World Council of Churches

Una comunidad mundial de iglesias que buscan la unidad, el testimonio común y el servicio

Usted está aquí: Inicio / Nuestra labor / Comunidades justas e incluyentes

Comunidades justas e incluyentes

En relación con la unidad y la misión de la iglesia, este proyecto tiene como objetivo exhortar a las iglesias a que hagan frente al problema de la exclusión y la discriminación que sufren las personas con discapacidades, los indígenas, los pueblos oprimidos a causa de su raza, las minorías étnicas y los dalit, y construyan comunidades justas e incluyentes.

Como muestra de su compromiso con la justicia, la dignidad humana y la liberación, desde sus comienzos, el CMI ha acompañado fielmente a las personas discriminadas y excluidas -minorías raciales y étnicas, personas con discapacidad, pueblos indígenas, Dalits y otros- en sus luchas. Durante décadas, ha facilitado la reflexión común, el análisis, la defensa de causas y la comunicación entre ellos. Ha apoyado sus esfuerzos a nivel local, nacional e internacional, alentando a las iglesias y las sociedades a que sean más justas, receptivas e incluyentes.

A pesar de que el mundo globalizado dice conectar a las personas, parecen activas varias formas de exclusión, tanto antiguas como nuevas. Algunas de ellas se adentran en la vida de las iglesias e influencian la respuesta de éstas a lo diferente y a varias formas de exclusión. La xenofobia y la violencia racial están en aumento con la migración de personas a gran escala en todo el mundo. La lucha de los pueblos indígenas por su tierra, identidad e idioma y por la supervivencia de su cultura continúa; asimismo, siguen en la India los esfuerzos por eliminar la discriminación secular basada en las castas. Han surgido nuevos desafíos para las personas con discapacidad en el contexto de la globalización económica y la violencia generalizada.

Este proyecto engloba el trabajo sobre el racismo, los pueblos indígenas, los Dalits y las personas con discapacidad. El objetivo es alentar a las iglesias a que aprendan de las experiencias de defensa de causas de la gente que sufre la discriminación y la exclusión y de otras personas que realizan esta tarea de sensibilización en nombre de las víctimas. El proyecto examina cuestiones como: ¿Qué nos han enseñado estas experiencias y qué poder tiene su testimonio? ¿De qué manera las experiencias, espiritualidad y visiones de los excluidos cuestionan y enriquecen lo que tradicionalmente entendemos por unidad, misión, evangelización, espiritualidad y comunidad cristiana?

Ésta es una actividad teológica con gente que se ve expuesta al racismo, pueblos indígenas, Dalits y personas con discapacidad. No son personas ajenas al problema y sus reflexiones teológicas no están influenciadas por ideologías sociales. Todos ellos pertenecen al cuerpo de Cristo, una parte de la iglesia. El proyecto facilita la reflexión teológica a partir de sus experiencias y visión del mundo, con la esperanza de que sus contribuciones puedan ayudar a las iglesias a transformarse en santuarios de amor, justicia y paz.

Aunque promueve la inclusividad, el proyecto pone de relieve la justicia. Apela a las iglesias para que encaren las culturas y estructuras de exclusión de su entorno. Señala la necesidad de abordar el racismo en sus propias estructuras y en su vida. Alienta a las iglesias a hacer suyas las preocupaciones de los pueblos indígenas y convertirlas en una parte esencial de su vida. Trabaja en estrecha colaboración con las iglesias y los movimientos de la India para garantizar que las luchas de los Dalits por una sociedad sin castas se ven fortalecidas por la solidaridad mundial. Apoya a la Red Ecuménica de Defensa de las Personas Discapacitadas (EDAN) en su labor de creación de redes regionales y mundiales de personas con discapacidad, y a la hora de desafiar a las iglesias a que se conviertan en iglesias para todos.

El trabajo sobre algunas de estas cuestiones específicas se realizará a través de las oficinas establecidas fuera de Ginebra, en colaboración con iglesias, organizaciones ecuménicas y redes regionales o nacionales en contacto estrecho con las comunidades locales. Los destinatarios son las iglesias miembros a nivel local y mundial.

Related News

Retos de la Diaconía en contextos de exclusión

Retos de la Diaconía en contextos de exclusión

La diaconía no es únicamente una respuesta a las personas necesitadas y en situaciones de crisis, sino una reflexión y una búsqueda acerca de las causas estructurales de los conflictos y las acciones necesarias para el cambio, dice el el Rev. Carlos Emilio Ham, responsable de los programas CMI para la diaconía y las relaciones ecuménicas en América Latina y el Caribe.

Ropas negras en la Asamblea por el fin de la violencia contra las mujeres

Ropas negras en la Asamblea por el fin de la violencia contra las mujeres

El estudiante de teología Nishan Weeramunda, de Sri Lanka, eligió con atención la ropa que usaría en la Asamblea del CMI el jueves, una camisa negra. Y lo hizo por una razón noble: para pedir que se ponga fin a la violencia contra las mujeres. El movimiento llamado Jueves en Negro fue iniciado por el CMI en los años 80 y está siendo retomado en esta Asamblea, con el apoyo del tema del encuentro, "Dios de vida, condúcenos a la justicia y la paz".

Los líderes religiosos promueven la protección de las personas desplazadas

Los líderes religiosos promueven la protección de las personas desplazadas

Junto con otras comunidades basadas en la fe, el CMI ha participado en la elaboración de una declaración iniciada por la Agencia de la ONU para los Refugiados que tiene como objetivo incrementar la protección para los más de 40 millones de refugiados, desplazados internos y apátridas que hay en el mundo.