World Council of Churches

Una comunidad mundial de iglesias que buscan la unidad, el testimonio común y el servicio

You are here: Home / ¿Quiénes somos? / Historia

Historia del CMI

Las raíces históricas del Consejo Mundial de Iglesias se remontan a movimientos de estudiantes y laicos del siglo XIX, la conferencia mundial sobre misión de Edimburgo de 1910 y la encíclica del Sínodo (Ortodoxo) de Constantinopla de 1920 en la que se sugería una "comunidad de iglesias" semejante a la Liga de las Naciones. Dirigentes representantes de más de 100 iglesias votaron en 1937-38 la fundación de un Consejo Mundial de Iglesias, pero su inauguración se retrasó a causa del estallido de la segunda guerra mundial.

 

Las raíces históricas del Consejo Mundial de Iglesias se remontan a movimientos de estudiantes y laicos del siglo XIX, la conferencia mundial sobre misión de Edimburgo de 1910 y la encíclica del Sínodo (Ortodoxo) de Constantinopla de 1920 en la que se sugería una "comunidad de iglesias" semejante a la Liga de las Naciones. Dirigentes representantes de más de 100 iglesias votaron en 1937-38 la fundación de un Consejo Mundial de Iglesias, pero su inauguración se retrasó a causa del estallido de la segunda guerra mundial.

Las organizaciones preexistentes que han sido incorporadas en el Consejo a lo largo de decenios son, entre otras, las conferencias internacionales sobre "fe y constitución" (teología, sacramentos y preceptos) y sobre "vida y acción" (ministerios sociales, asuntos internacionales, servicios de socorro) y el Consejo Misionero Internacional, la alianza mundial de iglesias para la paz mundial, así como un consejo descendiente del movimiento de escuelas dominicales del siglo XIX.

En 1946 se emprendieron dos proyectos pioneros del CMI en cooperación con el Consejo Misionero Internacional: la Comisión de las Iglesias para Asuntos Internacionales (CIAI) y el Instituto Ecuménico de Bossey, Suiza. Actualmente el Instituto Ecuménico ofrece títulos de master y doctorado en estudios ecuménicos por medio de la facultad de teología de la Universidad de Ginebra.

Después de la guerra, el Consejo estimuló la creación de ministerios de desarrollo en las iglesias y continúa esta labor entre los refugiados, los emigrantes y los pobres. Durante la guerra fría, el CMI ofreció un foro para el diálogo entre el Este y el Oeste. En 1961, el Consejo Misionero Internacional se fusionó con el CMI, lo que contribuyó a ampliar el programa del Consejo en relación con la misión y evangelización mundiales. El Programa para Combatir el Racismo, aunque controvertido, ayudó a poner fin al apartheid en África del sur. Un documento memorable, Bautismo, Eucaristía y Ministerio (1982), permitió llegar a cierto consenso teológico entre las iglesias en la búsqueda de la plena unidad cristiana.

Cuando nació el CMI en la Primera Asamblea de 1948, había 147 iglesias miembros. Hoy son 347. Predominantemente protestantes y occidentales en los primeros años, el perfil y la identidad de las iglesias del CMI evolucionó durante la década de 1960 con la afluencia de muchas iglesias ortodoxas del Este y las nuevas iglesias autónomas de las antiguas regiones coloniales del Sur. El Concilio Vaticano Segundo mejoró mucho las relaciones entre el CMI y los católicos romanos.

El CMI celebra sus asambleas cada seis a ocho años. La Primera Asamblea tuvo lugar en Ámsterdam, Países Bajos, en 1948, y la X Asamblea se celebró en Busan, República de Corea, en 2013.

Véase la lista de temas y los aspectos fundamentales de las asambleas desde 1948.

Véase la lista de los secretarios generales del CMI desde 1948.

(jpg)