Image
Tree in sunlight in Ethiopia, 2019

Photo: Albin Hillert/LWF, 2019

“El CMI condena los múltiples ataques de brutal violencia perpetrados por grupos armados contra iglesias y comunidades –que han afectado especialmente a la Iglesia Ortodoxa Etíope Tewahedo– y cuyos objetivos son los miembros de toda comunidad que se defina por su religión o etnia, las iglesias o lugares sagrados y la población civil”, afirma la declaración. “Lamentamos que tantas personas hayan perdido la vida a causa de estos ataques”.

Asimismo, el CMI manifestó su preocupación por la gran cantidad de personas desplazadas por la violencia. “Oramos por la protección de su seguridad y de su libertad religiosa, y por que puedan volver a sus hogares”, dice el comunicado. “Denunciamos a aquellos que, por sus propios intereses políticos, buscan fomentar las tensiones, la división, el antagonismo y el derramamiento de sangre entre el pueblo etíope”.

El CMI instó a todas las partes a recordar el sufrimiento extremo infligido en el pasado al pueblo de Etiopía por el conflicto y la división. “Hacemos un llamado a alejarse del precipicio hacia una nueva catástrofe y a retomar el diálogo, no las armas; a cooperar, no a fomentar la división”, pide la declaración.

Lea la declaración completa (en inglés)

La moderadora del CMI reflexiona sobre el papel de las iglesias en tiempos de “profunda crisis económica y social”(comunicado de prensa del CMI del 9 de noviembre de 2020)

El Comité Ejecutivo del CMI se reunirá en línea del 9 al 13 de noviembre (comunicado de prensa del CMI del 9 de noviembre de 2020, en inglés)

Related programmes