World Council of Churches

Una comunidad mundial de iglesias que buscan la unidad, el testimonio común y el servicio

Usted está aquí: Inicio / Nuestra labor / Salud y sanación

Salud y sanación

El programa de salud y sanación del Consejo Mundial de Iglesias (CMI) facilita la creación de redes y el diálogo con objeto de promover la salud y la sanación para todas las personas. Durante 2017 y 2018, el CMI elaborará una estrategia sanitaria ecuménica mundial para responder a los desafíos sanitarios –tanto a los que persisten como a los nuevos– en todo el mundo.
Salud y sanación

Una joven madre con su bebé recién nacido en el centro de salud Karen de la Convención Bautista

El programa de salud y sanación del Consejo Mundial de Iglesias (CMI) facilita la creación de redes y el diálogo con objeto de promover la salud y la sanación para todas las personas. Durante 2017 y 2018, el CMI elaborará una estrategia sanitaria ecuménica mundial para responder a los desafíos sanitarios –tanto a los que persisten como a los nuevos– en todo el mundo.

La salud es más que bienestar físico y mental, y la sanación no es únicamente médica. La salud y la sanación son elementos fundamentales del ministerio de Jesús y de su llamamiento a sus seguidores, y la iglesia ha estado implicada en la prestación de servicios sanitarios desde hace siglos.

Incitando al diálogo entre las redes confesionales y en la sociedad civil, el CMI contribuye a la reflexión sobre las bases teológicas de la misión médica, así como al desarrollo de nuevos conceptos de la atención sanitaria cristiana.

La relación del Consejo con la Organización Mundial de la Salud, y con otras organizaciones internacionales tales como UNICEF y ONUSIDA, le permiten facilitar la creación de redes y la promoción en nombre de las redes sanitarias vinculadas con la iglesia.

La agenda sanitaria mundial ha cambiado mucho en los últimos años. Además del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 3 sobre la vida sana y el bienestar, la salud es un aspecto inherente a cada uno de los 17 ODS. La cobertura sanitaria universal, con la hipotética eliminación del VIH, constituye una agenda de salud pública mundial urgente. Las enfermedades infecciosas emergentes y reemergentes, tales como el Ébola y el Dengue, siguen siendo causa de preocupación. La resistencia a los antimicrobianos, las enfermedades tropicales desatendidas y las enfermedades no transmisibles, en particular las enfermedades derivadas del estilo de vida, han pasado a ocupar un primer plano por tener consecuencias cada vez mayores a nivel mundial.

Antes estos desafíos mundiales nuevos y persistentes, el Consejo Mundial de Iglesias está convencido de que es el momento de que la iglesia reafirme el papel que ha desempeñado durante siglos como líder mundial de la salud y de que consolide sus esfuerzos en pos de la salud y la sanación para todos.

Iniciativas Ecuménicas y Acción Mundial sobre el VIH/SIDA del CMI

Campaña Vive la promesa (en inglés)

Plataforma de Asociaciones Cristianas de la Salud de África (en inglés)

Ediciones anteriores de la Revista Contact (en inglés) (ediciones disponibles en línea: 1983-2018)

Related News

Las iglesias que promueven la salud cobran cada vez más impulso

Las iglesias que promueven la salud cobran cada vez más impulso

“Veo en este modelo de 'iglesia sana' un entorno que, con suerte, se globalizará”, dice la Dra. Suzanne Jackson, de la Universidad de Toronto, que dirige el Centro Colaborador para la Promoción de la Salud de la Organización Mundial de la Salud.

El Comité Ejecutivo del CMI aborda cuestiones de actualidad

El Comité Ejecutivo del CMI aborda cuestiones de actualidad

Cincuenta años después de su asamblea en Uppsala (Suecia), ahora definitivamente volcado en el compromiso público, el Consejo Mundial de Iglesias sigue buscando abordar e implicarse en las cuestiones de actualidad y de interés general.

No renuncien a la visión de la atención sanitaria para todos, insta el CMI

No renuncien a la visión de la atención sanitaria para todos, insta el CMI

Jesús fue un sanador, y desde sus primeros seguidores hasta ahora, en todas las épocas y regiones, los cristianos se han distinguido por trabajar compasivamente, y a menudo de forma heroica, por la salud y la sanación.