World Council of Churches

Una comunidad mundial de iglesias que buscan la unidad, el testimonio común y el servicio

Usted está aquí: Inicio / Documentación / Calendario de oraciones / Chipre, Grecia y Turquía

Chipre, Grecia y Turquía

Estamos agradecidos por: la presencia y el testimonio de la iglesia durante 2.000 años en Asia Menor (ahora Turquía, Chipre y Grecia) –la región en la que San Pablo y otros apóstoles sembraron las semillas de la fe cristiana– , y por la influencia de la cultura griega en la iglesia primitiva; los Padres de la Iglesia procedentes de esta región, donde fueron convocados los siete concilios ecuménicos, junto con los muchos hombres y mujeres que fueron mártires cristianos; la labor precursora del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla en su búsqueda de la unidad de los cristianos y de la protección del medio ambiente; las oleadas de migrantes y refugiados que han recorrido recientemente estas tierras y por todos aquellos que han acudido en su ayuda.
Chipre, Grecia y Turquía

Chipre, 2012

21 - 27 de enero de 2018

Intercesiones

Estamos agradecidos por:

  • la presencia y el testimonio de la iglesia durante 2.000 años en Asia Menor (ahora Turquía, Chipre y Grecia) –la región en la que San Pablo y otros apóstoles sembraron las semillas de la fe cristiana– , y por la influencia de la cultura griega en la iglesia primitiva;
  • los Padres de la Iglesia procedentes de esta región, donde fueron convocados los siete concilios ecuménicos, junto con los muchos hombres y mujeres que fueron mártires cristianos;
  • la labor precursora del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla en su búsqueda de la unidad de los cristianos y de la protección del medio ambiente;
  • los migrantes y refugiados que han recorrido recientemente estas tierras y por todos aquellos que han acudido en su ayuda.

Oramos por:

  • la sanación de los recuerdos y las heridas infligidas por los genocidios de principios del siglo XX en las comunidades armenia, griega y asiria, y por las tensiones actuales en estas tierras;
  • un mayor respeto de todos los grupos minoritarios y de sus reivindicaciones;
  • aquellos que trabajan por la justicia y la reconciliación;
  • las personas que sufren debido a las crisis económicas y políticas que afectan a estos países;
  • gobiernos democráticos más estables que promuevan el bien de todos.

 

Oraciones

Nuestra alma te busca desde el amanecer, oh Dios,
porque tus mandamientos son luz.
Enséñanos tu justicia
y haznos dignos de seguir tus mandamientos con todas nuestras fuerzas.
Aleja de nuestros corazones toda oscuridad.
Concédenos el Sol de justicia
y protege nuestras vidas de las malas influencias
con el sello del más Santo Espíritu.
Dirige nuestros pasos por el camino de la paz
y concédenos que esta mañana esté llena de paz
para que podamos elevar los himnos matutinos
a ti, Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo,
Dios único,
que eres eterno
y creador de todas las cosas.
Amén

(Extracto de una oración matutina a la Santísima Trinidad de San Basilio el Grande, IV siglo. En: Let us pray to the Lord, p. 58; Publicaciones del CMI.)

Oración a Jesucristo

Tú que en todo tiempo y a toda hora en el cielo y en la tierra eres adorado y glorificado Cristo Dios muy paciente, de gran piedad, muy benevolente, Tú que amas a los justos y tienes misericordia de los pecadores, llamando a todos a la salvación, prometiendo los bienes futuros; Tú, oh Señor, recibe en esta hora, nuestras súplicas, y dirige nuestras vidas en las sendas de tus mandamientos. Santifica nuestras almas, purifica nuestros cuerpos, guía nuestros pensamientos, purifica nuestras intenciones; líbranos de toda aflicción, maldad y dolencia; rodéanos con tus santos ángeles, para que con su poder seamos guiados y protegidos a fin de llegar a la unidad de la fe y al conocimiento de Tu inaccesible gloria, porque eres bendito y glorificado por los siglos de los siglos. Amén

(Del Servicio de las horas)

Letania

Sacerdote: Ten piedad de nosotros, Oh Dios, conforme a tu gran Misericordia, te lo pedimos: escúchanos y ten piedad.  
Respuesta cantada: Kyrie eleison (3 veces – después de cada petición)

Oramos de nuevo por todas las personas responsables de nuestras iglesias y comunidades y por todos nuestros hermanos y hermanas en Cristo, por cada alma cristiana afligida y cansada, necesitada de las misericordias y ayuda de Dios.
Kyrie eleison.
Oramos de nuevo por la protección de esta ciudad y de las personas que la habitan; por la paz en todo el mundo; por el bienestar de las santas Iglesias de Dios; por los siervos de Dios aquí presentes y todas las personas que trabajan por el movimiento ecuménico.
Kyrie eleison.
Oramos de nuevo por la salvación y ayuda de las personas que trabajan y sirven; por los que viajan; por que los enfermos se curen; por la salvación de los cautivos y refugiados.
Kyrie eleison.
Oramos de nuevo por el descanso, refrigerio y santa memoria de …y el perdón de los pecados de todas las personas que han partido antes de tiempo y que yacen aquí y por todas partes.
Kyrie eleison.
Oramos de nuevo por que Dios mantenga esta ciudad y todas las ciudades y países libres de hambruna, pestilencia, terremotos, inundaciones, incendios, polución, guerra y enfrentamientos civiles, que nuestro buen Dios que ama a la humanidad sea clemente y misericordioso y nos libre de su justo castigo inminente y que tenga piedad de nosotros.
Kyrie eleison.
Oramos de nuevo que Dios nuestro señor escuche las oraciones de nosotros los pecadores y tenga piedad de nosotros.
Kyrie eleison.
Escúchanos, Oh Dios nuestro salvador, esperanza de todos los términos de la tierra y de los más remotos confines del mar; y ten misericordia, ten misericordia, Oh Maestro, de nosotros los pecadores y ten piedad de nosotros. Porque eres un Dios misericordioso que ama la humanidad y toda tu creación,  al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos.
Amén.
En: Let us pray to the Lord, p. 89-90; Publicaciones del CMI.