Image
Un policía hace guardia en la Candelaria, en el centro de Bogotá. Foto: Albin Hillert/CMI

Un policía hace guardia en la Candelaria, en el centro de Bogotá. Foto: Albin Hillert/CMI

En una declaración, el Comité Ejecutivo del Consejo Mundial de Iglesias ha expresado su profunda preocupación por las excepcionales crisis concurrentes en América Latina. “Brasil es uno de los países cuya situación nos preocupa, pues enfrenta una compleja crisis de polarización política y social, que está afectando al estado de derecho, los derechos humanos y la protección del medio ambiente, y está reduciendo el espacio de la sociedad civil; mientras que en Chile, Bolivia, Ecuador, Venezuela, Paraguay, Perú y Argentina están viviéndose protestas masivas y crisis políticas que están afectando a sus gobiernos, economías y sociedades”, dice el comunicado. “En algunos casos, como en Chile, Bolivia, Venezuela, Nicaragua y Colombia, las protestas populares han resultado en enfrentamientos violentos y muertes”.

La declaración del CMI hace un llamado a los gobiernos de América Latina para que “apoyen y refuercen las instituciones de la democracia y del estado de derecho, y protejan el espacio político para la sociedad civil” y que “escuchen las voces del pueblo”.

Lea la declaración completa