World Council of Churches

Una comunidad mundial de iglesias que buscan la unidad, el testimonio común y el servicio

Usted está aquí: Inicio / Sala de prensa / Noticias / “Una cosa está clara: las comunidades religiosas pueden ser poderosos impulsores del cambio”

“Una cosa está clara: las comunidades religiosas pueden ser poderosos impulsores del cambio”

“Una cosa está clara: las comunidades religiosas pueden ser poderosos impulsores del cambio”

© Albin Hillert/CMI

31 de agosto de 2017

Versión en español publicada el: 31 de agosto de 2017

Por Albin Hillert*

Reunidos en la Semana Mundial del Agua, en Estocolmo (Suecia), el 30 de agosto, los representantes de diversas comunidades y organizaciones religiosas dedicadas a los asuntos relacionados con el agua celebraron una reunión para estudiar las formas en que las comunidades religiosas pueden ayudar a alcanzar el sexto Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS): garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos.

La reunión, titulada “El agua y la fe: estableciendo alianzas para alcanzar los ODS”, fue la segunda reunión consecutiva sobre fe y agua celebrada en la Semana Mundial del Agua. Dando a conocer las buenas prácticas que llevan a cabo las comunidades religiosas para ayudar a alcanzar los ODS relativos al agua y el saneamiento, se destacó la importancia de trabajar juntos, dentro de las tradiciones de la iglesia, con un enfoque ecuménico y en colaboración con las comunidades religiosas y la comunidad del agua en general.

El Rev. Henrik Grape, de la Iglesia de Suecia y coordinador del Grupo de trabajo del Consejo Mundial de Iglesias (CMI) sobre Cambio Climático, dijo: “antes pensábamos a veces que en muchos de los problemas relacionados con el clima y el agua, al final, la tecnología vendría a rescatarnos”. “Pero hoy vemos que, aunque ha habido muchos avances esperanzadores en el área de la tecnología y las soluciones respetuosas con el medio ambiente, también necesitamos organizaciones y comunidades basadas en valores que actúen como vectores del cambio, que tomen medidas y generen cambios en nuestro comportamiento y nuestros hábitos”.

“Hay una cosa que me ha quedado clara a lo largo de los años”, agregó Peter Weiderud, director del Instituto Sueco Alejandría (SwedAlex), “a veces tendemos a ver a los líderes y comunidades religiosos como algo constante, fijo, algo que no puede cambiar. Creo que deberíamos hacer lo contrario. Si logramos abordar los problemas del agua como debe ser, las comunidades religiosas pueden suponer un valiosísimo recurso para impulsar el cambio en muchas comunidades”.

El tema del agua está presente en muchas de las religiones del mundo, observaron los participantes, y rara vez hace falta convencer a un líder religioso de la importancia y la naturaleza sagrada del agua como fuente de vida. Por lo que deberíamos centrarnos principalmente en consolidar los múltiples proyectos relacionados con el agua que llevan a cabo las comunidades religiosas en todo el mundo.

En representación de la comunidad hindú, Kiran Bali, de la Iniciativa de las Religiones Unidas, dijo: “para nosotros no se trata de si uno pertenece a una religión o a una tradición indígena concreta; lo que hemos decidido hacer es analizar los rituales religiosos que existen y buscar la manera de que sean respetuosos con el medio ambiente”.

“Hay tantos ejemplos de comunidades religiosas que trabajan juntas a nivel comunitario para ayudar a preservar el agua, a conservarla o a limpiarla, y creo que es de suma importancia que, como comunidades, sigamos revisando las prácticas de nuestras religiones”, concluyó Kiran Bali.

Las alianzas sostenibles se centran en avanzar

“Estoy muy satisfecho de ver lo que hemos logrado este año en la Semana Mundial del Agua”, dijo Dinesh Suna, coordinador de la Red Ecuménica del Agua del CMI. “Mirando hacia el futuro, ahora lo que queremos es consolidar las asociaciones y conexiones establecidas en los asuntos relacionados con el agua. Una de las medidas que estamos adoptando en ese sentido es la elaboración de una publicación de investigación, basada en datos objetivos, que verá la luz próximamente y que mostrará la verdadera acción de las comunidades religiosas en los asuntos del agua y el saneamiento, en el marco del sexto ODS”.

“Cuando dimos los primeros pasos para implicar aquí, en la Semana Mundial del Agua, a las comunidades religiosas y a la comunidad del agua, tuve miedo de que fuera un acontecimiento aislado al que asistiría mucha gente pero del que no saldría ningún compromiso a largo plazo”, añadió el Rev. Grape. “Así que estoy muy contento de haber logrado este seguimiento, y veo una prometedora perspectiva para una tercera ronda el año que viene”.

“La reunión de hoy ha sido muy alentadora”, dijo la Dra. Asa Elfström, de la Iglesia de Suecia, y miembro fundadora de la Red Ecuménica del Agua del CMI, “porque ha demostrado que el compromiso religioso en los problemas del agua no solo se ha mantenido firme durante más de una década, sino que ahora, claramente, ha pasado también al ámbito internacional”.

El Rev. Adam Russell Taylor, director de la Iniciativa Religiosa en el Grupo Banco Mundial, concluyó: “para garantizar el acceso al agua para todos y alcanzar los ODS, está claro que tenemos que utilizar los activos y recursos únicos que se nos han otorgado a cada uno. Y hablando desde la perspectiva del Grupo Banco Mundial, la cuestión ya no es si debemos o no cooperar con las comunidades religiosas para impulsar el desarrollo, sino de qué manera podemos hacerlo”.

La reunión fue organizada por la Red Ecuménica del Agua del CMI, en colaboración con la Iglesia de Suecia, la Asociación Mundial para el Agua, el Instituto Internacional del Agua de Estocolmo y el Instituto Sueco Alejandría (SwedAlex).

Descargue gratuitamente imágenes en alta resolución de la reunión El agua y la fe: estableciendo alianzas para alcanzar los ODS”

El CMI celebra un evento público en la Semana Mundial del Agua en Estocolmo (comunicado de prensa del CMI del 25 de agosto de 2017) (en inglés)

La fe es clave para alcanzar los ODS, según un panel de la Semana Mundial del Agua (comunicado de prensa del CMI del 31 de agosto de 2016)

Semana Mundial del Agua en Estocolmo (en inglés)

*Albin Hillert trabaja para el departamento de comunicación del Consejo Mundial de Iglesias.