Image
Suva, Fiji, 2020

Suva (Fiyi) 2020.

Fotografía:

“Tonga sigue recuperándose lentamente tras la gran erupción volcánica y el posterior tsunami que se produjeron en el pasado mes de enero. Las comunicaciones se han visto interrumpidas. La recuperación se ha complicado debido a un brote de la variante ómicron provocado por los trabajadores humanitarios. La región sigue viéndose afectada por patrones meteorológicos extremos como consecuencia del cambio climático”, afirmó el Rev. James Bhagwan, secretario general de la Conferencia de Iglesias del Pacífico.

Los problemas de autodeterminación y justicia continúan en la región, especialmente en Maohi Nui/Polinesia Francesa, Kanaky/Nueva Caledonia y Tanah Papua/Papúa Occidental. La región del Pacífico expresó su sincero agradecimiento al CMI por la defensa y el apoyo constantes a estas comunidades.

La pandemia y las catástrofes naturales
En medio de todos los desafíos de la pandemia y las catástrofes naturales, se han producido algunos cambios esperanzadores en cuanto a la eliminación de las restricciones, y también se ha levantado el toque de queda en algunos lugares del Pacífico. 

El Rev. Bhagwan añadió: “Más del 90% de las personas adultas de Fiyi ya han sido vacunadas. Como dijo el gobierno: ‘sin vacuna, no hay trabajo.’” Como era de esperar, esto ha creado problemas en la iglesia, ya que algunos/as ministros/as de la iglesia y algunas congregaciones no quieren vacunarse. Las iglesias están abordando actualmente el tema de las dudas en relación con las vacunas y tratando de encontrar la manera de proporcionar atención pastoral y apoyo a quienes no quieren vacunarse.”

Tagolyn Kabekabe destacó que “Las gentes de las Islas Salomón tienen una dinámica muy basada en las relaciones personales y, cuando se les pide que se pongan en cuarentena o se aíslen por voluntad propia, les resulta muy difícil, debido a que tienen la costumbre de relacionarse con los demás. Esto, por lo tanto, también contribuye a la propagación de la COVID”. 

“En estos momentos, hay miedo y angustia en la comunidad, y la iglesia sigue orando por la esperanza para el futuro”, añadió el Rev. Dr. Leatulagi Faalevao.

Preparativos para la Asamblea
Las iglesias siguen orando por la esperanza mientras se esfuerzan por hacer todo lo posible para apoyar a la comunidad durante los confinamientos y los toques de queda, a pesar de que todavía no han empezado a trabajar en los programas que tienen previstos para este año debido a los confinamientos, el cierre de fronteras y los toques de queda en algunas zonas.

La región del Pacífico tiene la esperanza de poder contribuir a las conversaciones ecuménicas, concretamente sobre el tema de la misión desde los márgenes, así como de que su juventud pueda estar representada en el Encuentro ecuménico de la juventud. 

La Rev. Dra. Seforosa Carroll, responsable del programa de Misión desde los márgenes, afirmó que: “hay planes para llevar a cabo actividades de desarrollo de capacidades con los delegados y delegadas de la región del Pacífico para que tengamos una sólida representación del Pacífico en la Asamblea en su conjunto y para lograr una participación plena, ya sea presencial o virtualmente”.

Las iglesias del Pacífico siguen preocupadas por su participación en la Asamblea debido al cierre de las fronteras internas y externas. El Rev. Bhagwan expresó su preocupación por el hecho de que: “de momento, solo están abiertas las fronteras de Fiyi, y eso significa que solo los delegados de Fiyi pueden viajar para participar en la Asamblea de manera presencial”. 

Mientras se preparan para la reunión de los líderes de las iglesias del Pacífico, que tendrá lugar a finales de marzo, con el fin de preparar la Asamblea, los líderes de las iglesias del Pacífico también quieren alentar a las iglesias miembros del Pacífico a que se comprometan a apoyar a los delegados y delegadas en las responsabilidades que asuman para la Asamblea.

Solidaridad con las diferencias horarias
Para concluir, los líderes de las iglesias del Pacífico pidieron al CMI y al Comité Central que se solidaricen con la región del Pacífico en lo que respecta a la diferencia horaria durante estas importantes reuniones, ya que esta diferencia es motivo de que la participación de su región sea muy escasa.
Los líderes de las iglesias del Pacífico instan a que se reflexione seriamente sobre esto y, tal vez, se plantee un sistema de alternancia de horarios en solidaridad con las diferentes regiones para que también puedan tener más participación e implicación en estos espacios.

Reunión del Comité Central del CMI 2022
Más información sobre la 11ª Asamblea del CMI
Más información sobre la Conferencia de Iglesias del Pacífico