World Council of Churches

Una comunidad mundial de iglesias que buscan la unidad, el testimonio común y el servicio

Usted está aquí: Inicio / Sala de prensa / Noticias / “¡No teman! Estamos llamados a ofrecer esperanza”, dijo Tveit

“¡No teman! Estamos llamados a ofrecer esperanza”, dijo Tveit

“¡No teman! Estamos llamados a ofrecer esperanza”, dijo Tveit

Foto: CMI

07 de enero de 2018

Versión en español publicada el: 10 de enero de 2018

La visita a China da inicio a las celebraciones del 70º aniversario del Consejo Mundial de Iglesias (CMI). En Beijing, el secretario general del CMI, Rev. Dr. Olav Fykse Tveit, pronunció un sermón el 7 de enero en la Iglesia Chongwenmen, una de las iglesias protestantes más antiguas de China, sobre el tema “Jesucristo, la alegría del mundo”. El Dr. Tveit transmitió los saludos de la comunidad viva que cuenta con 348 iglesias miembros en el mundo entero.

La Iglesia Chongwenmen, construida en 1870 por metodistas estadounidenses, es una de las iglesias protestantes más antiguas de China. En 1900, fue destruida durante el Levantamiento de los bóxers, y reconstruida a continuación en 1904. Permaneció cerrada durante la Revolución Cultural, y se reabrió en 1980. Es un referente para miles de cristianos, que celebran en esta iglesia cinco servicios de culto cada domingo con numerosos participantes jóvenes. Hoy vinieron aproximadamente mil personas al culto para orar juntas.

 

En su sermón, Tveit dijo: “Estamos llamados a compartir las buenas noticias del amor de Dios y de la paz de Dios para todas las personas, independientemente de quiénes sean o del pueblo al que pertenezcan”.

Tveit hizo especial alusión en su sermón al papel de las iglesias en China y del CMI a la hora de proteger a los niños y promover los esfuerzos por la paz en la península de Corea, Oriente Medio y Colombia.

“Las primeras palabras sobre Jesucristo fueron palabras de alegría. Es, en verdad, un placer visitarles aquí en Beijing durante la época de Navidad en que celebramos esta alegría. En el mundo de hoy, necesitamos algo que realmente pueda unirnos como seres humanos en una alegría sostenible que traspase todas las fronteras”, dijo Tveit.

“La luz está llegando al mundo... La dignidad de ser humano es afirmada por Dios, incluso en el momento en que es obviamente más vulnerable, cuando se es un recién nacido. Todos hemos sido creados a imagen de Dios”.

“Ahora el mensaje del cielo se dirige a todas las personas. Todos nosotros debemos recibir la misma atención como seres humanos, porque todos tenemos las mismas necesidades y los mismos derechos de protección”, añadió Tveit.

“El movimiento ecuménico se basa en la perspectiva para ‘todo el pueblo’. La alegría de la Navidad está en el centro del trabajo y del llamamiento del Consejo Mundial de Iglesias cuando aquí, en Beijing (China), y ahora, en este día del período de Navidad, damos inicio a las celebraciones del 70º aniversario del CMI”, dijo Tveit. Y prosiguió: “La alegría de la Navidad ha animado a las iglesias durante los últimos setenta años –también a su iglesia protestante en China– a dar un testimonio común de Jesucristo y a disponerse a trabajar por la alegría de todas las personas y la promoción de la paz en la Tierra”.

“Esta alegría de la Navidad puede seguir uniéndonos como iglesias y como seres humanos en un mundo que puede mejorar aunque está todavía muy dividido y fragmentado. A pesar de que muchos han salido de la pobreza, como en el caso de su país, muchas personas en el mundo siguen sufriendo a causa de la pobreza, las enfermedades sin curar, los conflictos, el miedo, la soledad e incluso la desesperanza”.

Tveit mencionó asimismo el papel de las iglesias en China. “Seguimos compartiendo las buenas noticias de Jesucristo con todas las personas. Las noticias sobre la vida y el crecimiento de la iglesia en China han sido muy buenas para la familia del Consejo Mundial de Iglesias. Su testimonio cristiano, durante y después de tiempos muy difíciles para su iglesia, ha brindado esperanza a muchos en el mundo”.

Tveit concluyó su sermón recordando los diferentes conflictos que se están produciendo en el mundo. “La alegría de la Navidad es un mensaje a todos los que viven sin paz. En estos días ustedes viven con el peligro de que estalle una guerra en sus países vecinos de la península de Corea. El pueblo coreano ha estado presente en nuestras oraciones y ha sido objeto de nuestra atención desde hace mucho tiempo, y especialmente en los últimos meses. Como Consejo Mundial de Iglesias, compartimos su miedo y su fe en el Príncipe de paz, Jesucristo. Este año también prestaremos particular atención a los pueblos de América Latina y sus necesidades de paz, especialmente en Colombia”.

“En estas fechas navideñas, se nos recuerda de forma especial la necesidad de una paz justa para nuestros hermanos y hermanas y para todos los pueblos de Belén y de Oriente Medio”.

El CMI visita China

El secretario general del Consejo Mundial de Iglesias (CMI), Rev. Dr. Olav Fykse Tveit, y una delegación del CMI visitan a iglesias miembros de China del 7 al 16 de enero. La delegación del CMI incluye, además de a Tveit, a la presidenta del CMI para Asia, Dra. Sang Chang, y al Rev. Dr. Peniel Rajumkar, encargado del programa de Diálogo Interreligioso del CMI.

La delegación visitará Shanghái, donde se reunirá con el Consejo Cristiano de China y el Movimiento Patriótico de las Tres Autonomías, así como con dirigentes y estudiantes del Seminario Teológico de la China Oriental. También viajará a Xi’an y visitará la Escuela Bíblica de Shaanxi y la Iglesia Jing Xin. La Dra. Chang predicará el 14 de enero en la Iglesia Gangwashi. La delegación del CMI se reunirá asimismo con líderes religiosos chinos y con representantes de la Administración Estatal de Asuntos Religiosos en Beijing.

 

Lea el sermón (en inglés) del Rev. Dr. Olav Fykse Tveit del 7 de enero de 2018 en Beijing

Visita a China de una delegación del CMI (comunicado de prensa del CMI del 4 de enero de 2018)

Iglesias miembros en China