Image
Group photo DRC EHAIA meeting
Fotografía:

La consulta reunió a treinta participantes, entre ellos líderes religiosos de las iglesias miembros del CMI y de otras comunidades religiosas, así como a personas que viven con el VIH.

Los participantes pudieron ampliar sus conocimientos y capacidades de respuesta en materia de VIH, violencia sexual y de género, experiencias traumáticas, estigmatización y discriminación. También aprendieron distintas formas de concientizar sobre las pruebas de detección del VIH y el acceso al tratamiento en las zonas en conflicto.

El padre Gabriel Hangi, en representación del vicario de la Iglesia Católica en Goma, anunció: “Vamos a instar a nuestras iglesias a continuar su labor de sensibilización y a animar a las personas a aceptarse a sí mismas y a tener la libertad de hacerse la prueba para conocer su estado serológico, y así, protegerse mejor y proteger a los demás”.

El Rev. Dr. Kahwa Njojo, obispo de la Iglesia Anglicana de Bunia y exalumno del Instituto Ecuménico de Bossey, dijo: “Las iglesias y los dirigentes religiosos se han dado cuenta de que unidos podemos hacer muchas cosas, y de que, al estar unidos, podemos lograr lo que era imposible cuando estábamos solos. Juntos podemos lograr dar una respuesta efectiva a las personas vulnerables”. 

Isis Kangudie Mana, coordinadora regional para África Central del programa de Iniciativas Ecuménicas y Acción Mundial sobre el VIH/SIDA del CMI, dijo: “Aún queda trabajo por hacer dentro de las iglesias en materia de VIH, violencia sexual y de género, estigmatización y discriminación contra las personas vulnerables. Una labor de sensibilización continuada en torno al VIH alentaría a las comunidades religiosas a disponer de pruebas voluntarias y acceso al tratamiento”.