Image
Barbed wire against sunset.

11 de marzo de 2022: Puesta de sol y alambre de púas sobre una valla cerca de la frontera de Vyšné Nemecké que se extiende entre Eslovaquia y Ucrania. Todos los días, en esa frontera se ve cruzar hasta unos 10.000 refugiados de Ucrania y organizaciones humanitarias basadas en la fe, les prestan apoyo inmediato cuando llegan a Eslovaquia. 
 

Fotografía:

“Cuando miramos alrededor, solo vemos signos de destrucción y de muerte. El número de víctimas de las injusticias económicas y ecológicas está aumentando en todo el mundo”, escribe el Rev. Sauca. 

También reconoce que la pandemia ha ampliado la brecha entre ricos y pobres, entre poderosos y vulnerables. “La crueldad de la guerra en Ucrania y otras partes del mundo se está cobrando miles de vidas inocentes, permitiendo todo tipo de atrocidades, destruyendo todo a su paso y multiplicando las oleadas de desplazados y refugiados”, señala y añade: “La violencia contra las mujeres, los niños, las personas mayores y aquellos que son distintos de nosotros aumenta drásticamente”.

Se tiene la impresión que desolación y desesperanza imperan en todas partes, se lamenta, pero en definitiva, el Dios de la vida prevalece, afirma.
“Fortalecidos por nuestra fe y nuestra esperanza no debemos temer ni desesperarnos cuando vemos lo que sucede hoy en nuestro mundo, sino enfrentarlo con coraje. En medio de la oscuridad de nuestro mundo, al mirar la tumba vacía y escuchar la voz del ángel, descubrimos una vida de luz, alegría, amor y novedad”, prosigue el Rev. Sauca.
 

Image
Icon showing women at empty grave of Jesus

Ilustración: Icono de la resurrección con las mujeres portadoras de mirra en la tumba vacía. Fotografía de Ted/Flickr, licencia de Creative Commons 

La resurrección de Cristo siempre nos recuerda que en definitiva, Dios, el Dios de la vida, derrota todos los poderes del pecado y la muerte, reflexiona el secretario general en funciones.

“La resurrección de Cristo es fuente de una nueva vida que recrea y renueva todas las cosas en Él;  es fuente de sanación, integridad y renovación”, sostiene el Rev. Sauca.

La resurrección de Cristo aporta alegría a los tristes, luz a los que viven en la oscuridad y liberación a los oprimidos, reflexiona y agrega: “Lleva al mundo a la unidad y la reconciliación”, se lee en el mensaje que continúa diciendo: “La resurrección de Cristo es el poder de ofrecer al mundo la posibilidad y la chance de un nuevo comienzo”.

Leer el texto completo del mensaje de Pascua de 2022