Image
Bishop Dr Isaac Mar Philoxenos

El miembro del Comité Central del CMI, el obispo Dr. Isaac Mar Philoxenos, habla de un ejemplo del “amor de Dios en acción” durante una reunión confesional.

Fotografía:

Fundado por la Iglesia Siria Mar Thoma de Malabar (India) en 1994, el Centro Navjeevan ha sido pionero en el enfoque holístico de la transformación social, según el cual el desarrollo de la infancia a través de la educación, la atención sanitaria, la alimentación y la vivienda ocupa un lugar central. El miembro del Comité Central del CMI, el obispo Dr. Isaac Mar Philoxenos, describe la labor del centro como una expresión del “amor de Dios en acción, que ilumina la vida de muchas personas”. 

“Se trata de habilitar a los niños y niñas para que sean capaces de mitigar su pobreza y vivir con dignidad”, explica. 

Todo comenzó cuando empezamos a ayudar a las mujeres del barrio rojo de Bombay y a sus hijos. Allí muchas vivían atrapadas en la industria de la prostitución. Mediante la creación de oportunidades laborales alternativas y de esfuerzos destinados a la integración social de esas familias, el proyecto Navjeevan ha permitido a miles de mujeres dejar atrás esa denigrante ocupación y ha devuelto sentido y dignidad a sus vidas. Y, además, ha impedido que sus hijos se conviertan en víctimas de la misma industria. 

A través de programas destinados tanto a los menores como a sus madres, y de programas de extensión en los pueblos —todos con el propósito de lograr la autonomía a través del crecimiento sostenible— Navjeevan adopta un enfoque holístico de la transformación social.  

“La pobreza solo puede aliviarse si se abordan sus causas profundas. En primer lugar, los niños necesitan un techo, alimentos, atención y compasión para desarrollarse; y, en segundo lugar, necesitan educación. La dimensión comunitaria es crucial para convencer a las mujeres que trabajan en el barrio rojo de que regresen a sus pueblos; y, a largo plazo, de que nunca abandonen sus pueblos”, explica Philoxenos.
En su opinión, la principal fortaleza de estos programas es que salvan miles de vidas en el barrio rojo y que alimentan la esperanza de una mejor vida para las mujeres desfavorecidas y explotadas sexualmente y para sus hijos.  

Al buscar atajar tanto las causas profundas del problema como la miseria que acarrea, el proyecto Navjeevan ha inspirado a iglesias de todo el mundo a poner en marcha programas similares.  

También el proyecto Light to Life India (Luz para la vida), derivado del proyecto Navjeevan y dirigido por la Iglesia Siria Mar Thoma de Malankara, se centra en la transformación social y el desarrollo comunitario a través de la educación de la infancia.    

“A pesar de los muchos obstáculos que tenemos que superar, estos programas han servido como modelos de transformación social. Han tenido una clara e importante repercusión sobre las vidas de muchas personas. Lo que hacemos es repartir el amor que hemos recibido de Dios, y, a través de nuestras acciones, brindar mejores oportunidades a las personas en situación de necesidad. Damos testimonio cristiano a través de la virtud”, concluye Philoxenos. 

La moderadora de la reunión confesional, Frederique Seidel, principal responsable del programa del CMI sobre derechos de la infancia y soluciones climáticas y directora de alianzas de este, coincide con Philoxenos: “Este es un ejemplo concreto del Compromiso de las Iglesias con la Niñez que busca resolver simultáneamente varios problemas de base. Ayudar a los niños y niñas a salir de las sombras y a caminar en la luz, dotarlos de autonomía para que sean agentes en sus comunidades, y transformar situaciones injustas es un enfoque que une a las iglesias y a sus asociados en el camino hacia un futuro mejor”, afirma.

Reunión del Comité Central del CMI, junio de 2022

Fotografías de la reunión del Comité Central del CMI, junio de 2022

WCC’s Engagement for Children