Image
CC2021 press conference

Conferencia de prensa de inauguración de la reunión del Comité Central del CMI que se celebrará en línea del 23 al 29 de junio de 2021.
 

Fotografía:

Durante los confinamientos impuestos por la pandemia mundial, el Consejo ha aumentado su capacidad de comunicar a través de las fronteras, dijo la Dra. Agnes Abuom, moderadora del Comité Central del CMI, el principal órgano rector entre las asambleas, en una conferencia de prensa mantenida el 24 de junio.

“Como comunidad, nos hemos comprometido a permanecer juntos y avanzar juntos, independientemente de los desafíos que afrontamos, a nivel económico o social, y, por supuesto, la comunidad de iglesias del CMI sigue buscando la unidad de la iglesia y la unidad de la humanidad”, dijo Abuom.

“Estamos en una situación en que, como iglesia, como comunidad, debemos infundir esperanza a la gente. El eje central de nuestro ministerio es ofrecer esperanza en medio de la desesperanza; amor en medio de la división, la separación y la pérdida de vidas”.

Reconciliación y unidad

Abuom habló en el marco de la reunión del Comité Central del CMI que se celebra del 23 al 29 de junio con miras, principalmente, a preparar la 11ª Asamblea del CMI, que tendrá lugar en 2022 en Karlsruhe (Alemania) bajo el tema “El amor de Cristo lleva al mundo a la reconciliación y la unidad”.

La moderadora también abordó una cuestión crucial que se plantea en los meses que preceden la Asamblea: la justicia en el acceso a las vacunas, un punto en el que el mundo en desarrollo queda muy rezagado con respecto al mundo desarrollado por lo que se refiere al número de personas que han recibido dosis para frenar la COVID-19.

“Yo misma tuve que luchar para recibir la segunda dosis de la vacuna antes de venir aquí”, dijo Abuom, de la Iglesia Anglicana de Kenia.

“Esto muestra que el acceso limitado a las vacunas en el Sur Global, también en mi país, podría convertirse en un elemento disuasorio para muchos de nuestros delegados a la Asamblea”, indicó. “Por lo tanto, abogamos a favor de la justicia en la distribución y el acceso a las vacunas”.

El secretario general en funciones del CMI, Rev. Prof. Dr. Ioan Sauca, afirmó que el mundo ha cambiado de una manera que nadie habría podido imaginar cuando el Comité Central se reunió por última vez en Ginebra en 2018.

La pandemia tomó al mundo por sorpresa y sigue causando un enorme sufrimiento y exacerbando las desigualdades existentes y emergentes.

Oración en línea

“Del mismo modo que muchas iglesias pasaron a la oración y el culto en línea, el CMI también se adaptó ofreciendo oportunidades para la oración mundial y regional y la oración diaria”, observó Sauca.

“Este ha sido uno de los acontecimientos más inspiradores, estar más profundamente conectados a través de la oración, orar unos por otros y orar por nuestras iglesias y por el mundo”.

La pandemia ha hecho más visibles muchas de las desigualdades existentes, “en particular el pecado del racismo”, y superar el racismo es una prioridad para el CMI.

En relación con la Asamblea aplazada al año que viene, Sauca dijo: “Albergamos muchas esperanzas de que el próximo año podamos reunirnos en Karlsruhe (Alemania) en agosto-septiembre, y esto es lo que estamos planificando, barajando diversos escenarios posibles en cuanto a los requisitos sanitarios”.

Un periodista observó que Sauca es, como miembro de la Iglesia Ortodoxa Rumana y secretario general en funciones, el primer ortodoxo en dirigir el CMI y le pidió un comentario al respecto.

“Tengamos un lenguaje, que es el lenguaje de la iglesia y es entendido por los miembros de nuestras iglesias, sin por ello olvidar de hablar de las necesidades del mundo y de cómo se debería aplicar el Evangelio en respuesta a dichas necesidades”.

 Abuom explicó que el motivo por el que el CMI todavía no ha elegido un secretario general es porque el Reglamento exige que la elección tenga lugar en una reunión presencial del Comité Central.

Fotografía

Vídeo

Comité Central 2021

la 11ª Asamblea del CMI en Karlsruhe

Jueves de negro