Evento

Siete Semanas para el Agua 2021

La Red Ecuménica del Agua del Consejo Mundial de Iglesias (CMI-REDA) les invita a aprovechar el tiempo de Cuaresma para reflexionar sobre el don de Dios del agua. Desde 2008, el CMI, a través de su campaña “Siete semanas para el agua”, proporciona semanalmente reflexiones teológicas y otros recursos sobre el agua para las siete semanas de Cuaresma y para el Día Mundial del Agua, el 22 de marzo (que siempre se observa durante el período de Cuaresma).

Image
standing rock march

Las voces de la iglesia se han sumado al coro de voces que reclaman el respeto de los derechos de los pueblos indígenas y la ecojusticia en relación con Standing Rock, un lugar que está en el centro de la lucha contra el trazado propuesto del oleoducto Dakota Access (DAPL, por su sigla en inglés) en Dakota del Norte (Estados Unidos). Steven D. Martin/NCCCUSA/CMI

Fotografía:

Según la tradición cristiana, la Cuaresma es un momento para preparar la celebración de la muerte y la resurrección de Cristo. Durante este período, muchas personas practican el ayuno y la moderación o la abnegación para centrarse en el arrepentimiento y consagrarse a Dios. A pesar de que el agua tiene un potente significado espiritual en la tradición cristiana como don de Dios, la contaminación y el uso indebido que hace el ser humano amenazan este recurso esencial, y miles de millones de personas carecen de acceso al agua potable.

La peregrinación de justicia y paz del CMI tendrá un enfoque regional en América del Norte en 2021. Por consiguiente, las Siete semanas para el agua de este año nos llevarán a una peregrinación de justicia del agua en la región de América del Norte. Exploraremos lugares mundialmente conocidos: Flint (Michigan), ciudad representativa de las muchas ciudades estadounidenses con el agua potable contaminada por plomo; Standing Rock, donde los siux de Dakota han luchado con éxito contra la destrucción de las aguas sagradas por el oleoducto Keystone, y la Nación Navajo, donde la falta de agua para lavarse las manos ha aumentado el número de víctimas de la pandemia de COVID en el suroeste.También exploraremos otros lugares cuya historia es menos conocida en los que se busca la justicia del agua, desde los verdes valles de California hasta los arroyos de salmón del Pacífico Noroeste de Estados Unidos. Los autores y autoras de las reflexiones son teólogos/as y activistas de la justicia del agua de diversas tradiciones religiosas.

Las reflexiones muestran que América del Norte se enfrenta a diversos problemas relacionados con el agua:

  • garantizar agua limpia para lavarse las manos y protegerse de la COVID-19 y otras enfermedades; 
  • luchar por acabar con la lacra del agua potable contaminada con plomo en Flint y en otras ciudades estadounidenses; 
  • garantizar que el salmón y otros peces de agua dulce tengan agua para poder sobrevivir y prosperar; 
  • proteger las fuentes subterráneas de agua potable de la contaminación causada por actividades como la agricultura y la fracturación hidráulica para extraer petróleo y gas natural;
  • evitar el agotamiento de las fuentes de agua subterráneas debido a las excesivas extracciones agrícolas, que amenazan la disponibilidad de las aguas subterráneas para las generaciones futuras;
  • luchar para evitar la destrucción de aguas sagradas con el objetivo de transportar combustibles fósiles que deberían permanecer bajo tierra, ya que las sequías inducidas por las emisiones de gases de efecto invernadero que afectan a Occidente son cada vez más frecuentes y graves; 
  • eliminar los embalses que destruyen innecesariamente los ríos, así como a las criaturas que dependen de ellos, y que tan solo contribuyen modestamente, en el mejor de los casos, a las economías locales, y
  • denunciar la mercantilización del agua hasta el punto de que los especuladores comercian ahora con futuros del agua en Wall Street como el máximo abuso del don de Dios para la vida.

Aunque Norteamérica goza en general de abundantes recursos hídricos, los problemas relacionados con el agua a los que se enfrentan los norteamericanos se asemejan a los de los pueblos de todo el mundo. Al destacar los complejos problemas relacionados con el agua en esta región, las reflexiones de esta serie resuenan con las luchas a las que se enfrentan las personas en todas las regiones, revelando las dimensiones verdaderamente mundiales de la peregrinación de la justicia del agua.

Durante la Cuaresma de 2021, las iglesias de América del Norte realizarán diversas actividades centradas en las Siete semanas para el agua. No obstante, debido a la pandemia sin precedentes de COVID-19, una serie de eventos se llevarán cabo de manera virtual durante el periodo de Cuaresma.

Como en años anteriores, el Consejo Mundial de Iglesias ha solicitado reflexiones bíblico-teológicas y recursos sobre la crisis del agua en la región de América del Norte, que se publicarán en línea. Invitamos a nuestras iglesias miembros de todo el mundo a utilizar estos recursos durante el período de Cuaresma. En la página web de la Red Ecuménica del Agua del CMI también se publicarán entrevistas a activistas norteamericanos/as del agua, incluyendo a los/las autores/as de estas reflexiones de Cuaresma.

En colaboración con el comité anfitrión de la peregrinación de justicia y paz y el Grupo Internacional de Referencia de la Red Ecuménica del Agua, también se están planteando una serie de seminarios en línea sobre los temas mencionados anteriormente durante el período de Cuaresma para profundizar en las cuestiones relativas al agua de la región de América del Norte.

Más información sobre la campaña “Siete Semanas para el Agua” 2021