en obras y en verdad: a que seamos Iglesia como comunidad de sanación.
(Comité Ejecutivo del CMI, 1986)

EHAIA promueve las iglesias competentes en materia de VIH y trabaja con las instituciones teológicas para integrar las cuestiones relacionadas con el VIH en los programas teológicos, así como abordar las causas fundamentales de la pandemia.

Tiene el propósito de incluir a las personas que viven con el VIH, a las personas con discapacidad, a personas de todos los grupos de edad y sexo, a los trabajadores del sexo, a los usuarios de drogas inyectables, a los presos, a los migrantes, a  las minorías sexuales y otros grupos marginados, así como de asegurarse de que los teólogos y los líderes de las iglesias incluyan a todos aquellos que por lo general son excluidos.

Iniciada en el año 2002 con el nombre de Iniciativa Ecuménica sobre el VIH/SIDA en África, en respuesta a una invitación de los cristianos y las iglesias en África a la comunidad ecuménica a unirse a ellos en la lucha para superar la pandemia del VIH, EHAIA ha puesto de manifiesto la necesidad de conectar a las comunidades y a los actores nacionales y regionales con los responsables de formular políticas internacionales.

En la X Asamblea del CMI, EHAIA recibió el mandato de ampliar sus actividades más allá del continente africano, y ha comenzado actividades en Jamaica, Filipinas y Ucrania, países en los que las iglesias han solicitado que EHAIA comparta la experiencia y los conocimientos de la iniciativa desarrollada en África.

Related News

Un joven ugandés se convierte en un “agente de cambio” en materia de cuidados para el VIH y justicia de género

Un joven ugandés se convierte en un “agente de cambio” en materia de cuidados para el VIH y justicia de género

Hillary Nuwamanya, de 24 años, nació con el VIH y ha elegido vivir su vida dando ejemplo a otros jóvenes que luchan por encontrar la esperanza. Como parte importante del programa del CMI “Iniciativas Ecuménicas y Acción Mundial sobre el VIH/SIDA”, este joven ugandés ha capacitado a personas para que orienten a sus comunidades en materia de igualdad de género, justicia de género y tolerancia cero de la violencia sexual y de género. Hillary Nuwamanya participa o facilita regularmente talleres intergeneracionales sobre el VIH y la justicia de género.

Los rostros de la ayuda: El CMI ofrece a sus especialistas para brindar apoyo durante la pandemia del COVID-19

Los rostros de la ayuda: El CMI ofrece a sus especialistas para brindar apoyo durante la pandemia del COVID-19

El CMI está ofreciendo a las iglesias miembros algunos recursos con rostro humano durante la pandemia del COVID-19. Se ha puesto a disposición un equipo de ocho especialistas para consultar cómo pueden las iglesias discernir sus funciones durante la pandemia del coronavirus, cómo pueden adaptarse en cuanto comunidades religiosas, y cómo pueden relacionarse entre ellas y compartir experiencias.

Declaración del CMI: “Conservar la fe para acabar con el SIDA”

Declaración del CMI: “Conservar la fe para acabar con el SIDA”

El Comité Ejecutivo del Consejo Mundial de Iglesias (CMI) emitió una declaración expresando su compromiso inquebrantable de acabar con el VIH y el SIDA. “La epidemia del VIH ha sido como ninguna otra”, dice la declaración. “A lo largo de cuatro decenios, el SIDA ha causado decenas de millones de muertes, ha devastado a familias y comunidades, y ha desafiado a los científicos y médicos dedicados a buscar una vacuna o una cura efectiva”.