Image
WCC-CC-closing-pressconf-2021-photo-by-IvarsKupcis - 16.jpeg

La reunión del Comité Central del CMI, del 23 al 29 de junio de 2021, fue la primera reunión por videoconferencia del Comité Central.

Fotografía:

Entre los asuntos del orden del día destacó la presentación del programa de la asamblea para su aprobación. El Comité Central recibió las nominaciones de las delegaciones de las iglesias miembros para la asamblea, nominó delegados adicionales y examinó su informe para la asamblea: De Busan a Karslruhe. El Comité Central recibió asimismo las solicitudes de admisión de dos iglesias y aprobó la ampliación a 2022 del plan estratégico y de la estrategia financiera del CMI 2018-2021. 

Esta fue la primera reunión del Comité Central del CMI que utilizó las comunicaciones electrónicas. Para algunos miembros, fue la primera experiencia usando Zoom y muchos otros se conectaron desde lugares del mundo donde era plena madrugada.

Dra. Abuom: “Estamos decididos a permanecer juntos y a avanzar juntos”
En su discurso de apertura, la moderadora, la Dra. Agnes Abuom, ofreció una panorámica de las formas en que la iglesia mundial ha lidiado y lidia con los efectos de la COVID-19.

“La COVID-19 ha provocado una crisis económica mundial a una velocidad alarmante”, dijo Abuom, “sus efectos han sido devastadores en las mujeres, los jóvenes, los pobres, las personas empleadas informalmente y aquellas que trabajan en estrecho contacto con el público”.

Si se logra una mayor efectividad del control de las infecciones y del despliegue de las vacunas, se estima que la economía mundial se recuperará en 2021, reflexionó. “Para limitar el daño a largo plazo a la economía y facilitar la recuperación, los gobiernos han optado en gran medida por aplicar políticas fiscales expansionistas, creando así déficits presupuestarios y aumentando la deuda pública”, afirmó; “la crisis mundial económica y sanitaria ha provocado una fuerte contracción en todos los flujos financieros privados hacia las economías en desarrollo”.

“Nuestra unidad es más importante que nunca”, advirtió el secretario general en funciones del CMI
En su informe, el secretario general en funciones del CMI, el Rev. Prof. Dr. Ioan Sauca, destacó la forma en que hemos adaptado nuestro trabajo en medio de una pandemia y la relevancia que preserva nuestra labor por la unidad y la reconciliación

“Nuestra unidad, como una familia humana y como una comunidad de iglesias, es más importante que nunca”, dijo. “Estamos viviendo una época de gran sufrimiento”.

Las iglesias han perdido muchos miembros y dirigentes, lamentó Sauca. “Las iglesias miembros han sido increíblemente resilientes y han mostrado una gran capacidad de respuesta durante la pandemia”, dijo; “Cada uno de ustedes es parte de este discipulado transformado y transformador que ha mantenido dinámica y viva a la iglesia”.

También señaló que la pandemia afecta aún a toda la comunidad.
 

Image
WCC-CC-closing-pressconf-2021-photo-by-IvarsKupcis - 14.jpeg

Conferencia de prensa de clausura de la reunión del Comité Central del CMI, del 23 al 29 de junio de 2021. 

Fotografía:

El recuerdo de quienes nos han dejado
Durante la oración de apertura, el Rev. Dr. Olav Fykse Tveit, obispo presidente de la Iglesia de Noruega y ex secretario general del CMI, describió un “momento de gran intensidad” para el mundo y para la evolución del CMI.

Tveit reflexionó sobre el hecho de que el Comité Central del CMI se reúna en línea para abordar las repercusiones de la COVID-19 y discernir cómo avanzar juntos.
“Juntos compartimos el dolor de nuestras iglesias miembros que han perdido un gran número de fieles y muchos líderes”, dijo; “algunos de ustedes han perdido colegas, amigos y familiares”.

En un servicio conmemorativo en línea, el Comité Central recordó a los miembros, amigos ecuménicos y dirigentes de la iglesia que han fallecido desde la última reunión del comité en 2018, y oró por los fieles discípulos de cada generación.

Se leyeron los nombres de todos los fallecidos, mientras los asistentes lloraron la pérdida de sus seres queridos y recordaron su legado de dedicación a sus familias, a sus comunidades y al movimiento ecuménico.

Problemas regionales y solidaridad
En las reuniones regionales, los miembros del Comité Central del CMI se reunieron para orar juntos, expresar sus inquietudes y trazar un camino para avanzar en solidaridad. Se incluyeron las regiones de África, Asia, Caribe, Europa, América Latina, Oriente Medio, América del Norte y el Pacífico.

En todas las regiones, los representantes expresaron una amplia variedad de problemas sociales, políticos y económicos que se han agravado durante la pandemia. Las sociedades divididas y la desesperanza destacaron entre las principales preocupaciones a nivel mundial.

Los representantes africanos se centraron en definir las formas de compartir sus dones y fortalezas durante la 11ª Asamblea del CMI. La región de Asia deliberó sobre formas de prepararse para la asamblea con un espíritu de colaboración y unidad. La región del Caribe celebró que, a pesar de la desigualdad en la distribución de las vacunas contra la COVID-19, destaquen los casos de resiliencia. Los representantes de Europa reflexionaron sobre la transformación de la pandemia de la muerte hacia una peregrinación de vida y fe. Los miembros de la región de América Latina intercambiaron relatos sobre los efectos de la pandemia en las comunidades vulnerables y el incremento de las problemas sociales. Oriente Medio reflexionó sobre la continuidad del santo testimonio en el camino hacia la próxima asamblea del CMI. Los representantes norteamericanos hablaron sobre la transformación de las fronteras en espacios compartidos, incluso en medio del racismo y de otros tipo de divisiones. La región del Pacífico se centró en ser pastoral, práctica, vigilante y profética en el camino a la asamblea.

Green Village 
El Comité de Dirección del CMI para el proyecto de construcción de Green Village presentó un informe actualizado sobre este al Comité Central del CMI que exponía tanto los logros como las dificultades de los últimos tres años, desde la entrada en vigor del plan de ordenamiento territorial, en 2018.

En última instancia, el proyecto ofrecerá unos 60 000 metros cuadrados de superficie construida, frente a los 15 000 inicialmente disponibles en las instalaciones de Grand-Saconnex, Ginebra. Los edificios de la fase uno, ahora en construcción, incluyen el Montreal, el edificio residencial, y el Kyoto, el primer edificio de oficinas.

“Somos conscientes de que no tenemos un proyecto de construcción, sino seis o siete”, afirmó la Dra. Anne Glynn Mackoul, del Patriarcado Greco-Ortodoxo de Antioquía y todo el Oriente, EE. UU., miembro del Comité de Dirección del Green Village; “El CMI tiene que reembolsar el préstamo del fondo de pensiones, pero aspira a lograr mucho más”.

El tejido de la 11ª Asamblea del CMI
El Comité Central recibió las nominaciones de las delegaciones de más del 80 por ciento de las iglesias miembros del CMI y tomó nota de las iglesias que aún no han designado a sus delegados.

Basándose en las sugerencias de las iglesias miembros, el Comité Central nombró a 104 delegados más para reforzar la participación de mujeres, jóvenes, pueblos indígenas, laicos y personas con discapacidad.

El Comité Central afirmó la importancia de las visitas de los equipos de peregrinos como parte de la metodología de la peregrinación de justicia y paz, y destacó la importancia del trabajo del CMI para superar el racismo, la discriminación y la xenofobia.

Comunicarse en el siglo XXI
El Comité Central del CMI examinó las formas en que el Consejo ha hecho posible que la comunidad permanezca unida durante la pandemia de COVID-19. También echó la vista atrás en busca de los aprendizajes del pasado en materia de comunicación en tiempos difíciles.

Celebrando la capacidad de llevar a cabo “reuniones virtuales” para la comunidad mundial, el comité también destacó su empeño en colmar las brechas económicas y geográficas. Reconociendo que los límites de la equidad en infraestructuras y la falta de equipos informáticos en ciertos lugares del mundo previenen y restringen la participación en las reuniones virtuales.

Se propuso la redacción de un documento titulado “Nuevo informe del Departamento de Comunicación del CMI para el siglo XXI”, que revisará de forma sucinta las dos declaraciones sobre comunicación emitidas a raíz de asambleas anteriores, para luego centrarse en la próxima 11ª Asamblea en Karlsruhe. Se presentará un primer borrador de dicho informe a principios de 2022. El documento también incluirá los resultados del próximo simposio sobre “Comunicación para la justicia social en la era digital”.

Nuevos miembros y ministerios especializados
El Comité Central aceptó las solicitudes de admisión de la Misión de Fe Apostólica de Sudáfrica y la Primera Misión de la Iglesia Africana en Nigeria. De conformidad con el proceso de admisión de dos pasos, las solicitudes fueron aceptadas por un periodo provisional de consulta y cooperación. Se espera que en la siguiente reunión del Comité Central se finalice el proceso y se admita definitivamente a las nuevas iglesias miembros.

El Comité Central también reconoció a las Caridades Cristianas Ortodoxas Internacionales (IOCC, por sus siglas en inglés) y a la Fundación Amity en calidad de ministerios especializados que mantienen relaciones de trabajo con el CMI.

El Comité Central recibió con pesar la decisión de la Iglesia Cristiana de las Islas Cook de renunciar a su condición de miembro del CMI y alentó a la iglesia a mantener su vínculo con el CMI y el movimiento ecuménico. El comité interrumpió la membresía de la Iglesia de Jesucristo en la Tierra por su Enviado Especial Simon Kimbangu (Iglesia Kimbanguista) por motivos teológicos. El proceso de suspensión, que comenzó en 2016, incluyó consultas con la Conferencia de Iglesias de Toda el África y la Organización de Iglesias Africanas Independientes. 

Efectos económicos de la COVID-19
El Comité Central expresó su agradecimiento a las iglesias miembros y asociados ecuménicos por sus contribuciones financieras, su constancia y su participación en múltiples formas en la labor del CMI. El balance general del CMI se vio reforzado con las primeras fases del proyecto Green Village; y tras la adopción de las medidas necesarias para revisar los presupuestos en 2020, se alcanzó el objetivo de reservas generales de 7 millones de francos suizos, incluso después de asignar 0,6 millones de francos suizos al fondo de la asamblea.

El Comité de Política Financiera recomendó que, en la planificación de las actividades futuras, se hiciera especial hincapié en la naturaleza híbrida de estas, incorporando consultas tanto por vía electrónica como en persona, a fin de mejorar la relación costo-eficiencia (menor gasto en viajes) y de reducir la huella de carbono, en comparación con el modelo de trabajo presencial antes dominante.

Más información sobre la 11ª Asamblea del CMI
Comité Central del CMI 2021
Conferencia de prensa de clausura de la reunión del Comité Central del CMI